La lava del volcán de La Palma fluye lentamente y amenaza zonas donde han sido evacuadas 800 personas


Volcán de la Palma. Foto Eltime.es 4

La descarga que hoy obligó a la evacuación de alrededor de 800 personas en Los Llanos de Aridane es lenta pero inexorable, amenaza a los elementos urbanos, y los técnicos de emergencia volcánica esperan monitorear un mapa de peligrosidad del curso de la lava.

El mapa fue encargado por el director técnico de Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quien también afirmó que el número de personas evacuadas de Los Llanos de Aridane puede variar ya que muchos vecinos abandonan la zona hace días y tienen sus pertenencias retiradas de sus viviendas. expectativa de que algo pueda suceder.

Además, la portavoz científica de Pevolca, María José Blanco, ha señalado que en las últimas horas se ha incrementado la señal del sismo volcánico, lo que en principio indica un mayor contenido de gas en el magma que emerge del centro eruptivo.

La altura de la columna de cenizas y gas alcanza hoy los 3.500 metros y aunque las brisas son favorables para la calidad del aire, mañana llevarán las cenizas al oeste y este de La Palma y principalmente al sur, y eso no se excluye de las cenizas. estar en el sur de Tenerife final otoño.

Es probable que afecte las operaciones en el aeropuerto de La Palma y podría hacerlo en el aeropuerto sur de Tenerife, aunque no se esperan cambios al respecto hasta el jueves, agregó María José Blanco.

El volcán emitió 21.868 toneladas de dióxido de azufre y 1.848 de dióxido de carbono por día, y ayer se registró un pico de gran intensidad que superó los 350 microgramos por metro cúbico de partícula, especialmente 830, en un episodio particular que remitió.

Blanco agregó que el campo de lava de Guirres y la playa El Charcón no parece mostrar ninguna actividad, los videos submarinos también han confirmado la ausencia de actividad en el delta de lava.

Miguel Ángel Morcuende también recordó que la sismicidad sigue siendo alta pero aún se concentra en profundidad media -de 10 a 15 kilómetros- y por encima -más de 20 kilómetros- lo que sugiere que la aparición de un nuevo centro fundamentalmente no es probable que sea remitente.

Explicó que como consecuencia de la ruptura del cono volcánico el pasado sábado, existe una corriente glaciar que «ha perdido completamente fuelle y no tiene aporte de lava» y que recorre el norte de la Sierra de Todoque con tres ramales, el que creó el delta de lava el de El Charcón y el que está a unos 200 metros de la costa en El Cantil.

Luego hay otro arroyo que desciende «con tremenda fuerza» que lleva la mayor parte del flujo de lava y corre paralelo al anterior.

Esta lavandería vigilada y vigilada causa daños importantes a su paso por áreas agrícolas y residenciales con edificios que están siendo «demolidos», pero eso no es motivo de preocupación una vez que es evacuado por áreas que ya están desgastadas.

Y luego hay un tercer lavado con menor potencia que el anterior, que corre más al noroeste y cruza en diagonal el polígono industrial Callejón de la Gata en Los Llanos de Aridane, dijo Morcuende, quien afirmó que fue «en una cabecera de un nuevo La cuenca y amenaza elementos urbanos ”.

«Esto es lo que nos preocupa porque se está trasladando a zonas que no han sido evacuadas» y de ahí la orden de evacuación emitida hoy, aunque la lava tardará un poco en llegar a estas zonas ya que se desplaza a un ritmo de 10 desplazado hasta 15 metros por hora.

Las personas con movilidad reducida que han sido evacuadas han sido trasladadas al cuartel de El Fuerte, el resto se alojará en el Hotel Fuencaliente, que hasta la fecha ha albergado a 237 evacuados.

La lava atravesó en ángulo el polígono industrial, en el que ahora solo queda una pequeña nave, «pero totalmente impactada», explicó Morcuende, quien recordó que el encarcelamiento de alrededor de 3.000 vecinos había terminado hoy después de que ayer entrara en contacto con el lavado de una fábrica de cemento. .

Hoy, la medición de la calidad del aire se considera resuelta para solucionar el problema que provoca la emisión de gases, y el director técnico de Pevolca ha advertido que no queda nada tóxico ni contaminante para quemar en el Callejón de la Gata.

Agregó que uno de los problemas de esta emergencia es que la morfología del cono volcánico «cambia todos los días, su apariencia y estructura mutan constantemente porque es un edificio inestable».

Hasta ahora, el brote ha destruido 169,44 acres agrícolas, incluidos 90,25 bananos, 9,43 aguacates, 48,37 viñedos y 21,39 otros cultivos.

Deja un comentario