Más de 3.000 cadáveres y el único crematorio de La Palma han sido enterrados en el cementerio destruido por la lava este jueves.


Cementerio La Palma EFE

El cementerio de Nuestra Señora de Los Ángeles en el distrito de Las Manchas, en medio del cual la lava del nuevo flujo de lava del volcán La Palma cruzó este jueves su centro, ha enterrado 3160 restos muertos y el único crematorio de la isla.

El cementerio en el lado sur del monte Cogote ha impedido que sucesivos arroyos avancen cada vez más cerca desde el 19 de septiembre, hasta que este jueves un nuevo río de lava paralelo al arroyo 10 lo cruza.

El Cementerio de Las Manchas tiene una superficie de más de mil metros cuadrados y cuenta con más de 5.000 nichos y el único crematorio de la isla, uno de los más grandes del Valle de Aridane. El ayuntamiento de Los Llanos ofreció a las familias que pidieron exhumar los restos terrenales de sus familiares a descansar en el cementerio, aunque no se conocen sus números exactos por respeto a los involucrados.

Con motivo de Todos los Santos Rincón de la memoria, una instalación de panel con los nombres de 3610 fallecidos enterrados en el cementerio junto a Nuestra Señora de los Ángeles para que los familiares los recuerden en esa festividad.

Según científicos del National Geographic Institute, después de varios días de actividad en declive, ha habido una mayor liberación de lava del estuario suroeste en las últimas horas, provocando desbordes y daños a tierras anteriormente seguras como el caso del Cementerio de Las Manchas.

El volcán Cumbre Vieja cubrió más de 1.100 hectáreas con coladas de lava y, según el catastro, destruyó un total de 1.484 edificaciones, de las cuales 1.195 fueron de uso residencial.

Deja un comentario