«Desde mi solana» representa imágenes cotidianas de un Arucas que ya no


Rafael Álvarez, segundo por la izquierda, en la presentación del libro en la Oficina de Turismo de Arucas. / cubrir

Rafael Álvarez Álvarez acaba de publicar ‘Desde mi solana (I). El Aruquense impreso de los años 40, 50, 60 y 70 del siglo XX ‘, un cuadro de otra época

Patricia Vidanes Sánchez

El libro ‘Desde mi solana (I)’, firmado por el vecino de Arucas Rafael Álvarez, es una imagen del primer hombre en la vida cotidiana de otra época, de Arucas desde la posguerra hasta los años próximos al advenimiento de la democracia. . La Oficina de Turismo de Arucas acogió hace unos días la presentación de esta masiva obra -500 páginas- con el apoyo de Beginbook Ediciones y la colaboración de la revista digital bienmesabe.org.

“De mi solana (yo). El impreso aruquense de los años 40, 50, 60 y 70 del siglo XX ‘recogió más de un centenar de textos vinculados a la vida cotidiana de los Arucas durante casi medio siglo. La vida de la Plaza y El Terrero, los juegos infantiles y la Plaza de San Juan, el Parque Chino y las Tarascas, el popular y concurrido Paseo, las panaderías y carpinterías, el Bar Dávila o los primeros partidos de fútbol … solo un pocos de los temas que el autor aborda de manera entretenida y didáctica. Algunas historias particulares se trasladan a otro tiempo e incluso a otro Arucas, ya que la ciudad y el municipio han ido cambiando y creciendo con el tiempo.

Como dice Juan Ferrera Gil en ‘La vida interior’, prólogo del libro, “los artículos escritos por Rafael Álvarez Álvarez en arucasdigital se reúnen” en un solo volumen. «En él podemos apreciar más de un centenar de visiones distintas en las que el autor, con una mirada acotada de un tiempo pasado, nos muestra, o más bien nos refresca, aspectos de un Arucas que hace tiempo ha cambiado en su forma de ser, sentimiento y viviendo «.

Rafael Álvarez es, entre otras cosas, profesor jubilado y autobiográfico de Arucas. Durante muchos años impulsó las actividades del Círculo de Labradores de Cardones. Cuando se jubiló fue cuando decidió armar las notas que empezó a escribir de niño sobre su vida en Arucas. «Enseñaba amigos, nombres, juegos, vivencias, lugares, costumbres, tradiciones …», la vida cotidiana de un niño según la regla. Y a través de él, casi sin querer, Rafael Álvarez recogió la mitad de su vida en varias notas que eventualmente se convirtieron en artículos y ahora son un libro. Un trabajo que muestra la evolución de Arucas, sus cambios y avances.

Rafael Álvarez evoca la vida en la calle y el barrio

Rafael Álvarez (Arucas, 1934) evoca en el libro ‘Desde mi solana’ los Arucas donde creció, donde los niños jugaban en las calles, cuando todos los vecinos se encontraban. Más que un libro, dijo, su obra es “un diario de la vida diaria”, más allá de la guerra, la política y la economía. Y en su fascinante recuerdo, este habitante de Arucas acerca a quien lo escucha, y ahora a quien lo lee, a costumbres, palabras y situaciones que han desaparecido. ¿Y cuántos saben que en el pueblo de Arucas se juega béisbol? Sí, los migrantes que regresaban enseñaron a muchos niños a jugar béisbol con pasión mientras sus madres contaban historias de fantasmas en tierras lejanas.

.

Deja un comentario