No hay avances en el despliegue de la fibra ni soluciones para aliviar la ira de los vecinos.


Representantes de barrios como San Juan, Piletillas o La Solana se han reunido con el Gobierno de Canarias para denunciar que no se han cumplido los plazos prometidos.

Ronald Ramírez Alemán

Los residentes de áreas que aún caen en la oscuridad de la pobreza digital han recibido muchas promesas. Pero el progreso, muy poco. Ninguno, según los afectados. Hubo reuniones con autoridades políticas y representantes de Telefónica, y también se presentó una hoja de ruta para llevar la fibra óptica a los barrios que venían de zonas más antiguas de la ciudad, como San Juan o San Francisco; la costa, como Ojos de Garza; y, sobre todo, zonas escasamente pobladas de la parte alta y media, como La Higuera Canaria, Palmital Bajo, Las Goteras, Piletillas, La Solana y Valle de San Roque. Sin embargo, y a pesar de que la pandemia ha agravado los problemas de no tener internet rápido, sus habitantes siguen desconectados.

La última reunión tuvo lugar a finales de la semana pasada gracias a la intervención de la subdelegada del Gobierno, Teresa Mayans, a la que asistió la directora general de la Agencia de Canarias para la Investigación, la Innovación y la Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias ( ACIISI), Carlos Navarro, el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Héctor Suárez, y representantes vecinales de los barrios afectados.

«Nos sentimos abandonados por las instituciones porque no nos están dando un camino claro para cambiar esta situación en el futuro. Héctor Suárez no está levantando ni anunciando ninguna propuesta para intentar resolver esta situación de abandono y pequeños que esperan avanzar una derecha». tanto como la conectividad ”, insistieron los vecinos después de lo que entendieron, otra reunión que fue subutilizada. más allá de exponer el problema a la entidad regional. Y como ejemplo pusieron al CEIP Amelia Vega, de El Ejido, un centro que en el siglo XXI no contaba con fibra óptica. “Reiteramos a nuestras administraciones que nos están ayudando y luchando por una buena conectividad, porque la cultura, la economía y el bienestar social de la población dependen en gran medida de este derecho indispensable”, amplían los afectados.

También cargarán contra el Estado asegurándose de que impide que la Agencia de Investigación e Innovación de Canarias reduzca los tiempos de espera de las empresas a la hora de instalar fibra. “Discriminación contra nosotros”, dicen, pero seguirán luchando para acabar con esta desigualdad digital.

.

Deja un comentario