La Roja arremete contra la frenética Francia


Oscar Bellot

OSCAR BELLOT Enviado especial a Milán

España ha pasado por delante de la Reina de Europa, pero quiere más. El fresco y descarado equipo de Luis Enrique, enérgico con la extraordinaria victoria que consiguió el miércoles ante la invicta Italia, volverá a desafiar al campeón del mundo esta semana, de nuevo en San Siro, donde La Roja espera lograr otra actuación máxima. Nueve años después de la clausura de la Eurocopa de Kiev, que cerró un ciclo inolvidable que le envidiaba, el equipo que triunfó con ‘tiki-tak’ vuelve a presumir de un juego ágil y colorido, guiado por la frescura de un montón de talento que tiene volverse fuerte. Pero por delante estará un rival formidable que revolucionó la idiosincrasia que le permitió escalar a lo más alto en el Mundial de Rusia hace tres años para ponerse al servicio de un delantero tridente dorado tirando de una Francia menos compacta pero más frenética y vertical que luego.

Aunque nació con cierto mudo para acabar con una letanía de amistades insignificantes y su vida aún es corta para ver el grado de madurez con el que llegará a la edad adulta, la Liga de Naciones cobró impulso en esta edición gracias a las espectaculares semifinales. que mostraron seriedad con cuatro candidatos que participaron en el concurso. España cerró una magnífica oda ante Italia, y Francia un día después se deleitó con la loca remontada que dejó Bélgica. Los vecinos se enfrentarán ahora a la corona que lució Portugal hace dos años en la disputa.

El bloqueo de Luis Enrique entra en un ring reconstruido con la confianza en sí mismos de sus jóvenes luchadores, que han derribado la puerta con la aprobación de su talento. La falta de un complejo ante Italia que actuara como una apisonadora devolvió la ilusión a la afición española, provocando la solvencia de Pau Torres, el balance de Gavi a los 17, nada manso y la dinámica de Oyarzabal, Sarabia y Ferran Torres, tres dagas apareciendo en cualquier lugar.

Cargado de rayas, un entrenador valiente que no se adhiere a las cédulas, por mucho que se discuta, hasta las decisiones más pequeñas, esta joven generación de internacionales que mantienen el toque y la posesión como bandera, pero también metabolizan esa ‘gallina dragón’ que tanto ama Luis Enrique que está preparado para empresas más grandes. Contra Francia, tiene una gran oportunidad para dar otro golpe de autoridad, aunque tendrá que empezar a gran altura porque los ‘blues’ no toman prisioneros.

Dinamita

El grupo de Didier Deschamps no es tan disciplinado defensivamente como el que se entronizó ante Croacia en Moscovita Luzhniki, pero cuenta con un arsenal de atacantes capaces de solucionar cualquier accidente en un instante. No debe haber sido fácil para el técnico de Bayona revisar sus principios, establecidos por una feroz escuela italiana en la época de la ‘catenaccia’, para ponerse al servicio de tres delanteros que no tienen equivalente en ningún otro equipo. Pero esto lo necesitaba la inconmensurable clase de Griezmann, Mbappé y Benzema.

El vuelco que se produjo antes de la Eurocup en varias webs se aceleró tras el fracaso de ese torneo, provocando una cierta inestabilidad que seguramente será inevitable ante un cambio tan dramático. Los galos ahora son más permeables ya que la defensa de los tres centros que utilizó Deschamps en los últimos partidos aún está en fase de fusión, y en el centro del campo falta N’Golo Kanté, el centrocampista con mayor bagaje físico del mundo. y un factor de corrección invaluable. Pero las cintas son otra arma nuclear, especialmente Theo Hernández, el autor del objetivo decisivo contra Bélgica.

Contra los «diablos rojos» la conexión entre Griezmann, Mbappé y Benzema funcionó como nunca. Solo quedó sin marcar el futbolista del Atlético, que logrará trescientas apariciones con un tricolor ante España, algo que solo lograron ocho jugadores ante el ‘Principito’. Cincuenta y siete seguidos los desafiaron, mostrando el valor esencial de su trabajo para Deschamp, quien le asignó el papel de conector entre centrocampista y delantero.

El técnico francés ha lesionado a Lucas Digne por lesión y a Adrien Rabiot, aislado tras dar positivo por coronavirus este sábado. El joven Aurélien Tchouaméni aparece como suplente del centrocampista de la Juventus como aficionado, junto a Paul Pogba, centrocampista que intentará desafiar la posesión de España. El gran desafío para La Roya será evitar pérdidas en la salida, lo que facilitará la guerra relámpago francesa. En esa partida de ajedrez y en la calidad individual los dos equipos que queden en este aspecto pueden ser las claves de un apasionante pleito.

Alineaciones probables

  • España:
    Unai Simon, Azpilicueta, Laporte, Pau Torres, Marcos Alonso, Gavi, Busquets, Koke, Sarabia, Ferran Torres y Oyarzabal.

  • Francia:
    Lloris, Koundé, Varane, Lucas Hernández, Pavard, Tchouaméni, Pogba, Theo Hernández, Griezmann, Mbappé y Benzema.

  • Juez:
    Anthony Taylor (Inglaterra).

  • Hora:
    20:45 h.

  • Estadio:
    San Siro.

  • TELEVISOR:
    La1.

.

Deja un comentario