Los próximos meses – Gomeranoticias


Casimiro Curbelo, presidente del Cabildo de La Gomera

Algunos me preguntan si es verdad que vienen meses difíciles. La respuesta es probablemente si. La inflación ha subido más de diez puntos y los precios se han disparado, especialmente en las islas remotas donde los sobrecostos amenazan con estrangularnos.

De momento las Islas Canarias están en buenas condiciones. El turismo se ha recuperado y el comercio ha reactivado sus ventas y estamos en lo más alto del país. Buena parte de este milagro se debe al dinero destinado a rescatar empresas en momentos de mayor dificultad: nada menos que 1.144 millones de euros del Estado. Pero no vivimos solos. Las islas, más que cualquier otra región, dependen de sus mercados naturales ubicados en Europa. Y ahí es donde las cosas se ven mal.

Si hay cortes en el suministro de gas natural o combustibles alternativos en los países de la Unión Europea, entre ellos España, el otoño puede ser muy complicado. Y esto puede afectar al turismo en las islas. Pocas familias se involucran en gastos de emergencia en escenarios inciertos. Y si se produce un quiebre brusco en la recuperación de la industria, que recién hemos iniciado, volverá a dañar el empleo, el comercio y la industria que dependen de ella.

Sé que no necesito ser pesimista, pero no me gusta engañar a nadie. Este mes van a subir los tipos de interés del Banco Central Europeo (entre punto y medio). ¿Sabes qué significa esto? Este dinero se volverá más caro. Malas noticias para quienes tienen préstamos o hipotecas que dependen del interés del mercado. Pero esta es una de las medidas más importantes para iniciar la lucha contra la inflación que carcome el poder adquisitivo de los salarios.

El mundo entero tiene los ojos puestos en la crisis de las materias primas, la guerra, la inflación… Y es normal que esto suceda. Pero estoy absolutamente seguro de que, aunque vuelvan algunos meses malos, la recuperación que hemos iniciado continuará. Canarias tiene una economía que sufre muy rápido en las adversidades, pero que se recupera igual de rápido cuando las cosas mejoran.

Lo único que lamento es que una de las viejas ambiciones de la Agrupación Socialista Gomera no se haya cumplido. La cantidad de catástrofes que hemos sufrido nos ha impedido exigir uno de los grandes cambios que queremos para Canarias: un plan de transformación de la administración pública de nuestra Comunidad. Es importante que el gobierno elabore una propuesta para simplificar y aclarar las leyes y eliminar los conflictos entre administraciones. Y esto incorpora criterios de productividad a la función pública.

No queda nadie en nuestras administraciones. Pero ahora, con miles de trabajadores temporales maltratados a punto de estabilizarse, la Comunidad Autónoma debe empezar a repercutir aumentos salariales a los que trabajan más y mejor, al tiempo que penaliza a los que producen menos. Ser funcionario no es una lotería para toda la vida, es una alta responsabilidad que debe combinarse con un salario digno y los más altos requisitos profesionales.

Esta gran reforma no se ha hecho. Queda pendiente en el futuro previsible. Pero es tan importante que, por sí solo, puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de nuestra sociedad.

Sin embargo, entre ahora y el final del período legislativo, ASG tiene un plan político fundamental. Lo que en sí mismo justificaría nuestra existencia como partido político. Queremos impulsar un plan de reforma fiscal —que se está elaborando— para que las Islas Verdes, como Ceuta y Melilla, tengan una reducción del IRPF y de los impuestos del llamado «bloque canario». Hablamos de la forma más sencilla y directa de combatir la desertificación y fomentar la residencia en las islas menos pobladas. Y la mejor manera de compensar los sobrecostes de la doble insularidad.

Estoy absolutamente seguro de que no estaremos solos en la defensa de este proyecto solidario.

Deja un comentario