Manuel Jabois: «Me cuesta mucho ver el mal y describirlo, siempre se me mete algo suavemente»


El periodista y escritor gallego Manuel Jabois. / ALFREDO ARIJE

El periodista y escritor presenta este viernes, a las 19:00 horas, su novela ‘Miss Marte’ en la biblioteca pública de la capital del estado de Gran Canaria

Bastardos Se cruza con Manuel Jabois (Sanxenxo, 1978). Tanto en el papel de escritor como de periodista.
«Amo la alegría y la esperanza cuando escribo. Cuando quiero interpretar un personaje malo, muy malo, siempre resulta un poco dulce. Intento convertirme en un hijo de puta redondo, pero no sale. No creo que sea una virtud … es solo la falta de malos novelistas. Es que me cuesta mucho ver el mal y describirlo. Incluso cuando alguien lo hace y lastima a la gente en la vida real, lo escribo, no con ternura, pero siempre hay una rendija por la que se filtra alguna luz que da esperanza a quien lo piensa ”, admite por teléfono.

Hoy, a partir de las 7:00 p.m., a las
La Biblioteca Pública del Estado también presenta su segunda novela titulada ‘Miss Martha’ (Alfaguara) como parte del ciclo ‘No solo libros’. en la que reconoce que ese halo de esperanza también irrumpe en la parte final de esta ficción a pesar de que las trenzas dan miedo.

La parte con la llegada a principios de los 90
Mayo a la ciudad costera, donde se hace amigo y finalmente se casa con Santi. Durante la celebración de la boda, su hija desaparece misteriosamente. Es periodista en 2019
Berta Soneira llega al lugar para hacer un informe de lo sucedido.

«La historia de la desaparición de esa niña es una excusa hablar del paso del tiempo, las amistades, las relaciones familiares y hablar de sus obsesiones y las obsesiones de muchas personas ”, admite el periodista El Paísa.

Admite que ‘Miss Mars’ y cualquier novela son el medio perfecto para «contar cosas, no sé si son sobre mí, pero cosas que se pueden contar a partir de la no ficción».
“Hay intriga y un caso sin resolver en este libro. Los casos no resueltos siempre son muy inquietantes, porque cualquiera que tenga un familiar desaparecido quiere que se presente de inmediato, incluso su cadáver, y que no continúe con esa sospecha “hasta el final de sus días”, asegura.

Esta dura realidad fue creada por «Miss Mars». Concretamente, la desaparición de un niño en el Algarve en mayo de 2007
Madeleine McCann. “Lamentablemente, muchos niños desaparecen cada año, y en España tenemos muchos casos, como es el caso
Yéremi. ¿Por qué el caso de Madeleine tuvo relevancia mediática como en ese momento? No había rincón del planeta donde no se supiera que esta chica había sido secuestrada. Pensé qué pasaría si al cabo de un tiempo, dos o tres semanas, todo explotaba y él perdía el interés. Eso me llevó al razonamiento de los medios. “Después de pensar por qué cesaron las investigaciones policiales y periodísticas, no se sabe por qué nunca llegó al público en general”, admite.

El conflicto de contrarios justifica que la desaparición de la niña de la novela se produzca durante la celebración de la boda.
«Creo que es la celebración más grande para una familia. Una familia se funda en otra familia. Es la temperatura de calor más extrema en un ambiente familiar y me enfrento al frío más extremo, como la desaparición de un niño frente a ti. Eso es algo terrible. Quien lo sufre lo lleva consigo toda la vida, hasta que su cuerpo aguanta ”, enfatiza.

Pese a este trágico punto de partida, Manuel Jabois defiende su novela
«No es triste». “No es trágico, tampoco hay final feliz, pero no hay nadie que, por desgracia, en general dé vida a los niños desaparecidos”, explica el autor de ‘Malaherbe’ (Alfaguara).

Su segunda novela tiene un desarrollo muy periodístico, no solo por la presencia de personajes como Berta, que reconoce a un autor inspirado en tres amigos periodistas, y Nico, un reportero provincial que tiene muchos Manuel Jabois que trabajó durante años en ‘Diario de Pontevedra ‘. “Tengo dos novelas y no estoy preparado para crear Macondo, un territorio de ficción. Pisé territorios que ya pisé y los adapto a la ficción. Lo hago de forma consciente. Sé hacer un reportaje y un documental. Me gusta saltar al vacío, pero con cinturón ”, explica entre risas.

Su salto a la ficción es fruto de un viejo anhelo, un deseo de tener “nuevos estímulos” y sentirse “vivo”, aunque para eso tiene que superar muchos miedos y algo mucho más sencillo.
“Todo es saber escribir y pensar. Tanto para ficción como para relato de no ficción. La ficción se construye desde la realidad, incluso las ficciones más futuristas, porque las emociones son lo que son ”, apunta el periodista y escritor pontevedrés.

«La inseguridad ha convertido el periodismo en un hobby, una actividad de medio tiempo»

Las nuevas tecnologías han transformado el periodismo. Cómo se implementa y en qué medida llega a la población. Para Manuel Jabois, esto trajo «cosas buenas y otras cosas muy malas que ya existían y que empeoraron». La incertidumbre reina entre estos últimos.

“Malos sueldos, malas jornadas, explotación laboral, para aprovechar que la llamada es para pedir que se haga gratis y que por aparecer en el diario piensan que hay que premiarnos … que la inseguridad se ha vuelto el periodismo en un hobby. Se ha convertido en una actividad de medio tiempo, porque estás obligado a dedicarte a otras cosas para tener un ingreso digno ”, explica.

Admite que esta dolorosa realidad explica en gran medida que se comenten errores sangrientos. «Simplemente llegó a nuestro conocimiento entonces. Si te dan 20 minutos para entrevistar a un chico con el que harías maravillas si te dan dos horas para prepararlo … y encima, si eres autónomo, te pagan 20 o 50 euros. No es falta de talento, es un estímulo. Es imposible hacer las cosas igualmente bien cuando se hacen varias al mismo tiempo ”, señala.

El 14 de noviembre, escribió un artículo sobre el coma falso de Manel Monteagud. “La extraordinaria noticia, la ‘resurrección’ del gallego en 2014 que aseguraba llevar 35 años en coma, se está convirtiendo en un escándalo que compromete al periodismo más que en un fraude”, subtituló en la web de El País. “Tengo entendido que los grandes medios de comunicación han sido atacados porque tienen armas y sueldos para consultar las noticias. Pero esa «falsificación» vino de la prensa local. Entiendo que las cosas les pueden pasar, porque si tienes tres ruedas de prensa en el mismo día y noche, vas a ‘cover’ de fútbol … reescribes y listo ”.

.

Deja un comentario