El gobierno cree que en 2022 continuarán los altos precios de la electricidad


Torre de alta tensión. / Efe

Ribera confirma que la subida del gas está detrás de una situación que afecta a España, sobre todo tras el cierre de un gasoducto.

Arturo Agrimensores

El alto precio de la electricidad en el mercado mayorista no terminará en 2021. El gobierno está dejando cada vez más claro que esta situación continuará durante la mayor parte del próximo año y ya asegura que la estabilidad no llegará «hasta 2022».

Así habló la ministra de Cambio Climático, Teresa Ribera, sobre el problema, que está provocando inflación y obligando a muchas empresas o particulares a estimar costes adicionales. Por ello, sugirió acelerar la respuesta europea ya preparada.

El vicepresidente señaló además que «todavía sentimos que hay una serie de cuestiones preocupantes en el horizonte». El primero es «comprobar la baja cobertura de la industria española». Aunque tenía una estructura de costos fijos donde la energía estaba mucho más representada, señaló que «no encogió demasiada energía a un precio fijo en el largo plazo». Por ello, explicó que el sector “iba a comprar su energía al mercado todos los días y la medida en que este mercado ha explotado, lo afecta de manera muy importante.

Según un informe de Europa Press, Ribera ha mantenido su tesis de que el coste medio de las facturas familiares en España «se acercará a lo que pagaron en 2018 a final de año». Gracias a las medidas tomadas por el gobierno que algunos han considerado que será posible. En ese sentido, lamentó que «lo que estamos sintiendo es el resultado de la volatilidad de los precios del gas en el mercado internacional».

Marruecos y Argelia

La crisis afectó de manera especial a España cuando Argelia cortó un gasoducto que llegaba al país vía Marruecos, con el que tiene importantes conflictos. El canciller José Manuel Albares destacó que, no obstante, los suministros están asegurados de otras formas y tratan de mediar para evitar la escalada de tensiones entre los dos países, que siguen con preocupación los últimos episodios. »

Las tensiones entre Argelia y Marruecos se producen en un momento crítico de las relaciones de España con los dos países, que Albares considera «socios estratégicos» además de vecinos.

La crisis abierta con el estado alauí aún no ha terminado por la recepción del líder del Frente Polisario Brahim Gali y la negativa a reconocer al Sáhara Occidental como Marruecos, aunque el gobierno ha asegurado que han «comprendido la señal positiva» del otro lado. Las tensiones han aumentado en las últimas horas después de que Marruecos fuera acusado de «matar cobardemente» a tres camioneros durante un «bombardeo» entre la capital argelina, Nouakchott, y la ciudad argelina de Wargala.

.

Deja un comentario