El tesoro del estado está cerca de las empresas de Al Jazeera



«Si hay algo que hemos crecido en los últimos años es por el diferencial de impuestos; tenemos grandes sitios para sitios por supuesto, pero si quitan el diferencial, nos están matando. José Alaion, director del cluster audiovisual de Canarias, resume Preocupación existe en una actividad que vio cómo Madrid fue reprimido primero, y luego por un armisticio – Después de quedar en condiciones extremas y a regañadientes hasta un máximo de 12,4 millones, solo un 24% más que el resto del país – 80% de diferencia fiscal a favor de la fotografía en las islas, un incentivo que permite a las producciones masivas deducir un mayor volumen de gasto del impuesto de sociedades para compensar el mayor costo de filmar en territorio insular e incluso más alejado del continente. Así, en medio del sistema económico y financiero (REF), la industria audiovisual del archipiélago floreció con el impulso de decenas de grandes producciones filmadas en las islas: Furia de titanes, Fast & Furious 6, Como reinas, Aliados, Rambo: Last Blood, Jason Bourne, Han Solo, Orcas Lighthouse, Exodus: Gods and Kings … La lista de películas y series de todos los géneros y géneros, nacionales e internacionales, es enorme. Pero con el éxito vienen los celosY en el resto de España, donde no se acostumbra mirar a Canarias como ejemplo de desarrollo empresarial, dejando de lado el sector turístico, no todo el mundo quiere aceptar la idea de que las islas son el emplazamiento cinematográfico de este país. La presión de algunas comunidades autónomas ha surtido efecto y el gobierno de Pedro Sánchez está tomando medidas para armonizar los incentivos fiscales a nivel nacional.

El ejecutivo central, a través del Ministerio de Turismo y más concretamente de Turespaña -la agencia gubernamental encargada de la promoción del país en el exterior- firmó la semana pasada un acuerdo con Netflix, la plataforma de video streaming líder en el mundo, que permitirá aprovechar las películas. Y telenovelas filmadas en España como fuente de atracción turística. La alianza con Netflix está en línea con la estrategia de España, hub audiovisual en Europa, que es un plan nacional para el avance del sector, uno de cuyos ejes es la mejora de los instrumentos financieros y fiscales. Bajo esta estrategia se enmarca la decisión del PSOE y del gobierno de Podemos de incrementar los incentivos fiscales para que las filmaciones internacionales vayan a la península. Así, el ejecutivo cumple las aspiraciones de las comunidades autónomas -con Andalucía a la cabeza- que siempre han mirado con recelo el crecimiento del sector audiovisual canario.

Conexión andaluza

El presidente de la Comisión de Cine Español, Carlos Rosado Cuban, es también presidente de la Comisión de Cine de Andalucía. La Spanish Film Commission es una entidad colaboradora con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que acaba de firmar el acuerdo con Netflix. Rosado es un hombre cercano al Partido Socialista Obrero y conoce a la ministra de Hacienda, María Jesús Monteiro, de sus años al frente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas del Consejo Militar de Andalucía. El presidente de la Comisión del Cine Español dio sus primeros pasos de la mano del célebre Javier Arenas, y se convirtió en consultor del PP de Radio y Televisión Pública de Andalucía. Pero Rosado dio la vuelta, y a partir de ahora se asoció con el Partido Socialista, protagonizando incluso algunas polémicas. En 2011, ABC reveló que la oficina donde trabajaba su hijo asesoraba a la televisión municipal de Sevilla, Giralda TV, los términos de los contratos que tenía con las productoras, incluidas aquellas en las que aparecía Rosado.

En el sector audiovisual canario, no hay constancia de que la Comisión del Cine Español o Carlos Rosado hayan dicho nada sobre la pérdida de competitividad del sector en Canarias debido a la decisión unilateral del Ministerio de Hacienda de reducir el diferencial fiscal. El jefe de la comisión de cine envió una carta al gobierno de Sánchez el año pasado pidiendo una reducción de impuestos del 30% sobre los productos audiovisuales. Es Rosado quien promueve todo lo relacionado con el eje audiovisual español con una visión «central». La misma visión «central» que subyace en la estrategia de España, centro audiovisual de Europa y en el acuerdo entre Netflix y Turespaña.

No hay una sola referencia al marco de referencia en la estrategia.

No hay una única referencia en la estrategia al REF y las especiales condiciones fiscales del archipiélago, y ello a pesar de que uno de sus ejes – Eje 2 – es la mejora de los instrumentos financieros y fiscales. De hecho, esto último es lo que ha hecho el Ministerio de Hacienda: mejorar los instrumentos fiscales, salvo, sí, en el caso de Canarias, que las sancionó, y que armonizan los beneficios fiscales de las producciones audiovisuales en todo el país. Gracias a estos incentivos, las islas consiguieron situarse en el cuarto lugar del ranking nacional en cuanto a número de filmaciones. Entre 2015 y 2019, ocho de cada cien películas rodadas en España fueron Canarias, cifra solo superada por Madrid, Cataluña y Andalucía y que sitúa a la región a la vanguardia de sociedades de mayor peso en el PIB nacional y más tradiciones. En la industria audiovisual, como Galicia o el País Vasco. Sin el diferencial fiscal del 80%, las Islas Canarias no podrían mantener su estatus; Además, sin diferencial, «nos matan», como insiste el responsable del bloque audiovisual.

