‘Casting’ de nueve | Canarias7


Ferran Torres, celebra un gol con la selección española. / Julio Muñoz (Efe)

Liga de las Naciones

Soldado Gerard Moreno y Morata, Luis Enrique tendrá que improvisar un delantero sin un «asesino»

Oscar Bellot

Aunque los números ya no son los que eran en ese fútbol viejo en el que marcaban posiciones y reflejaban jerarquías en el vestuario, la lista de números que da Luis Enrique para los ‘últimos cuatro’ de la Liga de Naciones es una ilustración de la Pasan nuevos tiempos para La Roya. Mientras Gerard Moreno y Álvaro Morata se lamían las heridas de guerra en la enfermería, el ‘9’ cayó sobre Gavi Páez, que debutó con Yéremi Pino en la convocatoria de la selección española, y también tiene la opción de pasar a su oferta de 17 años, la debutante más joven en la larga historia de la representación. En cualquier caso, nadie es consciente de que el prometedor talento de La Masie no ha sido invitado a interpretar un papel que tradicionalmente ha coincidido con la figura que lucirá en su camiseta. Es lógico que Mikel Oyarzabal, Ferran Torres o incluso Pablo Sarabia prefieran realizar esta función.

Acostumbrados a actuar como extremos o ganchos en sus clubes, esta vez algunos de ellos tendrán que experimentar un falso nueve, esa figura heterodoxa que se enriqueció con el Barça de Johan Cruyff y Pep Guardiola.

En la selección Vicente del Bosque la cultivó con éxito en la Eurocopa de 2012, donde un salmantino alternaba partidos en los que asignaba el papel de delantero centro a Fernando Torres con otros en los que envidiaba a Cesco como referente ofensivo con mucho. de movilidad etiqueta. La actuación del entonces jugador azulgrana en esta posición fue, por ejemplo, decisiva para conseguir un empate ante Italia con el que La Roja inició su andadura en ese torneo que acabó ganando la Nazionale en la final disputada en los Juegos Olímpicos de Kiev, pero con Fernando Torres marca un paso adelante.

Cuenta atrás para la España cruel en busca de venganza

A Luis Enrique también le gusta ese número de falsos nueve, que utilizó varias veces durante sus 27 partidos como técnico español. Uno de ellos, sin ir más lejos, en las semifinales de la reciente Eurocopa ante Italia. Luego comenzó con Dani Olmo como el tope ofensivo. Aunque España se mantuvo sin marcar en la primera parte, el futbolista del Leipzig causó muchos quebraderos de cabeza en la zaga transalpina moviéndose entre líneas, donde fue indistinguible para Bonucci, Chiellini y Jorginho en muchas etapas del partido, y ayudó a Morati a marcar el gol del empate. antes de eso, La Roja cayó en la tanda de penaltis.

Sin los catalanes, un papel similar podría adaptarse a Ferran Torres (9 goles en 20 partidos internacionales), Oyarzabalu (5 goles en 19 partidos) o Sarabia (4 goles en 12 partidos).

.

Deja un comentario