La epidemia fue contenida por el cierre de varias tiendas en el aeropuerto


Gran Canaria es el aeródromo que más daños ha sufrido. Además de 3 de los 15 restaurantes, han cerrado 9 de sus 27 tiendas. C7

A pesar de recuperar parte del tráfico, alrededor del 30% de las tiendas siguen cerradas. Los empresarios están culpando a los espejos y a los altos alquileres de la situación

Sylvia Fernandez

La reanudación de la aviación y el regreso de los viajeros internacionales a partir de septiembre han reactivado los aeropuertos y sus establecimientos comerciales. Después de un cierre completo durante el tiempo de Covid, condujo a una recuperación de verano aterradora que ha ganado impulso desde septiembre, con la reapertura del 70% de los aeródromos de la isla.

Sin embargo, son muchas las instalaciones que se han quedado a un lado de la carretera en el año y medio de Kovid. Según datos facilitados por Aena, de los 77 establecimientos comerciales que existían en las islas antes de la epidemia (no se contabiliza Lanzarote, todos abiertos), 20 cerraron sus puertas, lo que supone un 30%. 57 se ha relanzado y está funcionando de nuevo con la esperanza de que el turismo siga creciendo y no haya nuevas restricciones o paradas para la movilidad. En el negocio de la restauración, han resistido mejor el ‘turismo cero’ de Covid, con 9 de las 54 islas cerradas y el resto aún abiertas.

El sector empresarial culpó a Aina del cierre, al no estar motivado por ningún tipo de acuerdo con los inquilinos para pagar el alquiler durante el Covid. Como se recordará, Aena envió a sus inquilinos -restaurantes y comercios- facturas de 2020 sin descuento de un solo euro, a pesar de la crisis del Covid y una fuerte caída del tráfico, descontando más del 80% de la facturación de estos negocios. Ante esta situación, muchos inquilinos acudieron a los tribunales para buscar protección y evitar que se hicieran cumplir las garantías. «Muchos han sido detenidos y multados», dijeron fuentes del sector.

Según los críticos, Aena ha «seguido el camino contrario», destruyendo actividad y empleo, lejos de intentar llegar a un acuerdo con sus inquilinos y abrir una «negociación sincera» para mantener el tejido empresarial y productivo. “La situación se ha identificado en todos los aeropuertos de la red, pero en el caso de Canarias es aún más gravoso ya que se han cerrado 20 tiendas. Este es un hecho inédito en cualquier otra parte de Europa ”, dijo la fuente, quien aseguró que el cierre destruiría 120 puestos de trabajo.

.

Deja un comentario