Nace Neos, la alternativa cultural a la lucha contra la «descristianización de España»


Íñigo Gómez-Pineda, Maria San Gil y Jaime Mayor Oreja. / JOSÉ RAMN LADRA

La entidad surge para defender el derecho a la vida, la libertad religiosa, la Corona y la unidad de la nación

Marcador de posición de Antonio Paniaguaa

Nace Neos, una alternativa cultural dirigida a las corrientes sociales que luchan por ‘descristianizar’ Europa y España. A su vez, la entidad trabaja para auspiciar una «regeneración moral y política» del país defendiendo el derecho a la vida, la verdad y la libertad religiosa y educativa. Neos se basa en el humanismo cristiano y cuenta entre sus patrocinadores al presidente de la Fundación Valores y Sociedad y exministro del Interior junto a Aznar, Jaime Mayor Oreja; la vicepresidenta de la Fundación Villacisneros y exlíder del PP en el País Vasco, María San Gil; el ex alcalde de La Coruña y ex embajador de España ante la Santa Sede ante el PSOE, Francisco Vázquez; y el presidente de la Fundación Ángel Herrera Oria y de la Asociación Católica de Propagandistas, Alfonso Bullón de Mendoza. Neos pretende convertirse en un referente contra el «relativismo moral» y pretende «pasar de la indignación a la acción». Uno de los desafíos más urgentes es la derogación de leyes como el aborto, la regulación de la eutanasia y la memoria histórica.

La plataforma cultural se presentó este viernes en un hotel madrileño cuyo auditorio era demasiado pequeño. No en vano, el acto contó con la presencia de unas 800 personas que aplaudieron a un alcalde de Oreja que llamó al levantamiento contra la destrucción del orden social. «Ya basta, no todo vale, los cimientos de nuestra sociedad no se pueden destruir como se hacen, hay que saber movilizarnos, unirnos, no podemos quedarnos cohibidos, tener miedo, escondernos», declaró. Además de abrazar la fe y el catolicismo, Neos defiende con pasión la unidad de España y la Corona, «garantía de estabilidad y convivencia».

Según María San Gil, la alternativa no es el embrión de una fiesta. «No estamos en política, pero queremos influir», dijo. La organización se enfrentará al «proyecto totalitario de ingeniería social», un ataque en toda regla a la civilización occidental que ya no distingue entre el bien y el mal. En este sentido, Sal animó a Gil a dejarse guiar por su propia conciencia y no por los dictados o leyes ideológicas del gobierno.

«Crisis de civilización»

Los objetivos de la alternativa incluyen luchar contra las amenazas globales, comprender que Occidente y España están sumidos en una ‘crisis de civilización’ y diseñar una estrategia contra la autodeterminación. Los fundadores creen que es necesario defender el idioma español y derogar leyes basadas en la ideología de género, contrarias a la «naturaleza humana». Neos aborrece la «ley trans», los estándares LGTBI y las leyes de diversidad infantil y familiar.

Encima. Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Fundación ngel Herrera Oria. Debajo. Jaime Mayor Oreja e Íñigo Gómez-Pineda durante la presentación de Neos; María San Gil saluda a Esperanza Aguirre minutos antes del inicio del evento. / José Ramón Ladrac

Durante la presentación de la iniciativa, se mostraron varios videos explicando por qué existe Neos. Se podía ver a Arnaldo Otegi abogando por la «ruptura» de España; a la exministra de Educación Isabel Celaá quien dijo que «los niños no pertenecen a los padres» y al exministro de Salud Salvador Illa que pasó por alto los avances que significaron la aprobación de la eutanasia.

El acto de inauguración de la plataforma contó con la presencia, entre otros, de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el diputado de Vox Agustín Rosety, y el ex funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara, muy aclamado por la ciudadanía.

Francisco Vázquez dijo que nunca imaginó que a estas alturas de su vida tendría que levantar la voz para denunciar que muchas libertades vuelven a estar amenazadas en España. «No soy equidistante, estoy donde siempre he estado», agregó. El ex alcalde de La Coruña acusó a «otros» de romper con posiciones democráticas. «En algunos lugares de España, los pupitres son los exiliados personales más tristes para muchos estudiantes porque no pueden defender el uso de la lengua de su propio país.

Al finalizar el evento, se invitó al público a ponerse de pie para escuchar el himno nacional.

.

Deja un comentario