El sistema de personas desaparecidas ha resuelto el 95% de las más de 200.000 denuncias recibidas desde su puesta en marcha



MADRID, 5 de febrero (PRENSA EUROPA) –

El Sistema de Restos Humanos Desaparecidos y No Identificados (PDyRH), administrado por el Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), ha resuelto aproximadamente el 95% de las 200.000 denuncias que ha registrado desde su implementación en 2010.

El Ministerio del Interior destacó esta cifra en un comunicado con motivo del cuarto aniversario, este sábado, de la CNDES, que también difundió más de mil reportes de personas desaparecidas durante este período.

Asimismo, subrayó que en los últimos años el Centro ha impulsado la firma de convenios y convenios de cooperación para mejorar los procedimientos y herramientas investigativas que ayuden a localizar a las personas desaparecidas y atender a sus familiares.

La Oficina Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio (ONDOD) también celebra este sábado cuatro años de actividad, durante los cuales desarrolló el primer plan de acción para combatir los delitos de odio, que se renovará en las próximas semanas con la aprobación del II Plan, previsto para el trienio 2022-2024.

Durante los últimos cuatro años, ONDOD ha participado activamente en los cuatro grupos de trabajo del ‘Acuerdo para cooperar institucionalmente en la lucha contra el racismo, la xenofobia, la lgbtifobia y otras formas de intolerancia’, que establecen el Protocolo para Combatir el Discurso Ilegal del Odio en Internet.

Además, ha elaborado el Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad y Cuerpos de Delitos de Odio y ha elaborado una guía de buenas prácticas para la denuncia de estos delitos, así como una guía de actuación con víctimas con discapacidad.

Como destaca el ministerio, la Agencia también ha estado trabajando para mejorar el procesamiento de la información y las estadísticas relacionadas con los delitos de odio, desarrollar un mapa de recursos de apoyo a las víctimas y establecer una base de datos común sobre el simbolismo de los grupos radicales.

Deja un comentario