‘El bar que se tragó a todos los españoles’ gana los premios Max


ÉPICO

‘La barra que se tragó a todos los españoles’, del Centro Nacional de Drama (CDN), recibió este lunes el Premio Max a la Mejor Obra de Teatro, así como el Premio a la Mejor Autoría Teatral para Alfredo Sanzol y Mejor Escenografía para Alejandro Andújar, durante la celebración de la XXIV edición.

«La cultura es importante para todos. La obra es un homenaje a todos aquellos que cambiaron su vida y lucharon por su libertad ”, dijo Alfredo Sanzol, quien dedicó el premio a un“ sindicato que existió en estos años tan difíciles ”a causa de la pandemia.

Los Premios Max, organizados por la Fundación SGAE y retransmitidos en directo por La 2 de TVE, regresaron por tercera vez a Bilbao con un acto celebrado en el Teatro Arriaga Antzokia, al que también asistieron el consejero de Cultura y Deportes Miquel Iceta; El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburtu; o el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso.

Los Premios a las Artes Escénicas incluyeron en esta edición el Premio a la Mejor Obra de Producción y tres premios especiales: el Premio Max Honor, que destacó la trayectoria profesional de la actriz Gemma Cuervo; el Premio Max del Público, otorgado por Tonet Ferrer a la película ‘La vida comienza hoy’; y el Premio Max Amateur o Social, que reconoce la labor de la compañía amateur Teatro Estudio de San Sebastián, con más de 50 años de trayectoria.

Tras leer un pasaje de «Hamlet», el presidente de la SGAE, Antonio Onetti, entregó a Gemmi Cuervo un premio honorífico. “Hasta 1660, los papeles femeninos eran interpretados por jóvenes o niños, la mujer en el escenario era un poco escandalosa. ¿Te imaginas un teatro sin mujeres ?, se preguntó Onetti.

Visiblemente conmovida luego de recibir una ovación de pie en público, Gemma Cuervo le aseguró que se sentía «llena de amor»: «Me haces muy feliz, este es un día hermoso. Lloro de amor, agradecida de haber encontrado un hilo de bondad, Yo estoy feliz.»

La traductora recibió el premio acompañada de su hija, la actriz Cayetano Guillén Cuervo, quien agradeció a su madre por “tanto esfuerzo” y la “dignidad” del trabajo. “Gracias por transmitir el poder de la palabra de transformación desde el escenario. Esa palabra es capaz de hacerles entender al otro, aceptar la diferencia, cambiar las cosas ”, enfatizó.

Con el musical ‘La vida comienza hoy’, el autor valenciano Tonet Ferrer quiso rendir homenaje a su madre y curar las heridas que le provocó su muerte. Con este trabajo, Ferrer asombró a los espectadores que lo hicieron merecedor del Premio Max del Público con los votos registrados en la aplicación móvil e internet ‘VotaMax’.

Por su parte, el fundador del Teatro Estudio de San Sebastián, Manolo Gómez, recogió el Premio Max Amateur o Social y pidió a los concejales de cultura y promotores que no “se olviden de los aficionados”. “Encuéntrenos presupuestos y espacio en la programación de la red de teatro”, preguntó.

Además, en esta edición de los Premios Max, el premio a la Mejor Actriz fue para Mireia Aixalà, por ‘Las tres germanes’; al mejor actor Joan Carreras, por ‘Historia d’un senglar’; y mejor director de escena Nao Albert y Marcel Borrás, por ‘Robo, paliza y muerte en Agbanaspach’.

Este premio va para todas las personas que han hecho posible el trabajo, pero también para todas las actrices, especialmente aquellas que no tienen trabajo. El teatro cura el alma y realmente lo necesitamos. Salud y teatro ”, dijo Mireia Aixalà tras coger una manzana plateada.

Gracias de SGAE

Durante su intervención, el presidente de la Fundación SGAE, Juan José Solana, celebró el “reencuentro” y reintroducción al resto de la sociedad “con un trabajo bien hecho” porque, según él, esta edición de los Premios Max muestra el trabajo de 2020 y la primeros meses de 2021. «Es un período que nunca olvidaremos».