Así, la ironía es que la Región Unica Periférica (RUP) española, la misma que Europa reconoce con un trato especial por su lejanía del continente, su aislamiento y fragmentación territorial, es la peor tratada -en este caso su industria audiovisual-. por el gobierno de la nación.

El Ministerio de Turismo, al anunciar el acuerdo con Netflix, ha anunciado una próxima producción prevista en España: la serie Jaguar, que se rodará en Almería; Gallery, en Barcelona, ​​Cádiz y Huelva; No eres especial en Navarra. Intimidad en Bilbao; Y bienvenido a Eden, en Barcelona y Lanzarote. así como películas como We were Songs o Las chicas de cristal que grabarán en Madrid La Bestia en Teruel, Centauro, en diversas localizaciones de Cataluña y Aragón; o Por mi ventana en Barcelona. El acuerdo firmado con la multinacional estadounidense permitirá que estas series y películas promocionen España como destino turístico. “La promoción y el marketing turístico deben orientarse hacia donde están los consumidores y hacia aquellas plataformas y canales que modulan la opinión de los consumidores, en nuestro caso los viajeros”, resumió en la ponencia el director general de Turespaña, Miguel Sanz.

Sucede que la nueva versión de proyecto de ley de comunicación audiovisual, abierta al segundo público e información pública para que los agentes implicados propongan modificaciones, estipula que las grandes plataformas de streaming de vídeo -HBO, Amazon, Disney + o la propia Netflix- deberán financiar Radiotelevisión Española (RTVE) por un importe equivalente al 1,5% de sus ingresos en España. Es decir, el gobierno central firma un acuerdo con Netflix por un lado y le debe el financiamiento de la entidad pública por el otro.

En este nuevo escenario en el que se redefine la relación entre RTVE y las plataformas de vídeo bajo demanda y en el que el Gobierno central tiende a suavizar los incentivos fiscales a la producción audiovisual, la industria canaria no sabe qué esperar. «Estamos muy preocupados por la inseguridad jurídica», explica el responsable del grupo audiovisual canario, que añade que el problema no es solo económico, sino «muy grave a nivel de imagen». «Es una pena dejar claro a la plataforma que REF existe pero nuestros políticos están peleando», dice José Allion.

El representante del sector aún espera que el Ministerio de Hacienda recupere la diferencia económica: «No es apropiado en mi cabeza que nadie quiera perjudicar a una región por esta competencia entre ellos». “Lo único que les pedimos es que no olviden que hay algunas personas que también hacen películas y producciones audiovisuales”, afirma Allion.

No hay un solo frente abierto en la industria audiovisual canaria. Si efectivamente existe un problema para Hacienda para resolver el diferencial fiscal a favor de la producción audiovisual en las islas, el problema es doble si, además, la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) ejerce su afán por controlar los negocios de la zona. Juan Cano, productor de Surfilm, y José Allion, responsable del Clúster Audiovisual de Canarias, lamentan que funcionarios de Hacienda del Estado estén discutiendo algunos de los gastos que los productores prevén por deducción en el impuesto de sociedades. Y lo peor, aseguran, no es eso, pero esos mismos gastos que discute la tesorería del archipiélago no se discuten en otras comunidades autónomas. “Pedimos las mismas reglas del juego. Si allí son quisquillosos, tendremos que aceptar que aquí también son quisquillosos, pero lo que no puede ser es que lo que vale en la península no vale en Canarias ”, explica el responsable del grupo audiovisual. Como explica un representante de Sur Film: Producto, ya lo hemos denunciado y se lo hemos pasado al Gobierno de Canarias ”. Y añade:“ Estamos en julio de 2021 y espero que en julio de 2022 no hablemos de lo mismo . ”El incentivo fiscal no se aplica a ningún gasto, sino a gastos específicos que se enumeran, pero sucede que desde hace algún tiempo, la explicación que dan los funcionarios de Hacienda a algunos de estos gastos en el archipiélago no lo es. hecho en el resto del país ”. Hasta hace tres meses, todos jugamos con esa lista de gastos con una consulta vinculante hecha al IRS, pero en su reciente examen de uno de nuestros proyectos, resulta que algunos de los gastos que antes eran elegibles, se catalizaron, ahora no ”, profundiza Juan Cano. Interpretación tanto el empresario como el grupo audiovisual afirman que esto solo se hace en las islas, por lo que «si se rueda en Valencia o Asturias, hay una lista de gastos de incentivo y en Canarias parece otra». Si los gastos deducibles finalmente se reducen en el archipiélago, la diferencia fiscal a favor de la región perderá gradualmente su efectividad.

.

Deja un comentario