La nueva lavandería pone en riesgo más de 100 edificios


Imagen: Cabildo de La Palma

El volcán ya arrasó un área de 525 hectáreas en La Palma y destruyó 1.186 edificios

EFE Las palmeras de Gran Canaria

Tres semanas después de despertar, el volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma continúa generando nuevos flujos de lava y arrojando gigantescos bloques de material volcánico.
-sobre el tamaño de un edificio de tres pisos-, en un proceso de erupción que se ha incrementado en los últimos días debido a los deslizamientos de tierra registrados en la zona del cráter.

Desde su erupción el 19 de septiembre, el volcán arrasó 525 hectáreas y destruyó 1.186 edificios, mientras que 95 están en riesgo por los recientes flujos de lava.

El nuevo flujo de lava, c
a temperaturas de hasta 1.240 grados Celsius, ha destruido las pocas construcciones que quedan en el norte de la ciudad de Todoque, una de las más afectadas, según anunció este domingo el Instituto de Vulcanología de Canarias (Involcan).

Los expertos aseguran que la erupción continúa dentro del proceso normal de un volcán mientras continúan monitoreando su actividad para mantener a las personas a salvo.

El Cabildo (gobierno) de La Palma anunció hoy que a los vecinos evacuados con propiedades fuera del área de seguridad se les permite recoger ropa y pertenencias, y para ello se controla el acceso y van acompañados de personal de seguridad, previa consulta con su ayuntamiento.

El ruido fuerte en la noche

El fuerte ruido que hace el volcán al expulsar el magma sigue acompañando a los vecinos de la zona junto a las explosiones y terremotos, situación que, como anoche, será especialmente dura.

Los terremotos siguen siendo abundantes, pero tienen entre 10 y 15 kilómetros de profundidad e incluso más de 20, por lo que los expertos no temen que se abra una nueva zona de erupción.

En la rueda de prensa diaria de los especialistas de la Cumbre Vieja de hoy dieron estimaciones de la cantidad de magma liberado por el volcán en estas tres semanas, en base a un cálculo de la emisión difusa de dióxido de azufre y los 60 millones de metros cúbicos estimados de un programa de satélite.

Esta «danza de números» da una idea de lo difícil que es en este momento calcular el volumen de magma, explicó la científica María José Blanco.

3.500 metros de columna de cenizas y gas

Blanco también ha destacado que la nube de cenizas, según la previsión meteorológica de vientos, podría afectar de nuevo mañana al funcionamiento del aeropuerto de La Palma, así como al de otras islas del Archipiélago Canario como Tenerife.

La columna de cenizas y gas ha alcanzado una altura de 3.500 metros y el delta que forma la lava cuando cae al mar expande su superficie y penetra en las profundidades del océano.

Los expertos también están monitoreando este terreno, que amenaza con colapsar a pesar de la baja altitud si se profundiza aún más en el océano, lo que se acompaña de una súbita liberación de gases, explosiones y olas.

El volcán emite diariamente 4.522 toneladas de dióxido de azufre y 1.958 toneladas de dióxido de carbono, lo que según los científicos no representa ningún peligro para los residentes o visitantes de la isla.

La Cumbre Vieja es uno de los complejos volcánicos más activos de Canarias. Se registraron dos de las tres últimas erupciones en las islas, el Volcán San Juan en 1949 y el Teneguía en 1971, que cobraron una víctima por inhalación de gases.

Como el resto de Canarias, La Palma es una isla de origen volcánico. Con una edad geológica estimada en dos millones de años, es uno de los más jóvenes del archipiélago.

asignaturas

Involcan, Canarias, La Palma, San Juan, Tenerife, AEMET, agricultura, contaminación, erupciones volcánicas, incendios forestales, medio ambiente, volcanes, terremotos

.

Deja un comentario