La Inspección de Trabajo ordenó a la policía suspender prácticas de tiroteo en la Isleta


Javier Darriba

JAVIER DARRIBA Las palmas del Gran Canaria

El Ayuntamiento está considerando la posibilidad de suspender las prácticas de tiroteo obligatorias que realiza la Policía Local en las instalaciones provistas por el Ejército en la base militar de La Isleta. La Inspección de Trabajo, a raíz de una denuncia de los sindicatos USPB y CC YES, consideró que
el Ayuntamiento «incumplió su obligación de evaluar los riesgos de un fideicomiso utilizado por la policía local para su práctica de tiro».

La Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Las Palmas considera irrelevante el hecho de que los agentes estén desarrollando su formación en un espacio que no es propiedad del municipio. “Independientemente de que las instalaciones donde se realizan las prácticas de tiro por parte de policías locales pertenecen a una base militar, se trata de una unidad utilizada por los funcionarios del Ayuntamiento para realizar las actividades de formación necesarias para el desempeño de su labor como policía local, por lo que, en nuestra opinión, claramente independientemente de la titularidad de la unidad, es un centro de trabajo del Ayuntamiento ”, afirma en el requerimiento.

El Consistorio analiza las implicaciones derivadas de las decisiones de la Inspección de Trabajo a pesar de
dudas formadas por el hecho de que la norma de prevención de riesgos laborales puede aplicarse a instalaciones militares y porque el campo de tiro del Ejército también es utilizado por otras fuerzas de seguridad sin ningún tipo de problema.

Ante estos hechos, el equipo de gobierno ha asegurado que las obras de construcción de una galería de tiro en Manuel Lois serán eliminadas en breve mediante procedimientos de emergencia.

La suspensión de prácticas se entenderá como una medida temporal hasta que se constituya la nueva galería. El Ayuntamiento confía en que se pueda utilizar el próximo año.

El proyecto

  • Dos millones.
    Esta es la cantidad, en millones de euros, que se espera que cuesten las instalaciones. Incluían tres campos de tiro: uno para entrenamiento con distancias de 25 y 50 metros, otro para entrenamiento de vehículos y un tercero para tiro a tres frentes. Además hay seis salas de entrenamiento, la armería de recepción, la escuela de tiro y un aula para 60 personas.

Desde 2018, el Consistorio tiene un proyecto para desarrollar un polígono de tiro para Policía Local que no se ha promovido desde
existen dudas sobre la idoneidad medioambiental de estas instalaciones en el desfiladero de Tamaraceite.

Los agentes de la policía local deben realizar prácticas de tiro cada seis meses.. Primero, los policías de la capital fueron a una galería de tiro privada. Para ello, el Consistorio firmó un contrato menor con la empresa, pero en enero de 2016, la Contraloría General advirtió que esta fórmula contractual no se mantendría a un costo regular.

Dado que no se tramitó el contrato principal, comenzaron las demoras en el pago de las facturas, hasta que la galería de rodaje decidió dejar de prestar el servicio a la Policía Local, algo que sucedió en 2018. Las gestiones de los responsables del tiroteo Un mes después, la El Ejército permitió a los agentes acceder a uno de los seis campos de tiro que trabajan en las instalaciones militares de La Isleta. Allí permanecieron desde entonces, hasta que la orden del Trabajo vino a interferir con estas prácticas.

Entrenamiento para disparar a un agente. /

C7

Fuentes consultadas en este diario indican que si la práctica de tiro no se practica con regularidad, cualquier incidente que implique el uso de un arma de fuego será responsabilidad de la dirección de la Policía Local.

Víctor García (USPB) y Pedro Alberiche (CC OO) han expresado su confianza en que los últimos trabajos de la Inspección de Trabajo están obligando al grupo de gobierno a apostar por la construcción de su propia galería de tiro.

Los agentes de la policía local deben portar armas de fuego en su patrulla.
En la capital, las pistolas se incorporaron al equipo en 1998.

La intervención de los bomberos en la capital de Gran Canaria. / C7

CC YES condenó la demora en unirse a los bomberos

La Comisión Laboral (CC YES) ha denunciado la «pereza» del Ayuntamiento por «retrasar injustamente la convocatoria de formación de los 31 solicitantes de incendios que aprobaron sus pruebas el mes pasado». El gremio ha señalado que el Ayuntamiento aún no ha comenzado a pujar por el curso de formación, lo que supondría un retraso en el tiempo en que se incorporan nuevos miembros a un organismo que ha reducido jubilados y bajas y que arrastra, desde hace tiempo, mucho tiempo, una grave escasez de personal. A esto se sumó la inseguridad, tristeza e incertidumbre de los opositores, como señalaron en una carta.

El primer proceso de selección se inició incluso el 1 de febrero de 2020. El sindicato lamenta que el Ayuntamiento no priorizara algo tan urgente que soluciona la vida laboral de estas personas y simplifica, en cierta medida, la ausencia de personal físico. Para el sindicato, la política no puede reducirse a “salir por televisión” con un gran acto de solidaridad “cuando se descuida el día a día de un servicio tan básico para la ciudadanía” en la capital grancanaria.

El vicepresidente de la Coalición de Canarias, David Suárez, considera que se ha desarrollado una situación “insostenible” para los hogares de estas personas. Él cree que «los agentes de formación deberían incluirse en la licitación antes de que se complete el procedimiento». En su opinión, «la falta de cautela del alcalde de Recursos Humanos, Mario Romero, mantiene a los bomberos en una situación de incertidumbre».

El alcalde no adjunto José Guerra considera “inaceptable” que los opositores lleven esperando el transcurso de más de tres meses. «Son necesarios porque el trabajador está por debajo de un mínimo por jubilación y bajas», dijo, «hay bomberos que no toman licencia porque no han reducido el servicio».

.

Deja un comentario