“No olvidaremos, a diferencia de lo que sucedió en otras crisis, que el arte y la sociedad estaban más cerca que nunca. Tan pronto como el público regresó, se volvió hacia el teatro y la danza, tenemos que agradecer al público por hacer que las artes escénicas estén tan vivas ”, dijo.

El presidente de la Fundación SGAE destacó también que los premios quieren reconocer la labor de tantos colectivos de la sociedad que me han «salvado la vida»: «Es un reconocimiento al equipo médico que me salvó la vida, enfermeras, farmacéuticos, docentes, funcionarios., tenemos que reconstruir la sociedad.

Asier Etxeandia

La gala comenzó con una actuación musical del polifacético actor Asier Etxeandija. Además, participaron el compositor Enrico Bárbaro, la cantante guineana Afrika Bibang, que interpretará la canción en euskera, y la soprano lituana Ausrine Stundyte. La música en directo fue la protagonista del acto, BilbaoSinfonietta, dirigido por Iker Sánchez Silva, en colaboración con la Coral Infantil de la Coral de Bilbao.

El establecimiento artístico fue completado por Yogurinha, un personaje creado por Las Fellini en 1994; versolari Jon Maia, la actriz Miren Gaztañaga y el dramaturgo Bernardo Atxaga. Finalmente, las actuaciones de baile corrieron a cargo de la bailaora Adriana Bilbao, acompañada de Achiary Bernard y Pedro Soler, y la compañía de Lasala (Paula Parra).

La parte emotiva de la noche llegó pasadas las 21:00 horas, cuando se rindió homenaje a las personalidades de las artes escénicas fallecidas este año. Así aparecieron en la pantalla del Teatro Arriaga de Bilbao los nombres de Pilar Bardem, Mario Camus, Alfonso Sastre, Óscar Zafra, Rafael Pla, Francisco Brines, Carmen Bernardos, Hermann Bonnín o Dolores Abril, entre otros.

Este año, el dramaturgo y director de escena Jokin Oregi estuvo a cargo de la entrega de premios; las actrices Ana Pikaza, Olatz Ganboa e Itziar Lazkano; la esclarecedora Arantza Heredia; Raúl Cancelo (fundador de Hortzmuga Teatroa); el bailarín y coreógrafo Igor Yebra; e Izaskun Ardanaz y Olaia Santiesteban, directoras de teatro y taquilla del Teatro Arriaga.

En esta edición Deborah Macías, mejor vestuario por ‘NISE, la tragedia de Inés Castro’; Juanjo Llorens, mejor diseño de iluminación por ‘La Mort y la Doncella’; Nueve de Nueve Teatro, mejor trabajo de producción por ‘How Good We Were (Ferretería Esteban)’; ‘Antoine’ de Beon.Entertainment, Mejor Nuevo Programa; Iván Villar, mejor intérprete de danza masculina por ‘Leira’; e Iratxe Ansa, mejor intérprete de danza femenina por ‘Naked’.

Además, ‘Symfeuny’ de Deabra Beltzak, el mejor espectáculo callejero; «Laika» Xirriquiteula Teatre, Juego de niños; «Kutisdazu Bidea Ixabel», Demode Produkzioak, un espectáculo musical o lírico; «La Mort y la Doncella» del Instituto Valenciano de Cultura, espectáculo de danza; Fernando Delgado Hierro por ‘Los Remedios’, autoría del Apocalipsis; Mariano Marín, ‘Qué buenos éramos’ (Ferretería Esteban), Composición musical para representación escénica; Asun Noales, por ‘La mort i la donzella’, Coreografía; Marc Artigau, Cristina Genebat y Julio Manrique para ‘Las tres germanes’, adaptación o versión de un drama.

Pasadas las 22 horas, una treintena de niños del Coro Infantil de la Coral de Bilbao acompañaron al actor Asier Etxeandi durante la actuación de ‘Baga Big Higa’. Tras esta actuación finalizaron los XXIV Premios Max.

.

Deja un comentario