Francis Candil: «Es importante lanzar un plan de revitalización de barrios»


Francis Candil (Las Palmas de Gran Canaria, 1970) tras cuatro años como portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha sido propuesto como próximo candidato a alcalde de la ciudad más poblada de la Isla. En esta entrevista habla de los problemas que, a su juicio, sufre la ciudad en materia de servicios públicos o medio ambiente, y presenta un programa centrado “en los barrios”.

Lleva cuatro años en la oposición. ¿Cómo ve el desarrollo de la ciudad?

La primera, aclarar que después de cuatro años necesitamos ser un gobierno alternativo. Este tiempo nos sirvió para estar en la calle y probar los problemas reales de la ciudad y poder dibujar un proyecto. El equipo de gobierno que dirige la ciudad está en un estado de agotamiento. Aún no se han enfrentado ni resuelto grandes desafíos. Por eso estamos felices de ser parte de ese cambio político para liderarlo o participar en él.

¿Qué retos hay que afrontar?

Esta ciudad es, por un lado, hacer sentir a todos los vecinos esa parte de Las Palmas de Gran Canaria. Seguimos teniendo el 70% de nuestra población fuera de las grandes inversiones. Somos muy asertivos en eso porque seguimos yendo todos los días a barrios que parecían olvidados hace 30 o 40 años. Podemos nombrar muchos del Cono Sur, Ciudad Alta o del Distrito de Lima. Otro desafío es tener un trabajo. Hay un grupo de entre 45 y 65 años con más de 20.000 personas que parece que se han detenido en el tiempo, sin mecanismo de integración y parece que los condenamos a vivir de la asistencia social. En cuanto a las políticas de sostenibilidad, en el tratamiento de residuos la ciudad ha quedado anclada en el pasado.

¿Porque dice eso?

Solo reciclamos el 10% de lo que tiramos. La ciudad estuvo todo el mandato esperando el quinto contenedor de residuos orgánicos. Otro desafío es la gestión de los servicios públicos. Nos enfrentábamos al reconocimiento de un grupo de gobierno que no pudo reorganizar el servicio de limpieza y ahora se lo brindaremos a la empresa privada. Ahí tenemos muchos problemas. La policía también estaba en guerra, con antiguas dotaciones materiales. Y en cuanto a la movilidad… Esta ciudad se ha metido en los itinerarios en bicicleta, a los que no estamos en contra, pero primero somos peatones. Teníamos que movernos hacia la ciudad en 20 minutos.

Si pudieras gestionar mañana, ¿qué sería lo más urgente?

Tenemos un problema muy serio con la administración pública, con la burocracia. Hay que reorganizar los servicios municipales para que la contratación y la intervención funcionen a pleno rendimiento. También hay un problema de limpieza. La denuncia ciudadana es permanente en este sentido. Y luego, fundamentalmente, poner en marcha la iniciativa vecinal. Contamos con un plan de regeneración urbana en nuestros barrios. Era necesario reverdecer la ciudad, sacrificando el verde frente al hormigón. Esto debe ser algo transversal a cualquier proyecto que se haga.

La pandemia marcó la mayoría en la legislatura. ¿Ha mejorado la ciudad?

Salió en forma y comenzó. Tenemos un problema que se entrega en mano, aprovechando el estado de alarma para sustituir los conductores de recogida de basura. Todavía extraño la promoción de la economía azul y verde. Mi percepción es la emoción en los servicios. El atasco de contratación de más de 100 contratos nulos merece capítulo aparte. Hay una fuente de grandes problemas de gestión.

¿Cuáles serán los ejes de su proyecto?

Para nosotros, la política de la gente importa. Esta ciudad debe estar preparada para el envejecimiento de la población, ahí proponemos la creación del Consejo de Alcaldes. Luego están los problemas de mantenimiento. Queremos apostar por los grandes corredores peatonales, mejorar la gestión de residuos y avanzar en la lucha contra el cambio climático. Por otro lado, la iniciativa del barrio. Se debe lograr una ciudad integrada. Aquí es donde entran en juego los proyectos de movilidad y creación de áreas recreativas; considerado hasta la última esquina. En cuanto a los servicios sociales, deberíamos buscar alianzas con las grandes ONG de esta ciudad para ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad. También necesitamos enfrentar la crisis que estamos comenzando a vivir con la inflación.

Candil en entrevista con Mirador de Altavista. ANDRÉS CRUZ


El gran proyecto de la ciudad ha sido Metroguagua en los últimos años y los que vienen tendrán el reto de terminarlo.

Hubo un problema con el modelo de gestión, sin un proyecto integral, lo que provocó que se encareciera y se alargara en el tiempo. Dibujan ofertas en pedazos y las partes más complejas aún permanecen. El caso es que anunciaron que terminará en 2021 y ahora ya no pueden dar fecha límite. Este es otro elemento que demuestra que la ciudad está dejando su credibilidad en el camino. Este Ayuntamiento ha hecho muchos compromisos. Cuando terminó el confinamiento, el alcalde salió prometiendo una inversión extraordinaria de 100 millones, luego nos explicó que eso era lo que estaba previsto.

Recientemente hubo un desfile de Carnaval decepcionante. ¿Cómo ves la fiesta?

Creo que todos los municipios, de todos los colores, están matando el carnaval. Gobiernos de PP y PSOE. Finalmente, se fueron con una fiesta emblemática relegada a varias galas y una cabalgata con participación que vimos durante el fin de semana. Hay un destacamento. Es necesaria una reflexión. Hay gente que se adapta a la idea del Carnaval. Necesitas ver cómo relanzarlo. Eventualmente terminamos persiguiendo a todos; ya veces no había mucho ruido, porque no había suficiente baño.

Sin embargo, hay un problema con la vida nocturna.

Ahí no nos queda más remedio que buscar una solución. Ahora estamos con el desarrollo del Muelle Deportivo. ¿Cómo participó el Ayuntamiento en este proyecto? El caso es que se ha convertido en un lugar de esparcimiento. ¿Es posible hacer que los dispositivos sean compatibles? Deberíamos ser más activos en ese proyecto. Allí podemos encontrar ubicaciones menos molestas. Hagamos un reglamento a seguir, quien critique a los tribunales le dará la razón. También es necesario sensibilizar a los que salen del partido. En última instancia, este es un problema generalizado no solo en esta ciudad.

El escenario electoral está muy fragmentado. Es probable que entre la extrema derecha. ¿CC llegará a algún tipo de acuerdo con Vox?

Esa era una línea roja en la Coalición Canaria y por mi parte estaba aburrido. Creen que los nacionalistas son el enemigo. Tampoco creen en la autonomía.

¿Te preocupa entrar en una ciudad como esta, con carácter abierto?

Estaba preocupado por ciertos comportamientos; Veo que algunos partidos políticos, que se han puesto en el debate simple, están adoptando discursos peligrosos para una sociedad y una ciudad como la nuestra; que siempre se supone que son abiertos y bienvenidos. No digo que no veamos los problemas, pero sinceramente me preocupa que el debate sea tan superficial y que, en última instancia, bordeemos la xenofobia. Hay algunas responsabilidades que, si no las manejamos adecuadamente, se convertirán en caldo de cultivo para buscadores de enemigos externos que quieren responsabilizar a los migrantes por ciertos problemas. En Canarias no hay ningún problema real con la inmigración salvo que el Estado debe asumir sus competencias y la Comunidad se hace cargo de los domicilios de los menores. Pero decir que a los canarios se les quitaron los recursos es una falacia.

.

Deja un comentario