La luz vuelve a cruzar la barrera de los 200 euros por megavatio / hora


Después de un aumento de alrededor del 10% este martes, será el segundo día más caro de la historia

José María Camaro

El precio de la generación eléctrica sigue probando el nivel de los 200 euros el megavatio / hora, una referencia que se olvidó durante el fin de semana, pero que vuelve este martes cuando el coste medio es de 203,68 euros / MWh. Es un 9,2% más caro que el gasto de este lunes, el segundo récord más alto de la serie histórica, alcanzando apenas el viernes pasado los 216 euros.

Después de finales de septiembre con precios promedio récord, solo después de julio y agosto, octubre ya registró los dos precios más altos jamás vistos en solo cinco días y esta tendencia continúa creciendo con este nuevo récord, lo que significa que el martes será más caro en la historia.

El Eurogrupo ha sido liderado por un aumento constante de los precios de la electricidad en los mercados europeos en los últimos meses, reuniendo a los ministros de economía y finanzas de la eurozona, incluidas las preocupaciones sobre sus consecuencias en la reunión del lunes, que ya están creando en la economía.

Por su parte, la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, se reunió en este momento con representantes de las empresas industriales, para conocer su opinión sobre la situación actual de los altos precios del gas y la electricidad y compartir con ellos las gestiones que han dado. Ejecutivo para toser los efectos de la situación. En concreto, Ribera se reunirá con representantes de la Asociación de Empresas de Gran Consumo Eléctrico (AEGE) y la Alianza por la Competitividad de la Industria Española, que agrupa a UNFAC, AOP, Aspapel, FIC, FIAB, Officemen y UNICEF. Ministerio.

Este martes el precio más alto será entre las 20:00 y las 21:00 horas, cuando alcanzará los 256,47 EUR / MWh, mientras que el mínimo se registrará entre las 4:00 y las 5:00 horas, cuando se cotizará en 165 Euros / MWh

Esta situación se produce en medio de un aumento de los precios de todas las materias primas relacionadas con la energía en todo el mundo, como el gas, el petróleo y el carbón, que simultáneamente desencadenan el derecho al CO2, incluso en niveles récord.

Sin embargo, el gobierno ya aprobó un plan de choque que incluiría temporalmente estos aumentos, reduciría impuestos y reduciría algunos de los ingresos extraordinarios de las eléctricas, por lo que no se verá reflejado en las facturas de los consumidores.

Sin embargo, más de la mitad de la generación de energía eólica y fotovoltaica del domingo quedó sin efecto como resultado del plan de choque aprobado por el gobierno para detener el corte de energía.

En concreto, estos dos tipos de energías renovables, que buscan impulsar en el marco de la planificación ejecutiva energética y climática, registraron más de 13 horas sin producción el domingo.

El paro se sumó a las tres horas en las que ambas fuentes de energía fueron cortadas del mercado el pasado viernes por el impacto del paquete de medición, cuando las importaciones de energía de Francia se dispararon en paralelo.

Así, ayer domingo y viernes 1 de octubre fueron 13 horas y 3 horas, respectivamente, donde el precio de mercado era inferior al coste de la energía solar y eólica, que es RDL 17/2021, se sitúa en más de 115 euros por día. MWh.

Así, por ejemplo, el viernes, entre las 00:00 horas y las 16:00 horas, el precio de mercado era de 622 euros el megavatio; Entre las 16.00 y las 17.00 horas, 54,13 euros por MWh y entre las 17.00 y las 18.00 horas, 89,98 euros por MWh se podrían reducir las importaciones de Francia en un 60% por hora.

El domingo, además, hubo un viento marcado marginal (es decir, precio máximo) en 2 horas, como consecuencia del real decreto, que, según los expertos del sector, afectó directamente a los precios.

Con este precio, solo pudo igualar la energía eólica y solar, que tiene una tarifa regulada y, por lo tanto, no es sensible a los precios del mercado. El resto de instalaciones están cerradas durante ese tiempo.

Por tanto, según la misma fórmula, el primer impacto en el mercado de las medidas de decreto que retienen los ingresos del gas de las instalaciones de tecnología sin emisiones (renovables, hidráulicas y nucleares) es el de detener la producción renovable en España, cuando más importaba de Francia.

.

Deja un comentario