El Tribunal Supremo confirma la existencia de prisión permanente para una pareja por el asesinato de un niño en Tenerife



SANTA CRUZ DE TENERIF, 4 de octubre (EUROPA PRESS) –

La Sala Penal de la Corte Suprema ha confirmado una pena de prisión indefinida que podría ser revisada para la pareja por el delito de homicidio de una niña de cinco meses, hija de una mujer, ocurrido en mayo de 2018 en el municipio de La. Matanza, en la isla de Tenerife.

La Sala desestima los recursos de casación interpuestos por dos condenados contra la sentencia del Tribunal Supremo de Canarias, que confirmó la sentencia dictada por el jurado de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, que también impuso dos años de prisión. para cada uno por el delito de malos tratos habituales.

El tribunal declara en su decisión que el informe de hechos describe las circunstancias en las que el imputado lesionó y finalmente mató al menor. Así, esto indica que dos de los imputados, o uno de ellos, pero en todo caso con el conocimiento y consentimiento del otro, ya que no hicieron nada para evitarlo, a pesar de que pudieron haberlo hecho, en el período de Del 22 al 27 de mayo de 2018, ambos inclusive, «golpearon, sacudieron y repetidamente dieron a la víctima fuertes apretones de manos, resultando en numerosos hematomas distribuidos en cabeza, piernas, brazos, espalda y abdomen, en el lugar donde se concentraban la mayoría de ellos». «

Agrega que posteriormente ambos o uno de ellos, como consecuencia de una fuerte y fuerte compresión o uno de los golpes que golpeó al menor en las últimas horas del 26 de mayo de 2018 o en la madrugada del 27 de mayo, “estallaron. el hígado, provocando una hemorragia interna que la llevó a la muerte, lo que provocó que la menor sufriera dolores intensos durante un largo período de tiempo, lo que a su vez provocó un llanto severo «.

La Sala observa que, si bien el jurado no pudo declarar probado cuál de los dos imputados golpeó cada uno al menor en el plazo de cinco días, concluyó que “fue ambos o uno de ellos con el conocimiento y consentimiento. el otro, sugiriendo la coautoría con imputación mutua del resultado, ya que ambos estuvieron presentes durante cinco días, durante los cuales continuó la conducta, lo que derivó en dos resultados típicos: lesión corporal y muerte de un menor ”.

Agrega que “es ilógico entender que durante estos cinco días uno de los dos no hizo nada, tomó una posición de absoluta inacción, o, como se suponía, no supo lo que pasaba en la habitación durante cinco días, gritando . niño. Por el contrario, la lógica de los eventos lleva a la conclusión de que ambos estuvieron involucrados en el evento, ambos tenían el alcance del evento sobre el comportamiento, y esto se describe mediante una historia real que usa un verbo plural para describirlo. acción y asunción de un resultado, sin perjuicio de la dificultad de identificar una acción específica que condujo a resultados típicos específicos. Por ello, el Jurado procede a expresar comportamientos, activos e inactivos, teniendo en cuenta las dos modalidades de comportamiento típico ”, enfatiza el tribunal.

La decisión impugnada, así como la decisión de la instancia, a juicio de la Sala, demuestran la implicación en los hechos en virtud de la acción o inacción de ambos demandantes. Recuerde que “hasta cuatro médicos han documentado la etiología de las lesiones en un niño menor de cinco meses, todos coinciden en sus hallazgos, los hematomas y traumatismos son la causa de los episodios de abuso, y la rotura hepática no fue accidental ni accidental. el evento es más bien el resultado de un golpe o una fuerte presión sobre el cuerpo del niño «.

En cuanto a la autoría del imputado, este indica que “se ha probado y expresado de esta manera, ya que fueron las únicas personas que se hicieron cargo de la menor y otra hermana de 19 meses, quienes se encontraban en una pequeña habitación que apenas queda, sólo lo más necesario ”. Asimismo, rechaza la versión incidental presentada por los imputados, pues los peritajes reflejan el dolor que debió haber experimentado el menor por la rotura del hígado.

La Sala también da por probada la traición a la patria, que es impugnada por los condenados en su apelación. En este sentido, señala que “cuando se trata de la muerte de un infante, una persona de cinco meses, asumiendo la máxima indefensión, la conducta dirigida a provocar la muerte es propia de la traición en la medida en que la muerte de una persona en tal manera o en una forma en que las posibilidades de protección se manifiesten total y completamente anuladas «.

Deja un comentario