Fiscalía de Voxa condena y exige la destitución del cartel


La Fiscalía Provincial de Madrid presentó denuncia ante el Juzgado de Instrucción núm. 53 de Madrid contra la formación política VOX por colocar un cartel electoral, que a su juicio podría constituir un delito de odio.

La misiva pide al juez que adopte, como medida cautelar, lo antes posible, «lo antes posible» la retirada de un cartel publicitario con el rostro de una anciana, a la que se le atribuye la condición de «abuela» y el monto de 426 euros se imputa como coste económico.

Por el contrario, el mismo cartel muestra una imagen de mineral que representa a un «joven racista de piel oscura, con la cabeza cubierta por la capucha de la prenda que lleva y la cara cubierta con un pañuelo ancho». los costes asociados al mantenimiento de estos menores ascienden a 4 700 EUR al mes.

La solicitud de retirar el cartel no solo afecta al que se muestra en Estación de metro Sol Madrid, sino también «para cualquiera que muestre el mismo contenido en cualquier otro espacio publicitario y sea rechazado por el anunciante».

El 20 de abril, el Ministerio Público se enteró de la colocación del citado cartel por VOX, que, según la Fiscalía, «no es solo el monto económico estimado que se transfiere a los jubilados el mantenimiento del mineral, cuestionando así su naturaleza ética y jurídica» pero también la imagen física sesgada de los menores como extraterrestres, violentos y criminales, ya que este es un concepto generalmente incluido en relación al individuo encapuchado, enmascarado y radicalizado.

Colectivamente «doblemente vulnerable»

La medida preventiva propuesta por la Fiscalía se debe a que «estos menores extranjeros son menores de edad que carecen de estructura familiar, social y económica en su territorio de origen». Se convierte en un colectivo «doblemente vulnerable», tanto por edad como por explotación estructural por su origen extranjero, «que no solo exige una mayor protección de todos los operadores e instituciones públicas, sino que los sitúa en uno de los colectivos especialmente protegidos. Nuestra legislación contra los ataques a su dignidad por ser irrazonables y nocivos. «

La denuncia recuerda que un delito de odio integra diferentes tipologías delictivas, en las que el interés jurídico protegido «es la dignidad de la persona, individualmente y como parte de determinados colectivos, y que tienen en común el hecho de ser actor de percepción nociva». , que determinan su acción, intolerancia exclusiva hacia ellos, que puede tener lugar de diversas formas ».

De igual forma, la Fiscalía entiende que luego de la retirada del cartel, «se protegería la dignidad y seguridad del grupo tan vulnerable como los menores extranjeros, sin vulnerar el derecho de un partido político a realizar propaganda electoral». Agrega que el espacio publicitario cerrado y ocupado por el cartel cuya retirada se solicita puede ser reocupado por propaganda dirigida a solicitar votos en la campaña.

.

Deja un comentario