el problema del cuidado de una población superpoblada y envejecida


Canarias es una de las comunidades más jóvenes de España. Solo el 15,8% de la población residente tiene más de 65 años, cifra inferior a la de la mayoría de comunidades autónomas, y los estratos más jóvenes de la pirámide demográfica constituyen el grueso de la población total. Pero eso podría cambiar en un par de décadas. Según las previsiones de EurostatSegún la oficina de estadísticas de la Unión Europea, para el 2050 el Archipiélago sumará unos 450.000 nuevos habitantes. Se espera que al menos uno de cada cuatro canarios esté en edad de jubilación.


Funkas dijo que será difícil para las Islas Canarias cumplir con las reglas de gasto.

Según Funkas, las Islas Canarias tendrán dificultades para cumplir con las reglas de gasto.

Aprender más


Eurostat prevé un aumento del 27,71% de la población residente en la provincia de Santa Cruz de Tenerife (solo en Baleares crecerá más, 32,73%), y en Las Palmas – un 13,23%. Por islas, las cifras muestran un crecimiento para La Palma del 62,18%, El Hierro (58,52%), Fuerteventura (55,76%), Tenerife (24,95%) y Lanzarote (22,43%), y se mantienen estables en Gran Canaria (5,43%) . ) y La Gomera (-0,9%). Según estos datos, no muchas regiones de Europa experimentarán un auge tan pronunciado como algunas zonas de Canarias. Otras oficinas de estadística, como el INE, no predicen tal curva. Es por eso que los expertos piden tener cuidado y recordar que las proyecciones demográficas dependen de muchas variables.

José León García Rodríguez, profesor titular de Geografía Humana de la Universidad de La Laguna (ULL), lo primero que le viene a la cabeza cuando escucha estos datos es la llamada «explosión demográfica» que Naciones Unidas ha pronosticado para 40 años.el siglo pasado. En ese momento, explica, el mundo atravesaba dos guerras mundiales y la propagación de los antibióticos llegó a África (en 1928, Alexander Fleming descubrió la penicilina), lo que ayudó a reducir significativamente la mortalidad infantil. La gravedad de muchas enfermedades también ha disminuido. Según el pronóstico de la ONU, en la década de 1960 la población del país llegará a los 10 mil millones y, como ha demostrado la historia, esto no sucedió.

García no ve con claridad que La Palma, por ejemplo, esté desarrollando un incremento de más de 60.000 ciudadanos, dada la situación actual, ya que la tendencia de los últimos años no apunta en absoluto a un crecimiento tan exponencial. Donde ve el menor sesgo es Fuerteventura, la isla que más ha crecido y en la que parece haber una clara correlación entre la expansión turística y los censos vecinos. Pero hay un límite para todo, advierte. “Si la economía no está diversificada … Ya vemos gente abierta sobre las consecuencias del turismo. Hay motivos territoriales, contaminación, la lucha por la descarbonización «.

Cifras a un lado, todo apunta a que si la densidad de población en Canarias aumenta en un futuro próximo será gracias a la inmigración (como hasta ahora). El crecimiento vegetativo en las islas, es decir, la diferencia entre el número de nacimientos y el número de muertes durante un período determinado, ha estado en números rojos desde 2018. Las tasas de fertilidad también se encuentran entre las más bajas, mientras que el saldo migratorio parece haberse disparado nuevamente en los últimos cinco años.


Las previsiones de la Oficina de Estadística de la UE indican que la migración neta bruta a las islas entre 2020 y 2050 es muy superior al crecimiento natural de la población, lo que en realidad se refleja en algunas de ellas en cifras negativas. El informe de Eurostat es claro: la inmigración será el principal motor del crecimiento de la población en 2050 en toda Europa, con la excepción de partes de Suecia, Noruega y Suiza.

“Hay países que siguen una política de fertilidad, por ejemplo, los escandinavos. Pero aquí no son suficientes. Aunque hay becas, la gente decide no tener hijos por falta de condiciones materiales. Se ha asentado la muestra de una familia con un hijo. Estos patrones demográficos son difíciles de cambiar ”, dice García.

La edad promedio también está aumentando

En todo el archipiélago aumentará la edad media. En Tenerife, tendrá una duración de 7,4 años a 50,8 años en 2050; en Gran Canaria será ligeramente superior, de 9,6 a 53,2. Los expertos coinciden en que el envejecimiento es una realidad que está cobrando impulso en las islas y desencadenará un cambio de paradigma, en gran parte por el nivel de adicción y el esfuerzo de política social que supondrá.


El Centro Económico Funcas ve a Canarias como una de las comunidades que más dificultades tendrá para cumplir con sus reglas de gasto debido a la recuperación económica que tiene que explotar en educación, salud y adicciones. Y será difícil, añade, por el «mayor riesgo de envejecimiento en el futuro».

Aunque la política es algo vaga en este momento, Informe de la Estrategia Nacional de Desafío de la Población de 2019 establece explícitamente que el envejecimiento de la población del Archipiélago tendrá un impacto directo en el crecimiento económico y la sostenibilidad financiera del sistema de seguridad social debido al aumento gradual del gasto social en pensiones y atención médica. El Banco de España señala que habrá que mantener más pensiones y es posible que no haya muchos cotizantes que atraer. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que para el 2050 los pagos de pensiones ascenderán al 16,9% del PIB.


La soledad no deseada es otro factor a considerar. Canarias está reportando un aumento de año en año en el número de personas en edad de jubilación que viven en hogares unipersonales. En 2013, había 59,800 de ellos, luego el costo aumentó: 59,200 (2014), 61,500 (2015), 62,600 (2016), 68,500 (2017), 71,000 (2018), 66,300 (2019), 79,900 (2020). Por el momento, el porcentaje de personas mayores de 65 años no ha cambiado mucho, desde 2013 una de cada cinco personas mayores residentes del Archipiélago ha estado viviendo sola, pero este grupo cobrará cada vez más importancia en términos absolutos. Y es aquí, dice Vicente Zapata, también profesor de geografía humanitaria en la ULL, donde las agencias gubernamentales tienen un papel importante que desempeñar en la promoción del llamado «envejecimiento activo». «Necesitaremos ver cómo reactivamos aquellos lugares que representan una pérdida notable de vitalidad si han perdido un núcleo importante de su población».

“Corremos el riesgo de que cierren algunos municipios. Hay lugares en el norte de La Palma, en el interior de El Hierro y La Gomera, quizás no en Gran Canaria y Tenerife, donde las pocas personas que quedan necesitan una oferta de servicios ”, explica Zapata, añadiendo que esto podría convertirse en un nicho. en el mercado laboral dedicado al cuidado.

El docente aclara que no todo debe estar dirigido al diseño de lugares y macro casas. Así, según él, las personas están aisladas y no se les ofrece «calidad de vida, sino años de vida». “Debemos buscar alternativas para que las personas mayores sigan siendo actores activos. Que no se volverán adictos tan pronto. Tenemos un modelo de cuidado del lugar que descontextualiza a estas personas en muchos casos. Necesitan seguir siendo reconocidos. No se trata de invertir más, se trata de encontrar una estrategia ”, describe.

También es una oportunidad para los jóvenes. Busque conexiones emocionales entre generaciones. “Sería inapropiado enfocarse solo en los ancianos. No olvidemos que si los jóvenes se van, perderemos la base para servir a los de arriba. Creo que se pueden proponer iniciativas de tal manera que surjan lazos entre ambos grupos, aunque no estén relacionados por lazos familiares. Es necesario buscar espacios de relación para que se den esas conexiones ”, concluye.



Deja un comentario