Gran Canaria como multiplicador de esperanza: busca dos victorias seguidas


Un plano del estadio de Gran Canaria, donde volverá a jugar la UD Las Palmas este domingo, que será la octava jornada de la temporada. / ARCADIO SUÁREZ

La UD afronta este domingo su segunda cita consecutiva en la isla, donde debe convertir la valla de las Siete Palmas en una fortaleza inconquistable

Kevin Fontecha

KEVIN FONTECHA Palma grancanaria

La victoria ante la Ponferradina, que dudó solo en los últimos minutos por el tiro libre de los invitados, pone a la UD en la órbita que recibirá esta semana al Cartagena en la isla, en el que será el segundo partido consecutivo en la isla. El objetivo es claro: sacar seis de seis. O, qué decir, agregue otro éxito consecutivo en la disputa amarilla. Porque
En casa, si quieres mirar la tabla de la liga, tienes que ganar más que la suma de los empates y las derrotas cuando termine la liga. Por eso la oportunidad parece capital.

Las buenas sensaciones colectivas e individuales de victoria ante el Ponfe catapultaron la moral de Las Palmas, que espera multiplicar la esperanza en su templo. En los cuatro partidos que acogió el Estadio de Gran Canaria,
los amarillos suman un saldo positivo, ya que han ganado dos veces y se han rendido solo dos empates (Valladolid e Ibiza). Es decir, anotó ocho puntos de los doce posibles. No es una mala cifra, que, de derribar a Cartagena, provocaría optimismo con 11 puntos de 15 posibles.

Pepe Mel es consciente de la importancia del nombramiento, ya que podría marcar el futuro de la UD en un futuro próximo. De hecho, el vestuario también lo sabe. El propio Eric Curbelo dijo hace unos días que Las Palmas, si gana varios partidos seguidos, da el salto a la tabla. Por delante, el Cartagena que jugó ayer y que llegará al archipiélago con dos días menos de descanso para preparar el curso. Pero siempre con Rubén Castro con una escopeta de perdigones cargada.

Con todo,
Una racha de dos victorias seguidas en esta liga cerrada podría significar que Las Palmas incluso podría llegar a los playoffs, ya que actualmente está a solo un punto del cuarto clasificado. Luego llegará el momento de visitar los Juegos del Mediterráneo, la semana que viene, para medirse las espadas con el Almería que es un serio candidato al ascenso directo y que ya es segundo en la tabla. Pero por ahora, sumar seis puntos de los seis posibles en dos fechas consecutivas en Gran Canaria es el objetivo a corto plazo del equipo que dirige Mel.

Última temporada

El año pasado, la UD exhibió buenos números en casa, pero no fueron suficientes para dar un salto de calidad. Si solo miramos los resultados en casa, en 21 partidos disputados, los amarillos terminaron en sexto lugar, igualando los puntos con el Almería (38). Con 11 victorias, cinco empates y cinco derrotas más, uno de los objetivos de este año es mejorar aún más el bagaje de los anfitriones. De hecho, el mejor equipo de su guarida fue el Espanyol, que finalmente ganó el campeonato y pasó a Primera División. Según datos anecdóticos, el Rayo Vallecano, que ganó el último puesto en los playoffs, consiguió un punto menos que el equipo que entrena Pepe Mel.

.

Deja un comentario