El topo que salvó a Candelariade Ingenio


Perfecto. Knight examinó el rostro de la talla. No se notarán separaciones. / Juan Carlos Alonso

Restauracion. La talla del santo patrón volverá a su parroquia este viernes. Una intervención compleja restaura el interior del cabezal de imagen, que es atacado por xilófagos.

Gaumet florido

La Virgen de la Candelaria, patrona de Ingenio, tiene un lunar en la mejilla y eso no es buena señal en una talla. Puede estar en la piel de una escultura.
el rastro accidental dejado por un intruso, el xilófago, un tipo de insecto. Ang
notó al párroco, Jesús Vega, y buscó la ayuda de un profesional. El esta en lo correcto.
La imagen está dañada, incluso más de lo que parece a priori. La restauradora Amparo Caballero concluye estos días con una compleja intervención que finalmente logró arreglar y salvar la estructura tallada de la importante pieza artística del siglo XVIII, de 1797, y de escuela sevillana.

La imagen brilla en medio de su taller, en la capital, donde comparte espacio con otras obras pendientes o en proceso de restauración. Aunque esté lejos del aura de santidad con la que a menudo se envuelve en su templo, no perderá la bondad serena, casi divina, que brindan este tipo de imágenes. «
No puedo decir que este sea uno de mis trabajos más complejos, pero admito que no esperaba, la situación era más grande que antes.». El buen hacer de Caballero no dejará rastros visibles en el ojo humano. Nadie notará nada. Sin embargo, para que la intervención sea eficaz, t
Aunque tuve que hacer varias incisiones en la zona dañada donde aplicó el tratamiento de desinfección.

Caballero habla de repente porque esto es lo que se llevó cuando estaba bajo la custodia de la Virgen.
Primero, cuando evaluó el daño «in situ», en la propia iglesia del Ingenio, no pensó que fuera malo. Introdujo instrumentos precisos a través del orificio resultante del ataque del xilófago para determinar la extensión del daño y no penetrado por completo, la madera parecía compacta y sellada; Además, hizo sonidos que no revelaron zonas huecas en el interior, luego pensó que eran suerte. Explicó que en los casos más graves, el xilófago carcome la preparación o el estuco y deja la capa de la foto extremadamente frágil, casi expuesta, sin soporte. «La forma en que lo sostienes con el dedo y se hunde». Pero en esta pieza no hay nada de eso.

Cuando llegó a su taller, en marzo del día anterior, se sometió a un tratamiento curativo de desinsectación.
«Lo inyecté con fungicida y lo mantuve herméticamente en plástico durante más de un mes». Aprovechó su propio agujero en la mejilla para inyectar esa solución.
Pero cuando lo sacó de la bolsa, cuando pudo devolver los instrumentos, esta vez penetró. Y no solo eso. Notó que estaba describiendo un pasaje que no le gustaba porque era muy común. «Normalmente el ataque de insectos xilófagos llega hasta la imagen de la película, pero, en este caso, las galerías son muy profundas». Eso fue entonces
decidió usar radiología para hacer un análisis completo de la imagen y luego saltar la sorpresa.
«Descubrimos que gran parte del rostro de la Virgen fue agredida». ¿Y cómo pudiste engañarlo? Según Caballero, el insecto se come la madera, es decir, el soporte, pero no la preparación, hecha de sulfato de calcio y cola orgánica animal y que es una capa entre la madera y la policromía, la pintura. «La preparación de esta talla es muy espesa, y quizás por eso no puede penetrar el xilófago, o que tiene alguna parte que funcionará como repelente».
Al menos la imagen restante no mostró daños internos, ni en el cuerpo y la ropa de Candelaria ni en el Niño Jesús.

El nuevo diagnóstico obligó a un tratamiento de desinfección más intenso. Estuvo envuelto otros dos meses, pero esta vez con film barrera de aluminio que envió a Londres y que, junto con los absorbentes de oxígeno colocados en la bolsa, consiguió eliminar el ataque de insectos, por el momento esto se debe a la anoxia. Y funcionará.
«Han salido insectos muertos, y no son de hace 20 años». Como la superficie de su rostro, a excepción del orificio de la mejilla, aún estaba intacta, tuvo que estudiar cuidadosamente las incisiones para que actuaran como ventanas que le impidieran trabajar a ciegas. Además, también favorece la evaporación de los productos agregados.

La superficie dejada hueca se rellena con inyección con una resina especial para madera. Esto se llama integración de soporte. Pero tampoco es fácil, porque la cabeza de la talla tiene otra singularidad, que ya ha sido revelada por rayos X.
«No es una sola pieza, sino que está formada por muchos bloques de madera encolados, y la cara, que está tallada, es de una madera diferente, más blanda y más perforada».. Esta morfología es compleja en agregación. «Hizo girar el agregado y no llenó la cavidad, pero entró en los huecos de los bloques, por lo que parecía no tener fin». Esa es otra razón por la que necesita crear aberturas que faciliten el acceso al material agregado y controlen su paso y disposición.

Pero lo peor quedó resuelto. El soporte de retorno (rellenando lo que estaba hueco), reincorporó la preparación de estuco en las incisiones que hizo, y reincorporó la policromía. La operación culmina con la aplicación de una protección final que también funcionará como filtro para los rayos ultravioleta. Además, le dio un tratamiento fungicida a la parte interna de la base, a la que, al ser posterior y fabricada en madera de pino, se adhirió; realizar un trabajo de limpieza superficial general, sin tocar intervenciones previas; Combinaba piezas de apoyo, como pliegues de ropa de Niño o Virgen que resultaron frágiles o dañadas, posiblemente por manipulación; y luego realizó una reintegración cromática en las partes que se estaban desgastando, como la cara interna de la mano derecha, que mostraba abrasión, probablemente resultado del lavado de la vela o de la vela que sostenía.

Entonces cosas, y
Si todo va según lo previsto, el patrón de Ingenio volverá a su parroquia este viernes 15 de octubre. Los feligreses, huérfanos por su presencia durante siete meses,
Te ha preparado un agradable programa que durará hasta el día 23. Comenzarán con el repique de campanas y los saludos del cura y serán seguidos de muchas misas durante varios días amenizadas por los Coros y Danzas del Ingenio (uno de los 15), la Banda de la Sociedad Musical Villa de Ingenio (16). y el Coro Parroquial y Andrea (17). El programa esta incluido
dos charlas. Uno, el día 16, a cargo del propio restaurador, que explicará la intervención realizada, y otro, el día 17, a cargo de Aurelio Torres, que hará un relato de la historia de la devoción a esta imagen.

.

Deja un comentario