Alarka: «Los responsables de las políticas sanitarias deben hacer lo que dice la ciencia»


Antonio Alarco durante una de sus intervenciones en el Senado. / C7

Médico y senador, diputado canario considera importante el Gran Pacto de Estado para la salud sostenible

Loretta Gutiérrez

Su doble condición de médico y senador -representando a Tenerife en la cámara alta del PP- permite a Antonio Alarco tener una amplia panorámica de la pandemia que hace año y medio trastocó todo, tanto en lo sanitario como en lo político. administración. Al principio señaló la gravedad de lo que debería suceder cuando, a principios de febrero de 2020, asistió al Comité Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en representación del Colegio Internacional de Cirujanos (ICS), una organización global con sede en Chicago, cuyo vicepresidente que es. “En la reunión de la OMS en Ginebra, tuve información directa y horrible sobre lo que estaba pasando”, muestra, “tanto que cuando llegué a mi hospital en Tenerife, le dije a mi servicio que debía cerrar y ella cerró el El 5 de febrero, cinco semanas antes de la declaración de alarma en España ”, añadió, criticando indirectamente la tardía reacción que, a su juicio, se decidió en España.

Representante del PP en la Comisión de Sanidad del Senado, desde el primer foco en la pandemia y sus secuelas, Alarka también ha estado involucrado desde sus inicios en la comisión de seguimiento del coronavirus creada por su partido en febrero de 2020, que planteó una propuesta para formular un ley de pandemias. para evitar futuros litigios relacionados con restricciones sanitarias, con manifestaciones distintas y en ocasiones contradictorias en distintas comunidades autónomas. “Aprobar una ley pandémica es la clave para una valoración no judicial de la salud pública”, dice, “sería una ley orgánica con un solo artículo que se puede aprobar en quince días, creemos que aún es necesario”, agrega. .él.

Sostiene que cuando el sistema de salud se enfrenta a una emergencia, los responsables de la formulación de políticas deben limitarse a gestionar las lecturas de la comunidad científica con el máximo consenso. «Hay que dejar actuar a la ciencia, la solución a los problemas de salud es puramente científica, porque los expertos son los que saben», dijo. Consentir, por lo que se necesita un pacto estatal serio con transparencia para que la salud siga siendo un servicio universal y pueda ser sostenible. Queda mucho por hacer «, añadió.

Como miembro del Colegio Internacional de Cirujanos, formó parte del comité de la OMS que dio la alarma sobre la pandemia.

Como trabajador de la salud, en la práctica diaria se pierde una estrategia nacional para combatir la soledad involuntaria y la reconstrucción psicológica para enfrentar situaciones emocionales que se han visto agravadas por una pandemia. También requiere una acción coordinada para reducir las listas de espera y mejorar la atención de patologías no relacionadas con COVID19. «Son cuatro veces», señala, «seguimos en una pandemia, pero también existen otras patologías, como cáncer, infartos, ictus, y hay listas de espera muy largas que son difíciles de arreglar sin un claro y estrategia coherente «.» – añade.

.

Deja un comentario