Patrocinadores y víctimas al mismo tiempo


Los patrocinadores de barcos, en ocasiones, también son víctimas de la mafia. Esto suele ocurrir con residentes subsaharianos que negocian no pagar el billete o menos para conducir el barco.

El Ministerio Fiscal abrió el pasado año diligencias penales contra los propietarios de 66 de las 484 embarcaciones que arribaron a Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, El episodio final de La Mafia Tratando de Personas, donde conviven dos Melvins: los «profesionales» de este negocio y los inmigrantes que pagan boletos con su admisión para hacerse cargo. el año pasado, 22.316 inmigrantes llegaron a Canarias en 545 embarcacionesEl 87% de ellos llegaron a la región oriental, según datos de Cruz Roja, y la Policía Nacional logró detener a 202 empresarios «tras una exhaustiva investigación».

a pesar de que Es difícil luchar contra estas mafias Debido a que las personas que huyen a Europa por estas rutas están siendo coaccionadas y amenazadas para que no hablen, en la nueva ola de migración al archipiélago, más empleadores fueron arrestados que en la llamada «crisis de Kaikou» en 2006.

Como consecuencia de la actuación policial, la Fiscalía de Las Palmas inició un total de 66 actuaciones en 2021 contra los patrocinadores de estas embarcaciones por delitos contra los derechos de los extranjeros y homicidio imprudente en los casos en que los migrantes fallecieron durante la travesía, según la fiscal de extranjería de Las Palmas, Tesida García. El Ministerio Público estima que 150 empresarios han sido objeto de este tipo de actuaciones en el último año. – De dos a tres personas por embarcación – la mayoría ya han sido juzgados y gracias a su condena por el hecho de que sus víctimas fueron traicionadas, testigos protegieron a testigos que aseguran haber pagado entre 1.500 y 2.000 euros por la travesía.

García destaca que estas accionesHa crecido un 400% respecto a 2020, Cuando el 12 se puso en marcha en el condado de Las Palmas por la parálisis que sufrió la actividad judicial entre marzo y septiembre por la pandemia del coronavirus, pero sobre todo por la continua llegada de pequeñas embarcaciones a las islas. De los casos abiertos en 2020 que ya pasaron por el tribunal de distrito, todos resultaron en una condena.

La mayoría de los países subsaharianos al mando carecen de experiencia en navegación


decoración

Explicó que los detenidos se mantienen en las cárceles de las islas, porque una vez que son juzgados, las instituciones penitenciarias los trasladan a los centros peninsulares y tratan de ubicarlos en lugares donde puedan tener algún arraigo familiar. Todos ellos cumplen condena en España porque la ley prohíbe la expulsión judicial de los autores de delitos contra los derechos de los extranjeros y trata de seres humanos, pero posteriormente son objeto de expulsión administrativa, que en estos momentos está prácticamente paralizada por el cierre de fronteras. de países De donde procede la mayoría, Marruecos y Senegal.

Aunque suele haber patrones de Malí y GambiaLa mayoría de los subsaharianos que están al mando tienen poca o ninguna experiencia en navegación, dice el fiscal, mientras que los marroquíes tienen «más experiencia». Además, los habitantes del subsahariano son jóvenes, mientras que los magrebíes pueden tener 40 o incluso 50 años, eran pescadores, conocían bien el mar -lo que se nota en sus aparatos de navegación- y algunos también han hecho varios caminos canarios. veces

El Fiscal afirmó que los empleadores a veces son víctimas También de la mafia, y en general, esto pasa con los habitantes del subsahariano negociando no pagar billete o menos del viaje a cambio de conducir el barco. Señaló que en estos casos, según testigos protegidos, gozan de mejores condiciones que el resto de los viajeros, no se quedan en las llamadas casas “tranquilas”, donde los migrantes esperan amontonados antes de emprender el viaje.

En cuanto a las condenas El Ministerio Público alega estos delitos, en el caso de que llegue la lancha o lancha con todos sus pasajeros Y no tienen problemas, suelen ser tres años y medio de prisión, pero las penas aumentan si pierdes y te dejas llevar por el peligro que conlleva, y cuando se producen muertes, se impone un año por cada asesinato sin sentido. El Ministerio Público ha intentado «rotar con más cuidado» para ser más justo en las penas que aplica: los que manejan estas góndolas ya no son responsables de la muerte de una persona que se tiró al mar porque no aguantó el trayecto , lo considera suicidio, ni si fue el que murió en la travesía es el dueño del negocio. García destacó que es difícil llegar a los responsables de la mafia porque «los capos no hablan y últimamente hasta en los juicios», pero que en ocasiones se logró detener a los funcionarios e incluso extraditar a los senegaleses de Marruecos a España.

.

Deja un comentario