El Tribunal Constitucional concede el recurso de apelación de Vox contra la Ley de la infancia


Un grupo de niños en una clase. / RC

La norma fue aprobada por 268 diputados, el mayor respaldo en esta legislatura; solo los congresistas de Vox votaron en contra

JM

El Pleno de la Corte Constitucional ha reconocido el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por 52 diputados del grupo parlamentario Vox contra diversas prescripciones de la ley de protección integral de la niñez y adolescencia contra la violencia.

La Corte ha acordado que la demanda y los documentos presentados sean entregados al Congreso de los Diputados, al Senado y al gobierno para que se presenten personalmente en el juicio y formulen los cargos que consideren oportunos.

Los demandantes argumentan que la norma en disputa podría violar, entre otras cosas, la libertad ideológica y religiosa, el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación religiosa y moral acorde con sus propias creencias, el derecho a la privacidad y el derecho a una protección legal efectiva. .

El juez Andrés Ollero será el ponente

El juez Andrés Ollero, catedrático de Filosofía del Derecho, ex portavoz de Justicia del PP en el Congreso de los Diputados y cercano al Opus Dei, será el veredicto que se dicte.

La Ley del Niño fue aprobada en pleno del Congreso el pasado mes de abril con el mayor consenso político experimentado en esta legislatura y con el aplauso de representantes de ONG: 268 diputados votaron a favor con la única oposición frontal de los 52 diputados de Vox.

El reglamento tiene como objetivo acabar con las decenas de miles de casos de abuso, bullying, extorsión digital («grooming»), abuso sexual o violación que enfrentan cada año los niños y adolescentes españoles. El punto principal es que los pedófilos pueden ser procesados ​​hasta que su víctima cumpla los 40 años, lo que retrasa en 17 años el tiempo en que las denuncias de abuso sexual infantil o violación son efectivas y pueden llevar al agresor a los tribunales. .

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, resumió su espíritu con tres mensajes. Uno para toda la sociedad, pero especialmente para las familias, en cuyo seno se producen la mayoría de los abusos: «La violencia contra los niños no es aceptable y no la permitiremos». El segundo, para los menores: «Nadie tiene derecho a violarte. Nadie tiene derecho a tocarte si no quieres. Si alguien te lastima en casa, pide ayuda en la escuela. Si alguien te lastima en la escuela, pide ayuda en casa. Si alguien te hace algo, nunca es tu culpa. Pide ayuda, te ayudaremos ». Y el último, que desató protestas en los escaños conservadores, ante la jerarquía católica: «La Iglesia ha sido cómplice durante demasiado tiempo y ha encubierto los abusos en ella, y eso debe terminar».

.

Deja un comentario