Montero aportó unos presupuestos históricos para gastar y recaudar en el Congreso


La ministra de Finanzas, María Jesús Montero, presentó el miércoles un proyecto de presupuesto estatal para 2022 a un diputado del Congreso. Recuperación económica con la llegada de fondos europeos.

Histórico porque será un año en el que el gobierno espera que la economía crezca «alrededor del 7%». Perspectivas extremadamente optimistas para algunos tras las recientes actualizaciones del INE y del FMI, considerando que el PIB español crecerá un 5,7% este año y un 6,4% el próximo.

Pese a todo ello, el Gobierno cree que la recuperación económica con la recuperación del empleo y el consumo superará los 232.000 millones de euros en 2022, gracias a la mejora de todas las cifras fiscales, especialmente en el IRPF y el IVA, especialmente el primero, para el que más Se prevé recaudar más de 100.000 millones de euros.

“Se proyecta que la recaudación del impuesto sobre la renta aumente sin tomar medidas de ingresos, lo que demuestra que los ingresos generales de nuestro país se están comportando mejor. Esto no significa una fuerte carga fiscal, sino un ingreso medio y laboral que beneficia el crecimiento económico ”, explicó Montero.

Noticias fiscales

El plan presupuestario también incluye algunas innovaciones financieras, aunque tendremos que esperar hasta febrero próximo luego de recibir recomendaciones de expertos ejecutivos para conocer planes de nuevas reformas financieras.

Mientras tanto, estos presupuestos ya han dado lugar a algunas novedades de recaudación, como el ‘superávit’ de 400 millones que se espera imponiendo una tasa mínima del 15% a la sociedad, una de las medidas para implementar los presupuestos pactados con United We Can. .

Durante la rueda de prensa, Montero detalló que este tipo mínimo se aplicaría a las empresas con una facturación superior a los 20 millones de euros, discusión aún en curso en el marco de las negociaciones de la OCDE sobre estas cifras tributarias que ha sufrido una importante pérdida de ingresos en los últimos años.

De momento, el ministro ha dejado claro que la propuesta de reforma fiscal que llegará en febrero tendrá que ser «mucho más ambiciosa» en materia de impuestos. «El impuesto de sociedades está contribuyendo a la mitad de lo que hacía hace décadas, hay que verlo».

Otro acuerdo de los socios gubernamentales para implementar el presupuesto es la futura ley de vivienda, cuyos detalles se conocerán en los próximos días. Sin embargo, el crédito fiscal para las empresas que ya se dedican al alquiler de viviendas se ha reducido del 85% al ​​40% en el presupuesto 2022.

La previsión incluye un aumento de la recaudación de impuestos sobre 400 millones de electricidad. Esa cifra se redujo en 2021 para reducir el efecto del aumento de la luz. De hecho, el ministro aclaró que, si bien los ingresos se prevén a través de la legislación vigente, “se pueden tomar nuevas decisiones financieras” si se considera necesario en el futuro, porque el presupuesto tiene la oportunidad de hacerlo.

Desde Hacienda insistieron en que esta holgura presupuestaria proviene tanto de los ingresos como de los gastos. Por ejemplo, señalan que la sección de intereses de la o está presupuestada por encima de la necesidad.

La noticia fiscal del próximo año también destaca el impacto fiscal sobre los planes de pensiones personales, que se reducirán de 2.000 a 1.500 euros. Como contrapartida, se aumentó el número de planes de negocio de 8.000 a 8.500 millones de euros. Según estimaciones del Tesoro, la capacidad de recaudación de estos sistemas apenas superará los 77 millones de euros.

España está creciendo y creando empleo, tendencia que se intensificará el próximo año y que se traducirá en un aumento de la recaudación fiscal ”. Las previsiones de recaudación son prudentes, ya que las recaudaciones en 2021 mejorarán en un 10,8% este 2021 con un bajo crecimiento ”. Teniendo en cuenta los ingresos no tributarios, este incremento será del 13,5%.

Jóvenes, jubilados y empleados públicos

Si se cumplen las previsiones, el récord de recaudación ayudará a financiar un gasto histórico histórico que incluye una inversión de 40.238 millones de euros, de los que unos 27.633 millones serán financiados por la Unión Europea. En este sentido, el ministro Montero detalla que ya se ha aprobado «alrededor del 40% del presupuesto» presupuestado para 2021, aunque no se sabe si esta transferencia ya se ha implementado en todos los casos.

Entre las partidas de gasto, el sector social marca el máximo histórico (248.391 millones de euros, incluida la financiación europea), con una buena parte de esa torta destinada a pensiones (171.165 millones) y, sobre todo, a los jóvenes, centrada en nuevos cuentas públicas como 1 mide 400 para personas mayores. Euro bono cultural o bono de alquiler de 250 euros.

En total, se destinará un presupuesto de 12.550 millones de euros a los jóvenes, un 84,8% más. El presupuesto incluye incrementos para pensiones contributivas y pensiones mínimas y no contributivas, que beneficiarán a un total de 10 millones de pensionados. Según el plan presupuestario, tras la revalorización con IPC, se espera un incremento superior al 2% para el primero, mientras que el mínimo y los no cotizantes se incrementarán en un 3%.

Según la ministra de Hacienda y Funciones Públicas, María Jesús Montero, la dotación para la partida de paro es de 22.457 millones de euros, un 10,2% menos, «mejorando el empleo y reduciendo el paro». Esto es el 8,8% del gasto total.

Por otro lado, los gastos de personal ascienden a 19.229 millones de euros, un 4,2% del gasto, que incluye un aumento del 2% en los sueldos de los empleados públicos propuesto por el Gobierno para 2022.

Déficit y deuda

Con esta previsión de gasto, controlar el déficit será clave para ajustar las cifras actuales al 3% que necesitará de nuevo Bruselas a la hora de terminar para ayudar a restablecer las reglas fiscales que estarán vigentes en 2022. De hecho, el FMI estima que este número se mantendrá por encima del %% hasta al menos 20226. Un año ”, enfatizó Montero durante la presentación.

La gestión de la deuda pública también será importante para la gestión presupuestaria. Así, en su apartado de responsabilidad económica, el libro amarillo que se ha presentado hoy al Congreso preveía una rebaja de alrededor del 28% hasta los 68.138 millones de euros. Algo que, con el crecimiento económico esperado, la deuda sobre el PIB disminuirá del 119,5% esperado para este año al 115,1% próximo. Se estima que los intereses que deberá pagar el Estado por esta deuda se reducirán ligeramente en un 4,7% hasta los 31.175 millones de euros.

Montero estima además que el gobierno está preparando un nuevo mecanismo de pago por parte de los pagadores para unas 1.670 entidades locales donde se ha identificado que, de manera sistemática, están demorando su pago en más de 60 días. A cambio, estas empresas deben elaborar un plan de ajuste para garantizar un rendimiento.

.

Deja un comentario