El Ibex defendía 8.800 puntos con el petróleo por encima de 87 87


Interior de la Bolsa de Madrid. / episodio

Con la volatilidad inflacionaria repuntando, la elección pierde un 0,3% lo que se traduce en un fuerte aumento de la rentabilidad de los bonos.

Los mercados bursátiles mundiales están conteniendo el aliento con el resurgimiento del estímulo inflacionario que se está sintiendo particularmente fuerte en el mercado de crudo este martes, con los precios del crudo cotizando al alza durante más de siete años.

En concreto, el barril de referencia en Europa, el Brent, subió un 1,5%, superando holgadamente la resistencia de los 87,5. Del mismo modo, los barriles tipo US West Texas rondan los 85 dólares.

La razón detrás de este aumento no es menor la preocupación por la escasez de suministro global y el impacto de Omicron en la recuperación. Las tensiones geopolíticas en Oriente Medio están jugando su papel y elevando los precios del crudo.

En este contexto, el Ibex-35 pierde un 0,3% hasta los 8.812 puntos, siendo ArcelorMittal, Indra y Anagas las que más presionan a la baja, con una caída superior al 1%. En consonancia con la subida del petróleo, las acciones de Repsol se diferenciaron, subiendo sus acciones cerca del 0,9% en la primera fase de negociación.

Algunos valores pueden verse afectados por recomendaciones de días. Los analistas de Deutsche Bank han cortado sus consejos sobre la ley. Lo mismo hizo HSBC con BBVA Securities, bajando su precio objetivo por acción de 6,30 a 6,10 euros.

Rendimientos crecientes

La espiral alcista de los precios refuerza la teoría de que la retirada de estímulos propuesta por los bancos centrales se acelerará el próximo mes, con la Reserva Federal (Fed) subiendo los tipos de interés por primera vez el próximo mes de marzo.

Algunas voces apuntan incluso a que el Banco Central Europeo (BCE), que hasta ahora se ha negado a seguir este año los pasos de Jerome Powell, se verá obligado a tomar medidas a finales de 2022.

En un escenario que afecta directamente al mercado de deuda, los rendimientos de los bonos (que van en contra del precio) vuelven a subir. Así, el tipo de interés de los bonos estadounidenses a 10 años volvió a superar el 1,843% (máximo a dos años).

En Europa, la tensión queda bien reflejada en el ‘Bund’ alemán, cuyo rendimiento sube hasta el punto de dejar una marca negativa (-0,01%).

Esta situación podría traducirse en una mayor presión a la baja para los valores clasificados como ‘crecimiento’, especialmente en el sector tecnológico.

El mercado debe hacer frente a la temporada de resultados corporativos que comienza a acelerarse en Wall Street. Los protagonismos de este martes serán para los tres bancos más grandes del país: Goldman Sachs, Bank of America y Bank of New York Mellon.

“Los resultados, publicados el viernes por otras tres empresas (JPMorgan, Citigroup y Wells Fargo), recibieron resultados mixtos, destacando las severas sanciones sufridas por las ex-acciones debido a debilidades mayores a las esperadas por su negocio. Por el ‘aumento inesperado de los costes de ‘trading’ y de explotación», recuerdan desde Link Securities.

Los expertos, sin embargo, sugieren que los directivos presten más atención a las predicciones realizadas en sus respectivas presentaciones con el fin de encontrar nuevas pistas sobre el impacto de la epidemia en los negocios de la entidad.

.

Deja un comentario