El juez dijo que un fiscal había asignado 55.750 euros y completó la instrucción.


Foto de los pasillos de la Ciudad de la Justicia en Las Palmas de Gran Canaria. / ARCADIO SUÁREZ

La autoridad judicial determina con indicios que este profesional puede haber cometido un mal uso delictivo.

Francisco José Fajardo

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria concluyó la investigación realizada a un procurador de la capital grancanaria que, presuntamente, asignó indebidamente 55.750,80 euros de autos por los conceptos de costas de abogados e intereses. de clientes coincidentes.

Francisco Javier García García-Sotoca resolvió mediante auto que, a partir del trámite de la investigación, inadvertidamente concluyó que Cristina DR «en su calidad de abogada de los tribunales, ocupó la representación procesal de 18 demandantes», que bajo la dirección Jurídica de abogado de la capital, “firmaron las acciones de reclamación por importe contra la entidad Bankia SA, como consecuencia de la venta de acciones para su cotización en Bolsa”.

Tales acciones «prosperan» y los artistas «están encargados de cobrar sus respectivos montos, por principal, intereses y gastos».

Quizás se quedó con órdenes de gastos de abogados e intereses propiedad de los clientes.

En ese momento, el investigado «en ejecución de la fiscalía», recibió «dichos montos del órgano judicial, luego de ser depositados por el banco». Buena parte de ambos y de la retractada por el abogado no los entregó “nunca” a “sus asistentes”, que la autoridad especificó en el orden de cambio de la audiencia preliminar a un procedimiento abreviado.

El abogado que representa a los 18 demandantes dijo en la etapa de la investigación que el monto total presuntamente defraudado por los investigados ascendía a 55.750,80 euros.

En este proceso, el abogado y el agraviado renunciaron al cobro de los expedientes de costas de los dos agraviados, aunque “interesa la continuación y las reclamaciones por el monto restante”.

El magistrado en su auto, consideró inicialmente que la supuesta indemnización total ascendía a 54.108,84 euros, y también afectó que el Colegio de Abogados de Las Palmas de Gran Canaria tiene una póliza de responsabilidad civil vigente hasta el 31 de marzo de 2019 incluyendo la Sociedad Seguros Catalana de la accidente.

En este momento y luego de realizar “todas las gestiones que se consideren necesarias para determinar la naturaleza y circunstancias de los hechos y de las personas que participaron en ellos”, y luego de que “los hechos denunciados pueden constituir un presunto delito de mal uso”, el magistrado concluye el investigación realizada a la abogada Cristina DR y abre el tiempo para que la Fiscalía y acusadores particulares desarrollen sus respectivos cargos, solicitando la apertura de juicio oral o sobreseimiento del caso.

.

Deja un comentario