Corte Suprema confirma revisión de prisión permanente para asesino de Guaza


El condenado mató a sus padres y a un abuelo en la casa familiar donde vivían todos en la madrugada del 23 de marzo de 2018.

ISLAS CANARIAS7 Las palmeras de Gran Canaria

El
La Sección II de la Corte Suprema ratificó la pena de prisión permanente con posibilidad de reconsideración, más 42 años y medio de prisión, se impuso
un hombre que mató a sus padres ya un abuelo en la casa familiar donde vivían todos en Gwaza (Tenerife). El acusado
los apuñalaron en la madrugada del 23 de marzo de 2018, fueron agredidos cuando estaban acostados en los respectivos dormitorios.

El hombre
recurrió ante el Tribunal Supremo contra la decisión del Tribunal Supremo de Canarias, que a su vez ratificó la sentencia original del Juzgado de Tenerife, alegando que debía hacerse una defensa ante un trastorno mental temporal,
con base en que el técnico de salud que lo atendió testificó que se encontraba en estado de shock, con pupilas dilatadas y piel clara, y que un policía local que acudió al lugar dijo que estaba muy nervioso e hiperventilado.

El
el tribunal superior rechaza la alegación y explica que en los hechos declarados la frase del ejemplo, retenida en apelación,
no ocurre ningún evento en el que pueda basarse la existencia de un trastorno mental en el momento de la ocurrencia de los hechos o datos que permitan su valoración ya sea como defensa completa o incompleta. «Si,
Todos los datos disponibles conducen a la confirmación de que el recurrente tenía el control de su testamento. «y que sus habilidades no han cambiado de manera relevante para reducir su capacidad de culpa», señalan los jueces.

«Así que, explica la propuesta,
la forma de preparación de sus acciones, previamente usando guantes de látex y usando un cuchillo adecuado; la forma de atacar a su familia adoptiva, aprovechando que su padre estaba dormido y que tanto su madre como su abuelo acababan de despertar como consecuencia de los ruidos o gritos. las partes del cuerpo donde se dirigieron todos los golpes.
recuerdos coherentes de lo que sucedió; la llamada telefónica 112 anunciando que un ladrón había irrumpido en la casa y había provocado las muertes, que repitió al primero que llegaba al lugar. y la situación que ocurrió poco tiempo después de los hechos, pues el médico forense demostró que llegó al lugar aproximadamente una hora y media después del desarrollo de la operación y
encontró al imputado tranquilo, orientado e informado, lo que coincide con la valoración de la policía que se reunieron con él y acordaron llevarlo a la comisaría. »

.

Deja un comentario