Banca, energía o turismo: cómo ganar la bolsa en el segundo semestre


Bolsa de Madrid. / Efe

Ante el aumento de la inflación y los temores de una reacción violenta del banco central, los expertos sugieren ser más selectivos

Datos en la tabla. La evolución del mercado bursátil mundial en la primera mitad del año fue mucho mejor de lo que esperaban los analistas para fines de 2020. Las expectativas de una recuperación económica han permitido que la mayoría de los índices europeos suban más de un 10% en junio. Un índice como el Ibex-35 tiene todo el potencial para ser estimado por unanimidad para todo el año. Ya plenamente comprometidos en el segundo semestre, es necesario preguntarse si los inversores podrán mantener activo el botón de compra desde ahora hasta fin de año, por el contrario, ¿se retirarán antes de que se convierta en un «gran enemigo»? Mercados en los últimos meses: Miedo al aumento de la inflación y cómo afectará a las políticas de estímulo del banco central.

Pese a todo, los expertos lo tienen claro: 2021 seguirá siendo un año de la Bolsa, aunque hay que ser más selectivos. «Seguiremos registrando una alta inflación durante unos meses, pero la perspectiva del BCE será a medio plazo, no a corto plazo», dijo Ar Scar Ars, director de estadísticas del Banco de España. De hecho, recuerda que a finales de 2023 la estimación general de inflación del eurosistema estará en torno al 1,4%, «por lo que no creemos que el brote actual se mantenga estable».

El mismo mensaje lo transmite Roberto Schultz, director de estrategia de UBS España, quien considera en este entorno de retorno temporal de la inflación que continúa la estrategia de grandes transacciones que se han producido desde valores valiosos versus valores al alza. “Aunque la economía mundial está cruzando el punto de máxima aceleración y algunos indicadores del clima manufacturero están comenzando a declinar, vemos perspectivas atractivas en este sector durante los próximos meses”, dice. Según él, este segmento tiene una combinación de factores favorables. «El mercado aún no ha descartado del todo que la fuerte recuperación económica continuará en 2022, ya que hay mucha demanda latente, se restablece el empleo, las empresas están aprovechando las condiciones crediticias favorables para refinanciar y lanzar planes de inversión pública», dijo. .

Schultz cree que el mercado también se beneficiará de la corrección al alza de las expectativas de beneficios, aunque «de forma menos fuerte y desigual que en el primer semestre». En este sentido, apuesta por los valores que aprovechan estas mejoras para recuperar sus dividendos. “Solo si los precios de las materias primas, las empresas petroleras, mineras y siderúrgicas se mantienen iguales, generarán en promedio más del 10% de su capital en efectivo libre que destinarán en dividendos y recompras de acciones. Los bancos se unirán a esta dinámica cuando el BCE dé permiso ”, dijo.

«Nuestro escenario base no refleja la gravedad de la situación financiera»

Oscar Ars

Director de Estadística, Banco de España

«El Ibex no volverá al nivel de beneficios anterior a la crisis hasta 2023»

Raman Forkada

Director de Análisis Bankinter

«Más que ganancias, un gran catalizador mejorará la remuneración de los accionistas»

Roberto Schultz

UBS es un estratega español

Sin embargo, el esperado aumento de beneficios hace una comparación muy negativa con 2020 debido a la epidemia. Ramin Forkada, director de análisis de Bankinter, recuerda que «el Ibex-35 no volverá a los niveles de rentabilidad anteriores a la crisis hasta 2023». La compañía predice que se seleccionarán unos 10.000 puntos antes de la crisis de diciembre de 2022. Incluso así, mantienen un perfil «probable» en sectores como la banca, que se benefician a largo plazo del entorno de «normalización» y la mejora esperada en tasas y dividendos.

Cuidado con el precio

Daniel Lackley, economista jefe de Traces, advirtió que «después de menos de una década de bajas tasas de interés, los inversores están rechazando rendimientos cada vez más estables para activos riesgosos como la bolsa». Otros sectores que más han sufrido en las últimas semanas, como el turismo por el aumento de contagios y nuevas restricciones, pueden presentar oportunidades en este ámbito, pero de forma muy selectiva. En Renta4 Banco, por ejemplo, sienten que en su escenario base, «solo IAG opera con suficiente potencial para apuntar a una recomendación de ‘sobreponderación'».

«Después de una década de bajas tasas de interés, los inversores se están moviendo hacia activos de riesgo como el mercado de valores, que ha hecho subir los precios».

Daniel Lackley

Economista jefe de Tracy

«Podríamos entrar en un período de inversión más complejo entre 2021 y 2022»

Diego Jiménez-Albaracan

Director de Renta Variable de Deutsche Bank

El compromiso de Tracy para los próximos meses se basa en valores que podrían beneficiarse de la transformación que conlleva la financiación europea, como la asociada a las energías renovables o la mejora de la eficiencia energética.

Diego Jiménez-Albaracan, director de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank España, presentó una opinión similar. Esto indica que los inversores pueden entrar en un período más crítico hacia fines de 2021 y 2022, «cuando las tensiones en torno al crecimiento se vuelvan más claras y los mercados esperen que la situación financiera se endurezca». De hecho, advierte que la Fed podría aprovechar la reunión de agosto en Jackson Hole para anunciar el inicio de las conversaciones sobre la reducción del estímulo, lo que podría conducir a una mayor inestabilidad.

.

Deja un comentario