Frenos Granca en Lug


Oscar Hernández Romano

Frenado en Lug. El CB Gran Canaria, que fue de más a menos, acabó siguiendo al río Breogán, que perdió once en el tercer cuarto, pero al amparo de su fiel afición acabó por traer un prestigioso triunfo que le acercó un poco más a la Copa del Rey. (76-66).

Tras una primera parte igualada (32-34), los claretianos realizaron otra marcha que les permitió distanciarse claramente (41-52), pero la reacción y el éxito local no tardaron en parecer que firmaban una remontada destacada y justa contra un recuadro amarillo que paga con derrota por tu versión discontinua de la pista.

Tropezar, en un feudo donde será muy caro ganar este año, tiene suficiente espacio para seguir la lucha por un lugar en el partido de copa. No hay objeciones a tropezar más allá de ese desgaste y rotura final, y el esfuerzo que se ha hecho es insuficiente para agregar a un oponente que ha luchado y desgastado al extremo.

El comienzo del tirador

El Granca fue el primero en ceder, pero el River Breogan no tardó en responder e incluso ganó una ventaja (7-4, con tantos cinturones, y le siguió el delantero serbio Marko Luković). Los gallegos y grancanarios no dejaron nada en el duelo sin descanso y un ritmo frenético. Brussino, por ahora, tenía la mejor arma de casa, Dzanana Musu que debutó con un gol desde la línea de tiros libres (7-6, 5.36 para cerrar el primer set).

Con los tres primeros del muy activo Enis, los Claretins volvieron a tomar el mando (8-9), mientras Fisac ​​reclutó a Ilimane Diop para Shurn para darle más centímetros a su quinteto.

El intercambio de golpes fue una tendencia general. Pero fue Gran Canaria quien decidió marchar una vez más en defensa, lo que le permitió marcar el ritmo de un duelo que mantuvo su diabólica intensidad a pesar de un marcador corto (10-11, faltando 2,19 en el primer acto).

El segundo palo de Pustova hizo que Fisać lo reservara para más tarde. Khalifa Diop tomó su testigo, con trabajo adicional bajo los aros con Mahalbašić. Con el Granca ahora sufriendo un gol y una serie de 6-0, el primer acto se agotó con una ventaja de local de 16-11.

La caja de la isla se enciende después de la primera parada. Con una racha de 2-9, liderada por el acierto de AJ Slaughter, los amarillos lograron revertir el resultado (18-20). Sin Pustovo, todavía reservado, Sakho empezó a hacer daño en la zona amarilla, donde Stevic, siempre destacado en su actuación, sufrió por retener el centro local (28-28).

Valió la pena dejar la defensa de los clareianos al límite al vestuario con ventaja (32-34) en un duelo muy abierto a cualquier resultado.

Fotografía acb / C. Castro

Aparece Pustovyi

En el camino de regreso, el ritmo no bajó. Pustovyi volvió al quinteto del conjunto claret, que se quedó con los ingresos ante un rival muy comprometido (34-38). Con el pívot ucraniano al mando de las zonas e inspirado por Dylan Ennis, Gran Canaria continuó su intento de fuga (38-47, con tres escoltas), mientras que los locales mantuvieron el tipo en base a coraje y cantidad de coral (41-47 tras 2 + 1) .

Granca insistió tanto que finalmente logró escapar de su rival. Con un triple de Brussin y un colega de Shurna, acertó y obligó a Paco Olmos a parar el partido (41-52).

Sin embargo, la alegría duró un poco. Dos tres en la serie de Kalinoski interrumpieron la serie amarilla (47-52).

Para igualar cada vez más, Musa y Mahalbašić llevaron a uno a los locales gracias a un parcial de 10-0 (51-52). Empezar de nuevo.

Y más aún el equipo local, que volvió a tomar el mando con el nuevo triple de Kalinoski justo antes de que Kramer despejara las tablas en la última acción del set (54-54).

Ilimane Diop fue el primero en golpear con un martillo en el cuarto decisivo, y Mahalbašić respondió nivelando todo de nuevo.

Entonces la bola empezó a arder. Las inexactitudes se multiplicaron a medida que los minutos se gastaban iguales (56-56, a 6,50 para el final).

Con las piernas ya cargadas, las concesiones en defensa se han multiplicado, y el duelo ha entrado en un canasta de cambio que hasta ahora ha dominado al tapado Breogán (65-60, 3,16 para el final). Con el viento y las tribunas a favor, el equipo gallego se sintió cómodo. Gran Canaria, en cambio, lo echó todo en busca de la remontada, pero se quedó sin gol y tiempo por delante de Breogán que a 1,50 para el final firmó su máxima renta (69-61).

Para rematar el trabajo, Kalinoski puso punto y final a su notable remontada local con su quinto triple ante el Gran Canaria, que ralentiza su racha positiva en Lug, donde es muy caro ganar este año (76-66).

– Hoja técnica:

76-Río Breogán (16 + 16 + 22 + 22): Bell-Haynes (6), Lukovic (15), Sakho (4), Sergi Quintela, Musa (12) -start pet-, Kacinas (3), Kalinoski (23), Erik Quintela (3), Mahalbasic (9), Iván Cruz (-)

66-Gran Canaria (11 + 23 + 20 + 12): Albicy (4), Brussino (10), Shurna (9), Ennis (15), Pustovyi (6) -principiante cinco-, Slaughter (7), Kramer (7), Ilimane Diop (2), Stević (-), Spasen (4), Khalifa Diop (2).

Jueces: Pérez Pizarro, Martín Caballero y Carlos Merino.

Incidentes: El partido de la novena jornada de Liga Endesa se disputó en el estadio Pazo dos Deportes de Lugo ante más de 4.000 espectadores.

.

Deja un comentario