El párroco acusa la «infidelidad» de la madre del asesinato de las niñas tinerfeñas.



SANTA CRUZ DE TENERIF, 13 de junio (EUROPA PRESS) –

Fernando Báez Santana, conocido como «Padre Báez», publicó en las redes sociales un mensaje justificando el asesinato de Anna y Olivia, en el que culpa al hecho de la «infidelidad» de la madre de las niñas, Beatrice Zimmermann.

El Cabildo de Gran Canaria anunció que está recabando la documentación necesaria para presentar una denuncia ante la Fiscalía contra Fernando Báez Santana, para que investigue y califique los hechos relacionados con sus manifestaciones, que justifican el último delito de «violencia indirecta».

Asimismo, el presidente Cabildo Antonio Morales ha expresado su preocupación al respecto a las autoridades eclesiásticas.

El Ministerio de Igualdad, Diversidad y Transparencia resume las declaraciones del “Padre Báez” sobre este caso, que es reconocido unánimemente como un ejemplo de “violencia indirecta” como caso de extrema violencia en el daño o asesinato de las hijas de Beatrice.

Tanto en la radio como en las redes sociales, el sacerdote ha protagonizado manifestaciones en las que cree que el presunto asesino es otra víctima de ruptura matrimonial e ‘infidelidad’, afirmando que las niñas estarían vivas si la madre no hubiera terminado con el matrimonio. Porque » Antes, los hombres aguantaban a las mujeres, incluso si se volvían locas «.

Asimismo, llega a decir que la madre «cosecha lo que sembró», creyendo que la conexión de la madre de las niñas con la nueva relación es «secuestro».

En el caso de una publicación realizada por un párroco en una red social, se ha confirmado que ha sido eliminado de su cuenta, pero considerará solicitar la restauración de este texto, que coincide con otras declaraciones del mismo tema. en videos y radio relacionados con este caso.

Los funcionarios de la isla rechazan enérgicamente las afirmaciones de una persona que utiliza los medios de comunicación y las redes sociales para transmitir mensajes sexistas y justificar la violencia de género.

Como señala Cabildo, el discurso de este sacerdote es muy peligroso por la representación religiosa a la que se adhiere, y por su catequesis, a la que predica mensajes contrarios a la igualdad de género, la legislación vigente y los principios éticos básicos.

En el caso de las niñas de Tenerife, también provocó un rechazo social inmediato, derramando mensajes de odio que violan las leyes vigentes y los derechos humanos, que en este caso se saldaron con la muerte de dos niñas, a una de las cuales se le encontraron cadáveres.

Deja un comentario