Claudia Osborne, radiante en su boda con José Entrecanales


Claudia Osborne.

La hija de Bertín Osborne se casa en la iglesia de San Miguel de Jerez, el mismo barrio donde lo hicieron sus padres y hermanas

Tras dos divorcios, el del abuelo paterno de la familia, Bertín Osborne, y el de una de las hermanas de la novia, Eugenia, la familia de la cantante se reunió para celebrar la buena noticia. En esta ocasión, la boda de la hija menor de Bertín y Sandra Domecq, Claudia Ortiz, con José Entrecanales que tuvo lugar este fin de semana en la iglesia de San Miguel de Jerez de la Frontera (Cádiz). La pareja tuvo un noviazgo discreto y su vínculo unió a dos familias importantes en la sociedad española. Claudia llegó radiante del brazo de su padre mientras recibían aplausos, vítores y felicitaciones de los numerosos espectadores que se concentraban frente al templo jerezano.

La novia lució un elegante vestido de líneas simples con una tela bordada con perlas y abalorios. El cabello recogido en una bola baja hacía que una gargantilla de diamantes fuera el lugar más importante. Detrás de ella, su hermana pequeña, Ana Cristina Portillo, hija de Sandra Domecq y Fernando Portillo, se encargó de colocar su cola para que la novia se viera hermosa. En el interior ya lo espera el novio que llegó con su madre y madrina, María Carrión.

La iglesia elegida es muy importante para la familia Bertín Osborne, porque antes de la de Claudia y José ‘yo hago’ fue el escenario de la boda del padre de la novia y sus dos hermanas mayores, Alejandra y Eugenia. Un lugar con siglos de historia donde, curiosamente, otra figura jerezana recibió el agua bautismal: Lola Flores.

Querían acompañar a los novios en este día tan especial, así como a las hermanas de la novia con sus hijos, su hermano, Carlos, hijo de Bertín y Fabiola; el padre y la abuela del novio, José Manuel Entrecanales y Blanca Domecq; la nieta de la condesa de Romanones, Lulu Figueroa-Domecq y su esposo, Adrián Saavedra; Entre otros Carla Hinojosa y Enrique Solís y Alejandra Domínguez Gila.

Ya como marido y mujer llamó la atención el vehículo en el que partieron los novios, un pequeño coche eléctrico con el que se trasladaron a la finca Santiago, propiedad de la familia materna de la novia, donde ella y sus hermanas con su madre, fallecida en 2004, ya que fue el hogar familiar durante los primeros años del matrimonio de sus padres. Claudia atendió en todo momento a su madre y publicó en sus redes sociales una foto de ella el día de su boda con Bertín con un emotivo mensaje: ‘Hoy es mi turno, mamá. Cómo desearía que fueras quien me atrajera, cómo me gustaría ver tu rostro junto a mí en el altar … Pero, como me prometiste, aunque no te sea posible ser físico, aquí lo harás. aparta mi mano del cielo, y así la sentiré. Siempre conmigo «.

.

Deja un comentario