El repudio a los gigantes del viento de Solana de Tesjuate ha llegado a los tribunales


Simulación de cómo se verán los tres gigantes en la Solana de Tesjuate, en lo alto de la quebrada de Jaifa. / C7

En 2020, la Dirección General de Energía denegó la autorización administrativa del proyecto de tres aerogeneradores en Jaifa que ahora se encuentra en apelación. A una altura aproximada de 180 metros, los molinos se encuentran entre los más altos de la isla.

Catalina García

Los 26.622 paneles solares del parque fotovoltaico Quebrada del Mojeque y los tres aerogeneradores del proyecto de I+D+i Solana de Tesjuate (Solantes) son los dos proyectos rechazados por la Consejería para la Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, por Dirección General de Energía. Quebrada del Mojeque habría cubierto Cuesta de Perico con paneles solares por ocupar 229 canchas de fútbol, ​​mientras que los molinos de viento de Solana de Tesjuate habrían sido visibles desde La Oliva por medir aproximadamente 180 metros de altura. El promotor de este último proyecto eólico ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo ante el TSJC contra la denegación de Industria a su solicitud de autorización.

Zona Eólica Canaria SA es la promotora que ha recurrido judicialmente la denegación de autorización del parque de I+D+i Solana de Tesjuate, que consta de una subestación de transformación, una línea de evacuación y tres aerogeneradores de 4,5 megavatios, que está perjudicial. en total 13,5 megavatios. Los tres molinos están situados en lo alto de la Solana de Casillas del Ángel-Tesjuate, en el barranco de Jaifa, en dos puntos más altos: el cerro de Atalaya y el cerro de Piteras, en el término municipal de Puerto del Rosario. . La inversión prevista ascenderá a 16.880.607 euros.

PARQUE SOLAR

  • Quebrada Mojeque
    En mayo de 2021, el Ministerio de Transición Ecológica negó el permiso para el proyecto solar Quebrada del Mojeque.

  • 229 campo de fútbol
    El parque de 26.622 paneles fotovoltaicos, en torno a Cuesta de Perico, cubre 229 campos de fútbol.

  • Hubara y consumo de suelo
    La condición de Hubara Hubara, que se encuentra en peligro de extinción, es el principal argumento para el rechazo de la evaluación de impacto, junto con el “elevado consumo de recursos naturales del suelo”.

Al situarlo en la punta más alta del cuchillo de la Solana de Tesjuate, hay que añadir que cada aerogenerador medirá en total unos 180 metros de altura: 120 metros de altura de buje y un diámetro de rotor de 128 metros (tres palas de 62,5 metros largo). De hecho, en las simulaciones del proyecto se observó cómo el parque eólico es “visible e incide negativamente en la vista desde Tetir, Casillas del Ángel, Los Estancos, La Asomada, Puerto del Rosario, Llanos Pelados y Tesjuate”, especificidad ambiental declaración de impacto que la Comisión Autónoma de Evaluación Ambiental emitió negativa en marzo de 2020, sentando las bases para denegar la autorización administrativa en noviembre de ese año.

Los motivos de la declaración de impacto ambiental negativo del proyecto Solana de Tesjuate se pueden resumir en dos: por un lado, es un nido de guirres; y por otro lado el impacto sobre el denominado paisaje cultural de Fuerteventura. Además, con planeamiento en mano, la actuación se ubica en el PIOF actual en Suelo Rústico Protegido Zona Ba y con PIOF previa aprobación se ubica en Suelo zonificado como Ba1, es suelo con dominio de muy alta plusvalía. para la protección natural y el paisaje, aunque no es de los dominios de la Red Natural de Espacios Protegidos de Canarias.

En cuanto a los nidos de guirre, la declaración de impacto ambiental señala que las instalaciones del parque eólico están ubicadas en un lugar intermedio entre dos zonas de anidación desde hace más de una década de esta subespecie en peligro de extinción. Uno de estos nidos destaca por la «alta productividad de este territorio, con once polluelos desde 2007, con al menos cuatro años con dos polluelos». Por lo tanto, se concluyó que el proyecto eólico era “incompatible con la protección” de Neophron percnopterus majorensis.

.

.

Deja un comentario