La falta de coches de alquiler atraerá al 40% de los turistas en invierno


Imagen del terreno donde esperaba el coche de alquiler después de que Covid se averiase, para reactivarlo. / Arcadio Suárez

La «parada» de la fabricación de vehículos para los componentes «alquiler de coches» evita que se adquieran más unidades y lleguen a tiempo para la temporada alta

Sylvia Fernandez

Las empresas de alquiler de coches en Canarias están desesperadas. Quieren y no pueden. La previsión indica que a partir de noviembre, en plena temporada alta, el turismo a las islas aumentará notablemente, alcanzando el 70-80% de la profesión e incluso superando. «Rent a car», aquellos que están perdiendo 18 meses y clasificando en el ranking, ven la oportunidad de volver para obtener ganancias. Sin embargo, sus ingresos no serán tan altos como deberían, ya que no tienen suficientes autos de alquiler para satisfacer la demanda de los turistas esperados. Brecha esperada entre oferta y demanda 40%,

Está dirigido por Roberto DeVilla, Secretario General de la Asociación de Empresas de Alquiler de Vehículos de Canarias (ICAV) y Consejero Delegado de Avis. Según explicó, tras ajustar la flota que las empresas pudieron afrontar con Covid con una reducción del 70%, la flota de vehículos de ‘alquiler de coches’ se redujo a 22.000 unidades. En los últimos meses y viendo crecer la demanda de turistas, las empresas de alquiler de coches empezaron a comprar y esta cifra se ha incrementado hasta unas 35.000 unidades, que actualmente se encuentran en funcionamiento.

Las compras continúan y continuarán pero el problema es que la producción de automóviles no llega a las islas debido al problema global de falta de componentes hundidos. Se han realizado pedidos, pero nuestras fábricas deben esperar la producción. Ya era un problema para todos los turistas que llegaban a las islas para asistir este verano pero se esperaba el caos del invierno. «No habrá autos para todos», dice DeVilla.

«No es que no lo queramos, no podemos hacerlo», dijo Juan Antonio Jiménez, presidente de la Asociación de Profesionales de Alquiler de Coches de Canarias (APECA). Tiene un impacto negativo en el alquiler de coches ”cuando el sector se lanzó 18 meses después de Kovid.

Según DeVille, se necesitarán 55.000 unidades para atender a todos los turistas. Según él, la brecha que se abrirá entre oferta y demanda en temporada alta es de entre el 35% y el 40%. No podemos hacer nada si queremos. Nosotros mismos hemos comprado más de 2.000 unidades pero no llegarán a Canarias al menos en el primer trimestre de 2022. Independientemente de la marca, modelo y tipo de vehículo, los vehículos están llegando a la isla con retrasos de seis a siete meses. «El toro nos va a alcanzar», dice.

La consecuencia lógica de esta falta de oferta es el aumento de precios. Esto ya ha sucedido en verano, pero la subida para el invierno va a ser más. Se espera que los precios aumenten más del 70%. “El alquiler de autos será tres veces más caro que en 2019 porque no hay vehículos”, dijo.

Este octubre se va a sentir la falta de unidades en el puente. Un coche de alquiler durante una semana podría superar los 500 euros y se espera que los precios sigan subiendo el próximo mes. El presidente de Apex, Juan Antonio Jiménez, señaló que quienes reserven en 15 a 20 días no tendrán problema pero quienes esperen en el último momento sí.

Los precios, como mencionó, se mantendrán al nivel de otras ciudades de la península. “Ahora se pagará lo que se le dé a otras comunidades”, dice.

Las empresas de alquiler ya alertaron a los turoperadores con los que trabajan problemas y redujeron la cantidad de unidades comprometidas para satisfacer las necesidades de los viajeros a la isla.

No tiene sentido mover vehículos por la isla, ya que la mayor demanda se espera en Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura y las unidades que operan desde el resto de la isla no aumentan la flota porque el número es pequeño.

«El problema es serio y no importa cuánto tratemos de resolverlo, no hay nadie en este momento», dijo DeVilla. Mover flotas desde la península es una opción pero, como explica Jiménez, el problema de la falta de vehículos también se da a nivel nacional. “Las grandes ciudades como Madrid y Barcelona también tienen escasez, por lo que las flotas de la península se trasladan a este destino”, explica.

.

Deja un comentario