“No se puede obligar a otras regiones a acoger a migrantes menores de las islas”.



El secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago (Madrid, 1964) visitó ayer Canarias y mantuvo encuentros y encuentros marcados por el tema migratorio. Tras comprobar el estado de las instalaciones de acogida de migrantes en Las Canteras y Las Rais, en Tenerife, también se reunió con la ministra de Derechos Sociales, Noemi Santana, para coordinar la atención a los menores extranjeros no acompañados.

Has visitado los centros de inmigrantes de Las Canteras y Las Raices, ¿qué opinas de las condiciones en las que viven estas personas?

Ha habido un cambio de dirección positiva desde el momento de la emergencia, cuando estos centros tuvieron que organizarse de la noche a la mañana para hacer frente a las emergencias humanitarias. Creemos que el trabajo del Ministerio de Integración con las organizaciones sociales es satisfactorio. Existen buenos procedimientos de recepción y derivación. Para nosotros es trascendental, porque desde el primer momento intentamos enviar el mensaje de que Canarias no se convertirá en ningún caso en un lugar de encuentro para gente sin vistas.

¿Podría la tensión con Marruecos provocar la llegada de un gran número de migrantes a las islas?

El Gobierno de España ha manifestado claramente que el problema del Sáhara Occidental solo puede resolverse a través de los edificios construidos por Naciones Unidas. España no hará caso omiso del derecho internacional, por lo que conviene olvidar o perder cualquier tentación por parte de las autoridades de otros países de emprender cualquier actividad hasta que España se desvíe de la investigación del derecho internacional. Puede haber situaciones que deban abordarse con cautela y diplomacia nuevamente. Pero insisto en que pase lo que pase, Canarias no correrá peligro de los hechos que sucedan por decisión de otras partes del mundo.

¿Cree que la Unión Europea (UE) está cumpliendo con sus autoridades de inmigración?

En primer lugar, existe la cooperación de la Agencia Europea de Migración y Asilo en los mecanismos de recepción y derivación aquí en Canarias. Esta cooperación se forma día a día y se expande. En segundo lugar, también hemos visto cómo el propio Parlamento Europeo ha manifestado su apoyo a España para evitar cualquier tipo de elemento externo que acabe utilizando la inmigración con fines de presión política.

Sin embargo, Europa solo habla de solidaridad cuando se trata de acoger a estas personas.

Las políticas de asilo e inmigración requieren solidaridad y responsabilidades compartidas. La posición de España siempre ha sido que debe haber una responsabilidad compartida entre las instituciones y todos los países. Por supuesto, seguiremos trabajando en eso. Vivimos en tiempos difíciles ya que, lamentablemente, muchos países se ven afectados por las fuerzas de la extrema derecha que ignoran los derechos humanos y las condiciones de vida dignas. Este es un elemento con el que lidiar. Hubo países que incluso se atrevieron a aprobar leyes nacionales que violaban claramente la legislación internacional. Las instituciones y los tribunales europeos deben gobernar.

Unos cientos de chicos no parecen ser un gran problema para Canarias

El gobierno de España está intentando ganar más peso en la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) y el Tribunal de Cuentas Europeo ha cuestionado su papel, ¿lo considera suficiente?

Los países tienen que hacer frente a sus responsabilidades fronterizas y ninguna política de control de fronteras puede ignorar las necesidades de protección internacional debido a los conflictos. En esto, como en todo, debe haber un equilibrio y debe haber una agencia europea de control de fronteras que respete la legislación de protección internacional.

¿Aún no te han respetado?

Bueno, en algunos lugares más y en otros menos, como todo en la vida.

¿Estás de acuerdo con la afirmación de la ministra de Derechos Sociales de Canarias, Noemi Santana, sobre la necesidad de una ley que exija la distribución equilibrada de los menores no acompañados entre todas las comunidades?

Creemos que la solidaridad entre las Comunidades Autónomas debe funcionar.

Habla de solidaridad, y eventualmente se convierte en algo voluntario …

Hay que buscar todos los mecanismos legales, pero está claro que las competencias asistenciales en el modelo constitucional español pertenecen a las comunidades autónomas. Esto debe ser compatible con normativas que garanticen la solidaridad entre las provincias, pero lamentablemente el marco legal no es tan fácil, porque podemos enfrentar la necesidad de implementar reformas constitucionales, que, francamente, para un tema como este no parece ser viable. . Pero hay muchas soluciones legislativas y trabajaremos con el gobierno canario para facilitar este objetivo. Mientras tanto, lo que estamos haciendo es poner los recursos a disposición del Gobierno de Canarias para poder cubrir esas necesidades.

Pero, ¿se podría hacer un cambio normativo para institucionalizar la acogida de estos menores en otras sociedades?

El problema es que es una norma constitucional. Cualquier comunidad tiene competencias en el área de los servicios sociales para los simpatizantes y también para los desfavorecidos. En otras palabras, no es un problema que simplemente se resolverá mediante un cambio legislativo. Hay que encajar bien, sin que las comunidades pierdan sus poderes, para que las reglas ayuden. Si se trata de si se puede obligar a otras comunidades a hacerse cargo de menores extranjeros que ingresan por otra comunidad autónoma, entonces legalmente según nuestro modelo constitucional, eso no es posible.

Pero, los menores no acompañados no se pueden comparar con los que pueden asistir, por ejemplo, Extremadura que los que asisten a Canarias, más de 2.600 en estos momentos …

Claro, pero sucede en todas las áreas. Hay regiones que por su ubicación geográfica tienen elementos tanto favorables como desfavorables. Se trata de encontrar un equilibrio entre los dos. Pero también quiero decir que Canarias, si no me equivoco, soporta a millones de turistas en temporada alta, así como a residentes en Canarias. Seamos razonables. En estos contextos, unos pocos cientos de niños extranjeros no parecen ser un gran problema para la sociedad.

Hay más de 2.600 …

Algunos cientos, no pocos millones. También creo que deberíamos pedir calma. Hay dinero para atenderlos. Hay suficientes profesionales. Crea puestos de trabajo y se hacen referencias constantemente. Las Islas Canarias tienen muchas ventajas por su situación geográfica y tienen algunas desventajas pero son cosas que se equilibran entre sí.

De hecho, Canarias está siempre a la vanguardia de indicadores como el paro o las poblaciones en riesgo de pobreza. ¿Cómo podría cambiar esto?

Ahora, con los programas europeos, nuestra opinión es que Canarias debería abrirse a otras líneas relacionadas con los ejes del plan de reconstrucción, en concreto transformación medioambiental y energética. Para ello es necesario poner en marcha una nueva industria tecnológicamente avanzada que genere trabajo de alto valor añadido, para que Canarias deje de competir en la creación de empleo bajando los salarios y haciendo más peligrosas las condiciones laborales. El otro componente esencial es la digitalización de la sociedad y el tercero es el fortalecimiento de los servicios públicos.

¿La crisis retrasará la consecución de los objetivos marcados por la Agenda 2030?

Ya ha habido retrocesos debido a la pandemia. Habrá peores señales a finales de 2021 de lo previsto, pero eso, lejos de intimidarnos, debería ser un catalizador. España acaba de aprobar una estrategia de desarrollo sostenible y podemos decir que hemos actualizado muchos indicadores y objetivos nacionales en el contexto de la crisis provocada por la pandemia.

.

Deja un comentario