Canarias espera con ansias el examen de Sánchez como parte del debate político general.



Un punto de inflexión en la situación política de España y en el futuro de la legislatura. Congreso el debate sobre el estado de la nación comienza el martes, el primero en siete años en el que el primer ministro, Pedro Sánchez, está tomando el examen de acción política de los últimos dos años y en el que debe poner su Mapa vial durante el año y medio previo a las próximas elecciones generales, ante la extrema debilidad parlamentaria y la incertidumbre económica.

El líder socialista afronta este debate de política común en plena crisis interna con sus socios de Gobierno. Juntos podemos; también se distanció de algunos de sus aliados parlamentarios, especialmente de ERC; con disturbios civiles en la superficie debido al aumento de los precios; y aplastado por las nefastas expectativas electorales de la izquierda en general y de su propio partido, el PSOE, en particular.

Al darse cuenta de que la reserva y el período de maniobra se han agotado antes de una entrada en toda regla en la campaña electoral para las elecciones regionales y locales mayo 2023, Sánchez está tratando de convertir este debate en un trampolín para impulsar la acción política de su gobierno anunciando diversas medidas o indicando otras medidas ya previstas para hacer frente a la situación económica y tratar de convencer a España de que España no está en la antesala de otra recesión y, encima todo, para mitigar el impacto de la inflación en las clases media y trabajadora.

Y también para tratar de restaurar el orden interno dentro del poder ejecutivo, tanto en términos de relaciones con un socio como con aliados parlamentarios, para cumplir con la aún ambiciosa agenda legislativa que pretende impulsar, incluyendo, si es posible, presupuestos estatales para 2023así como para superar los serios desacuerdos que han surgido en temas como el giro hacia el Sáhara, política de defensa y gasto militar, tema migratorio (caso Melilla), o espionaje en un caso Pegaso.

Aunque no dio indicios de ello, se espera que dentro de las filas del PSOE el presidente aproveche para remodelar la parte socialista del Gobierno, con ministros de mayor peso político y una nueva estrategia de comunicación con el objetivo de acercar lo que se considera un esfuerzo político de gran calado a la calle, con reformas y medidas de protección social frente a dos elementos principales que caracterizan a la legislatura hoy, pandemia de salud y guerra en Ucrania, en ambos casos con devastadoras consecuencias económicas y sociales.

Sánchez destacará dos cosas que ve como un gran éxito de este Gobierno: la reciente e histórica cumbre de la OTAN en Madrid y los buenos datos de empleo de la reforma laboral.

En cualquier caso, el debate de esta semana se presenta con esa doble perspectiva de explorar y pronosticar el futuro con otras dos circunstancias de fondo como la reciente llegada Alberto Núñez Feijoo como el nuevo líder del PP, que acudirá al semiciclo como senador pero no podrá intervenir, y el lanzamiento pocos días antes de la plataforma Sumar, encabezada por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, que pretende competir con el PSOE por la izquierda en los próximos procesos electorales.

agenda en perspectiva

Desde Canarias se observan los debates sobre la política nacional con una amplia gama de visiones e intereses, dependiendo del lugar donde se ubica cada institución o formación política. El gobierno regional, encabezado por Ángel Víctor Torres Dando por sentado que no habrá elecciones anticipadas para unas elecciones generales, apuesta por el fortalecimiento político del ejecutivo de Sánchez, que contribuya a la gestión y desarrollo de la próxima agenda canaria, creyendo que los posibles cambios en el ejecutivo no ralentizar la terminación de asuntos de actualidad, como el traspaso del control del litoral, el pago de los 407 millones de la deuda viaria, la normalización de las relaciones con Marruecos y su influencia en el control del fenómeno migratorio o en las negociaciones sobre la mediana marítima , o la defensa de la REF en Bruselas.

Todo ello antes de que podamos consensuar con un Gobierno central consolidado y unificado unos nuevos presupuestos públicos que permitan seguir avanzando en los registros canarios recogidos en las cuentas públicas corrientes, que el Ejecutivo canario considera «históricas» y adecuadas a todos. mandamientos ref.

Problema migratorio y medidas de mitigación aprobadas volcan de la palma a finales del año pasado, además de sobre la reconstrucción de la isla, seguro que habrá dos de los temas que tocará Pedro Sánchez en sus intervenciones de estos días en el Congreso, así como todo lo relacionado con la normalización de las relaciones con Marruecos.

CC: «arreglar todo»

Y estos sin duda serán algunos de los puntos que el representante Coalición Canaria (CC), Ana Oramasel único representante de los nacionalistas canarios que intervendrá en este asunto tras la salida del Congreso del hasta ahora diputado 1 NC, Pedro Quevedo, que concedió ese día a María Fernández.

Una de las dudas que puede empezar a aclararse en el debate de esta semana es exactamente el tipo de relación que intentarán. CC y PSOE para el resto de la legislatura en cuanto la formación nacionalista tenga dos escaños en la Cámara Baja, Oramas y Fernández, lo que puede ser determinante para la aprobación de muchas iniciativas legislativas en el marco de la debilidad parlamentaria de los socios de Gobierno.

La secretaria de prensa del Comité Central afirmó desde el primer momento que seguiría con su tono duro hacia Sánchez y que de facto sería algo así como «corrección de todo» sus políticas, pero sin cerrar la puerta a acuerdos en interés de Canarias y otras políticas públicas.

En este sentido, se aprobarán tres propuestas de resolución, que se votarán previa discusión, a las que tiene derecho el Comité Central, con la esperanza de que el PSOE las apoye y con ello se pueda iniciar la agenda de cooperación. Ambas formaciones medirán así el margen que pueden darse para alcanzar la cordura, aunque CC ya ha advertido que en ningún caso serán incluidos en la lista de socios parlamentarios del poder ejecutivo.

El lugar cedido a Quevedo María Fernández, que debutará el jueves como diputado defendiendo las propuestas de la resolución del Comité Central es solo una de las razones por las que los dos votos de esta formación ganan peso en el Congreso.

En segundo lugar, las dos plazas que Unidas Podemos ganó en Canarias, Mary Pita de Las Palmas y Alberto Rodríguez de Santa Cruz de Tenerife, ahora no están bajo el control del gobierno. La habitación de Rodríguez sigue desocupada, ya que tuvo que abandonar la sala en octubre tras una sentencia del Tribunal Supremo que actualmente está siendo revisada por el Tribunal Constitucional, mientras que la habitación de Pita queda ahora relegada a un grupo mixto tras la salida del exlíder de Podemos de Canarias. dejó su partido en marzo pasado.

Una situación insólita para un debate sobre el estado de la nación, en el que Sánchez tiene mucho en juego y al que Canarias mira con esperanza.

.

Deja un comentario