Esperando en la cola el Black Friday sin mucho descuento


Desde la primera hora se registró un flujo de público y buenas ventas en centros y zonas comerciales. / Juan Carlos Alonso

A pesar de las bajas ventas y las fuertes lluvias, se han registrado buenas llegadas y ventas en las áreas comerciales

Sylvia Fernandez

Aún eran las 8.30 de la mañana y algunos vehículos ya estaban alineados en las puertas de los estacionamientos de algunos de los centros comerciales de la isla con el objetivo de primera entrada y descuentos, aunque se anunciaban grandes carteles y anuncios y el último día eran menos pesados ​​que en otros. años. Los precios de descuento oscilaron entre el 15% y el 20% en la mayoría de las tiendas, algunas llegaron hasta el 50% pero solo en la segunda unidad y en la mayoría de ellas, el descuento solo afectó a algunos artículos pero actuaron como «geniales» para afirmar que siempre llevan «para un bocado».

El Black Friday Covid de este año ha sabido despertar el consumismo que lleva más de un año dormido, y los canarios han salido a la calle a comprar. En años anteriores, fueron muchos los que decidieron aprovechar esta fecha para comprar regalos navideños y así ahorrarse unos euros. Este año, la estrategia ha agregado escasez de regalos y temores de que se agoten debido a la crisis de suministro global existente, por lo que ayer fue un viernes negro, con tiendas alineadas esperando la entrada y esperando el pago. Hasta una hora

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Zona de Triana, Carlos Bethencourt, destacó ayer esta situación. “Hace mucho tiempo que no se veía gente esperando en las calles para entrar”, dijo Bethecourt, quien estima que el número de visitantes y ventas ayer fue de un 10% a un 15% mayor que en 2020, y que la capital, Gran Canaria, cayó ayer a pesar de las fuertes lluvias.

Alexis Herrera y Vanessa Santana llegaron al centro comercial Las Arenas a las 10 a.m. y pudieron salir con sus compras una hora después: un cinturón. «Ha pasado una hora y solo hemos comprado una cosa. Hay mucha gente y las ofertas no son tan buenas ”, apunta Alexis. Como ejemplo de ello apuntan a un banco de resina que habían visto durante unos días en una entidad central a un precio de 19,95 euros, y ayer hubo una «superoferta» similar con el Black Friday. Precio «Fue increíble cuando fuimos y nos lo vendieron hoy al Súper Precio que estaba al mismo precio que hace unos días», dijo su socia Vanessa Santana. Ambos lidian con su confianza cuando deciden embarcarse en sus actividades de juego. Varias veces en el estacionamiento pudieron estacionarse a las 9.40.

Beatriz se sorprendió al ver la cantidad de autos y personas en Sosa Mall. Llegó a las 8.30 de la mañana y dijo que le sorprendió ver «gente corriendo» cuando abrieron la puerta del estacionamiento cuando el descuento «no era tan malo».

Sheila Rodríguez, una habitual del Black Friday, dijo ayer que «solo» algunos descuentos eran buenos. Según él, «nos hemos vuelto un poco locos por las compras por miedo a la escasez y a quedarnos sin cosas».

El buen ritmo de compras en todas las zonas comerciales de las islas fue una nota influyente. Manuel Marrero, director de comunicación y relaciones exteriores de El Corte Inglés, indicó ayer que, a pesar de la lluvia, el Black Friday ha funcionado muy bien tanto en llegadas de público como en ventas, que aguarda una buena campaña navideña. Aunque no se ha consultado a ninguna fuente comercial sobre si las ventas de este año han superado las de 2019, antes de la epidemia, la investigación realizada por varias organizaciones ha demostrado que el gasto aumentará este año.

Así, la unidad de estudio del Observatorio Cetelem, BNP Paribas Personal Finance, estima que Canarias será una de las regiones donde más aumentará el gasto este año, con un incremento del 35% con respecto a 2020 y del 13% con respecto a Canarias de 2019. Gastarán una media de 360 ​​euros el viernes frente a la media nacional de 261.

En términos de costo y retorno de costos, asociaciones de consumidores como Adicae han advertido que todas las ofertas podrían convertirse en un problema para los consumidores «en el contexto de la subida de precios, dentro del rango del presupuesto familiar debido al aumento de la electricidad y los combustibles» y productos -transparentes «. Adicae confirma que las campañas «agresivas» «incitan al consumismo peligroso que lleva a la compra de bienes innecesarios».

.

Deja un comentario