«Fue una noche dura» para la población, reconoce el director de Pevolca


LRG Las palmeras de Gran Canaria

“Anoche fue una noche dura”, dijo Miguel Ángel Morcuende, Director Técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgos Volcánicos (Pevolca), “por eso quise
Enfatizar la cortesía«, De los ciudadanos de la zona. “Especialmente de la gente que vive en el valle. Estamos ante un fenómeno de erupción estromboliana explosiva con bastantes temblores y explosiones. Y aunque estamos en el índice 2 de 8, sucede que estamos muy cerca del volcán ”, agregó.

1.281 edificios afectados

Morcuende afirmó que hoy están afectadas 525,77 hectáreas, «33 hectáreas más que ayer» y «el ancho máximo del vertido hasta ayer era de 1.250 metros», pero como consecuencia «del notable aumento del vertido desde aquella noche en que se rompió el cono. , ya estamos a 1.520 metros.

Al 8 de octubre, los últimos datos del satélite Copernicus, el volcán ya ha destruido 1.186 edificios o estructuras y otros 95 están en riesgo. Esto afecta a 1.281, dijo Morcuende.

Esté atento a la nueva ropa

La rotura del cono provocó varias corrientes iniciales, explicó el director técnico de Pevolca, una de ellas ya está «frenada», la segunda, más al noroeste, «tiene actividad y tiene dos ramales en el norte, que están en el mismo nivel de la cementera Callejón de la Gata «y aunque va muy lento, a cinco metros por hora, lo vigilan porque» puede llegar a la cabecera de una minipiscina y cambiar de recorrido, lo que podría agravar la situación y necesitamos tomar medidas «. No obstante, agregó, «el ritmo de avance es lento y esa es una información importante».

La otra lavandería ya ha cruzado la calle «y
el pronóstico es que se ejecutará en paralelo al yeso anterior y al final busqué la salida por la parte norte de Todoque y apreté el brazo que se detuvo ”, dijo.

En cuanto a la sismicidad, Miguel Ángel Morcuende afirmó que fue «en gran número» y se encontró en niveles intermedios y profundos, es decir, entre 10 y 15 kilómetros de profundidad o más de 20. Ayer se sumó una a más de 35 kilómetros.

Por su parte, María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, agregó que en realidad se habían producido más «sismos percibidos» y se esperaba que estos crearan «pequeños deslizamientos de tierra».

Calidad del aire

Cuando se le preguntó sobre la cantidad de lava que emitió el volcán, María José Blanco dijo que se estimó en
39,6 millones de metros cúbicos, pero que el estudio de las imágenes de satélite había aumentado el valor a 60 millones, con cifras tan diferentes, dijo que aún no se podía dar una cifra exacta.

Tanto Blanco como Morcuende también hablaron sobre la calidad del aire y ambos dijeron que no se habían superado los umbrales de peligro. Si se considera “que estamos en un proceso eruptivo”, agregó Morcuende, por supuesto se puede decir que “la calidad del aire”
es razonablemente bueno«. Algo que ayuda el clima.

.

Deja un comentario