Las relaciones de los docentes y escolares con el ministerio con las comunidades


Aula preparada para mantener la distancia entre los alumnos. / EP

Alegría exige a los consejeros destinar parte de los 13.486 millones del fondo covid para contratar a tantos profesores como el año pasado

Allvaro Soto

El encuentro previo al inicio del curso desató una disputa abierta entre el Ministerio de Educación y las comunidades. La ministra Pilar Alegría instó a las autonomías a mantener la ratio profesor / alumno del curso pasado y les recordó que los fondos de covid que recibirán en los próximos meses deben estar centrados en gran parte en educación, pero varios consejeros, principalmente los de la Comunidad de Madrid, respondió que ya no pueden contratar el mismo número de profesores adicionales que el año pasado.

El documento de medidas para el próximo curso constata un aumento del número de alumnos por clase en el jardín de infancia (escolares de 3 a 6 años), que pasará de 20 a 25, pero no especifica el número de alumnos para el resto. de los cursos, por lo que solo las medidas de seguridad e higiene que se deben seguir. Aquí el Ministerio de Educación quiere que no haya cambios respecto al año anterior cuando las clases se redujeron a menos de 20 alumnos y quiere que el dinero de los fondos covid, 13.486 millones que llegará al 70% y 30% en septiembre sobre noviembre, es principalmente dedicado a ese propósito.

Invité a las Comunidades Autónomas a considerar la educación como uno de sus objetivos y a destinar una parte importante de la dotación de esos casi 13.500 millones de euros a las necesidades del sector educativo. El Ministerio tiene dos objetivos al inicio del curso, máximo asistencia y máximas garantías para la salud de alumnos y docentes ”, ha dicho este miércoles Alegría, consciente de que la última palabra al respecto sigue en manos de la autonomía.

El curso comenzará con máscaras, distancia de 1,2 metros y ventilación.

El año pasado, los ministerios contrataron a cerca de 40.000 profesores de refuerzo que, además de bajar ratios para asegurar 1,5 metros de separación entre alumnos o crear «grupos burbuja», sustituyeron a profesores infectados con covid o los que vivían en cuarentena. Este año, aunque también están anunciando adiciones, no habrá tantas como el año pasado. Madrid, por ejemplo, ya ha descartado una repetición con los 11.000 profesores del año pasado y ha reducido esa cifra a unos 3.000.

En línea con el ministerio, los gremios de la educación están exigiendo un aumento del número de docentes de las autoridades autonómicas para el curso 2021/2022. Según CSIF, es «hora de asegurar a los maestros que las proporciones ajustadas se mantendrán debido a la pandemia y se reducirán para brindar una educación de mayor calidad». «No está permitido iniciar clases con las proporciones anteriores».

.

Deja un comentario