Calatayud lo nombró por las obras firmadas por Cobo Plana


Tal y como anunció Inalsa este lunes, la recaudación de 86.000 € e IGIC recaudada por Ignacio Calatayud a través de la prensa del Cabildo para la fase conjunta del concurso de acreedores está en línea con el trabajo realizado por el anterior abogado concursal, Juan José Cobo Plana. .

Según el comunicado, “tras analizar la documentación obtenida en los juzgados, Ignacio Calatayud se negó a informar sobre el proceso en el que representaba a la sociedad anónima, resultó que el segundo presupuesto aprobado por San Ginés”. El expresidente del Kabildicio, Pedro San Ginés, fue «remitido a un amigo de un abogado en la denominada fase conjunta del proceso concursal».

A su vez, “en el momento de la contratación se realizó todo el trabajo de la Sección Conjunta porque luego de las tareas preparatorias se presentó una solicitud de concurso, se identificaron y publicaron los bienes, sin impugnaciones, inventario de bienes y derechos y listado de acreedores ”, dice Inalsa. Calatayud solo puede ser utilizado para representar a la empresa en cualquier procedimiento,“ ya que los demás objetivos de la fase conjunta ya se han alcanzado ”.

Sin embargo, San Ginés excluyó expresamente del segundo contrato los casos que permitían a Calatayud cobrar por trabajos ya realizados por el anterior equipo legal.

Esta controvertida fase comienza con la solicitud de declaración de concurso y tiene como objetivo determinar la situación financiera de las quiebras, el monto de sus activos y pasivos (activos y pasivos) y la calificación crediticia de los proveedores. . Luego de este trabajo preliminar y como parte de la Sección Conjunta, los administradores remiten al Tribunal un informe que contiene un registro de bienes y derechos y una lista de acreedores, y obligan al Tribunal a publicar este informe y comunicarlo personalmente a las partes.

Desde el momento de la publicación, tanto la impugnación de los documentos presentados por el procedimiento concursal como los hechos pueden ser impugnados, es decir, pueden producirse reclamaciones parciales de las partes.

«Está claro que la primera de estas tareas, la preparación de la documentación necesaria y la presentación de la solicitud de concurso, la realizó el anterior equipo jurídico en junio de 2009, tras dos meses de trabajo preparatorio y seis meses antes de Calatayud. grabado por primera vez ”, afirman.

Además, el segundo objetivo de la fase común, la definición de la situación financiera de las quiebras, también se desarrolló antes de la admisión de Calatayud, ya que, según indicaron los administradores concursales en su informe de rendición de cuentas, las quiebras remitieron a la Corte una lista de bienes y derechos y acreedores en octubre de 2009. El 23, se publicó en el BOE el 11 de febrero de 2010 sin que ninguno de los dos documentos haya sido impugnado.

Por tanto, como demuestran los propios administradores judiciales, «los objetivos de la fase conjunta, con excepción de los hechos, se cumplieron antes de que Calatayud fuera reclutado para esta primera fase y desarrollado con la participación del ex abogado».

.

Deja un comentario