Ayuda de 214 millones para la reconstrucción de viviendas destruidas por el volcán


Marcador de posición de Antonio Paniaguaa

El gobierno aprobó este martes un segundo plan de emergencia para las víctimas del volcán de La Palma por valor de casi 214 millones de euros, que tendrá como objetivo paliar las consecuencias de la erupción del volcán en la isla. Estos 214 millones se sumarán a los 10,5 ya asignados por el gobierno para la compra de vivienda y bienes de primera necesidad, como electrodomésticos. El ministro de la presidencia, Félix Bolaños, aseguró que el real decreto que autoriza el otorgamiento de ayudas fue redactado por 17 ministerios. En el ámbito de la vivienda, se apoyará la reconstrucción de viviendas destruidas y emplazamientos industriales. Además, se asiste a los municipios en la recuperación de las infraestructuras colapsadas, ya que el ejecutivo municipal es responsable del ‘cien por ciento de los costos’.

Unos 63 millones de euros se destinarán a un plan de formación y empleo para las palmeras, que se beneficiará de una moratoria de un año y sin intereses de cotización. En este sentido, el Ejecutivo permitirá el rescate anticipado de planes y fondos de pensiones.

El sector de la agricultura y la pesca recibirá una ayuda directa por valor de 20,3 millones de euros para compensar los daños sufridos por el riego, los caminos rurales, la pesca y la acuicultura. También se intercambiarán fincas para que los agricultores puedan continuar con sus actividades, mientras que el costo de las garantías se financiará para que la economía vuelva a funcionar.

Los interesados ​​pueden suspender los contratos de electricidad, posponer el pago hasta seis meses e incluso rescindir estas relaciones contractuales. Para apoyar las infraestructuras de movilidad, se arbitrará una partida de 22 millones de euros para la reconstrucción de la infraestructura y 40,5 millones de euros para las redes de carreteras. De esta cantidad, Bolaños ha indicado que se entregarán 500.000 euros al Cabildo y 40 millones de euros a la comunidad autónoma.

Las víctimas reciben una exención total del impuesto predial de su vivienda, mientras que el pago de las deudas tributarias se puede diferir.

La norma establece medidas para los afectados independientemente de sus necesidades o circunstancias personales, económicas, educativas o sociales anteriores a la situación actual. En este contexto, se aprueba una moratoria de seis meses tanto para hipotecas como para préstamos al consumo, incluido el ‘arrendamiento’.

Erupción de larga duración

La erupción está lejos de terminar. Ante la deformación del suelo, la sismicidad y las estimaciones geoquímicas, «aún quedan días por delante», afirmó Miguel Ángel Morcuende, director técnico del Programa de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca).

Si se toma el catastro, el desastre no es tan grave como sugiere el satélite europeo Copernicus. Comete errores y toma por un edificio que en realidad es una pérgola o un gallinero. Por ello, dadas las nuevas cifras, las estructuras destruidas por la lava ascienden a 726, de las cuales 605 son de uso residencial, 58 de uso agrícola y 30 de uso industrial.

La actividad volcánica ha experimentado poca variación en comparación con el lunes. Las transmisiones se ejecutan donde se ejecutaron los días anteriores y no hay indicios de que alguna de las transmisiones se pueda dividir. La buena noticia es que el lavado que surgió la noche del 30 de septiembre al 1 de octubre «no muestra actividad», argumentó María José Blanco, titular del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias.

Las vibraciones han aumentado en frecuencia e intensidad. Otro enjambre sísmico se ha registrado en el sur de la isla, donde se han observado 120 sismos en las últimas 24 horas. Uno de ellos alcanzó los 3,7 grados en Fuencaliente y otro 3,9 en Mazo, aunque esto ocurrió a una profundidad de 11 kilómetros.

Por ahora, la calidad del aire es buena, a pesar de que desde la erupción volcánica, las emisiones de dióxido de azufre acumuladas son de 250.000 toneladas, mientras que el magma expulsado es de casi 45 millones de metros cúbicos.

fajana

La fajana o delta de lava, la tierra ganada al mar por lava solidificada, continúa creciendo y ahora cubre 32,7 hectáreas. Por ahora, es la Tierra más joven del mundo. El ancho máximo del lance se mantiene en 1.250 metros, un frente que no ha visto variaciones desde el lunes.

Aunque tiene altibajos, el volcán no pierde su poder. El sismo, la impronta energética de la erupción, ha registrado un ligero aumento que se detecta en la vibración de las ventanas. Los científicos han descubierto la apertura de una zona de fisuras a unos 100 metros al noreste del cono principal por donde escapan los gases. Por ahora, estas grietas no son peligrosas.

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), mañana el viento girará y cambiará el curso del penacho de ceniza, que se desplazará hacia el norte y noreste de La Palma, lo que podría afectar al funcionamiento del aeropuerto.

Un peligro es que la lava suba de temperatura, circunstancia que puede derretir las capas inferiores de la ropa.

Dos plantas desaladoras portátiles llegaron a La Palma el martes por la tarde y proporcionarán un caudal de unos 6.000 metros cúbicos diarios a los regantes. Los propietarios de las plantaciones bananeras del Valle de Aridane esperan ansiosos esta contribución, ya que ven amenazados sus cultivos. Además, un camión cisterna de 30.000 metros cúbicos se trasladará desde la península para aumentar la capacidad de riego.

Los profesores y directores de escuela trabajan incansablemente para garantizar que los 4.000 niños que se quedaron sin clases en La Palma regresen a clase lo antes posible.

.

Deja un comentario