Qué pasó con los «capos» de Farina.



Javier Rey era un casi desconocido en la industria audiovisual española cuando fue elegido para interpretar a Shito Minianco, una auténtica «celebridad»… aunque estuviera en el despiadado mundo del crimen. Hasta entonces, el noiés actor era poco conocido por sus breves, si no efímeras, apariciones en el elenco de diversas series de televisión y, si no otra cosa, especialmente por su personaje en la película “Kiki. El amor pasa» dirigida por Paco León. Hoy es uno de los protagonistas más buscados por los directores y productores españoles. En el mismo año estrenó dos películas, ‘La cima’ e ‘Historia para no contar’, y se ha convertido en un fichaje habitual de series de éxito. Quizá nos sorprenda consiguiendo un Goya más pronto que tarde. Shito Minyanco, en cambio, sigue donde estaba cuando se grabó y emitió «Fariña»: en la cárcel. Pues bien, de hecho, en febrero de 2018 fue detenido de nuevo en Algeciras, donde vivía en una prisión de tercer grado, y enviado a prisión tras ser acusado de liderar una trama que distribuía cocaína en Italia, Albania y Holanda, como así como el lavado de dinero. En estos momentos, con graves problemas de salud, cumple condena en las prisiones de Estremera. El que fuera el narcotraficante más notorio de España está a punto de cumplir 67 años y fue encarcelado por primera vez en 1983 a los 28 años. Javier y Cito nunca se han visto en persona: ni antes, ni durante ni, de momento, después de «Fariña».

Quien ya no podrá hablar con su personaje aunque quisiera (ni quiso ni quiso en la preparación del papel) es el actor vigués Antonio Durán «Morris». El ermitaño Manuel Charlín estaba libre cuando se filmó y emitió «Fariña». El «patriarca» de los charlines falleció el pasado Año Nuevo 2021 a consecuencia de un accidente doméstico en su domicilio de Cálago (Vilanova de Arousa) tras sufrir una caída doméstica y un golpe en la cabeza, aunque se cree que había sufrido un anterior ataque al corazón. . El líder espiritual del llamado «clan Charlin» fue condenado por lavado de dinero y narcotráfico entre finales de los 90 y principios de los 2000, pero tras su liberación a mediados de julio de 2010, siguió sumándose a la carpeta policial y judicial. . con más presuntos delitos. En los últimos meses de su vida, Manuel Charlín volvió a ser el centro de atención de los medios de comunicación después de que agentes de la Policía Local de Vilanova lo sorprendieran conduciendo un vehículo a motor, posiblemente con el carné suspendido. En 2018 ya fue denunciado por el mismo motivo, y estaba a la espera de que se resuelvan ambas causas penales. Sin embargo, el tema más delicado al que se enfrentaba el casi nonagenario era el juicio por presunto blanqueo de capitales en su contra y varios miembros de su familia. El fiscal pidió ocho años de prisión y una multa de 12 millones de euros. Para «Morris» Manuel Charlín sigue siendo, sin duda, su personaje más famoso, y eso es decir mucho en una carrera que abarca más de cuatro décadas de teatro, cine y televisión. En Galicia es una auténtica estrella y, en el cine español, se ha convertido en un clásico entre los actores de reparto. Este año se estrena su «Canallas». Daniel Guzmán y «La piedad» bajo sus órdenes Eduardo Casanova.

Ninguno de los tres hijos de Manuel Charlín «O Vello» se menciona por su nombre real en «Fariña». Sin embargo, a la actriz coruñesa Isabel NaveiraPilar en la serie, no es difícil encontrar similitudes josefa charlin. La hija mayor fue quien se hizo cargo del negocio familiar cuando su padre fue a prisión. Estuvo prófuga durante siete años y fue extraditada de Portugal en 2001. En 2003, Josefa fue condenada junto con otros miembros de su familia a 15 años de prisión por delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública. En 2012 quedó en libertad tras salir del centro penitenciario de Mansilla de las Mulas (León). Isabel Naveira no parece haber cambiado mucho desde su paso por «Fariña»: sigue apareciendo en series y de vez en cuando en producciones gallegas como «Néboa».

Fariña, en el teatro

A quien le van muy bien las cosas es a José Antonio Touriñánresponsable de la interpretación de un Paquito Charlín que nunca existió, pero no faltan los que buscan similitudes con uno de los hijos del patriarca, Manuel Charlín Pomares, que falleció el 12 de diciembre de 2019 en Vilanova de Arousa, Pontevedra, víctima de un cáncer. La trayectoria del hijo mayor de Manuel Charlín Gama estuvo marcada, como la de sus otros hermanos, por su relación con el mundo del narcotráfico. Con solo 18 años, fue arrestado por primera vez por un alijo de hachís. Una carrera que le llevaría a los tribunales en multitud de ocasiones y por la que fue condenado a 18 años de prisión, aunque la Corte Suprema de la Nación acabó absolviéndolo. En 2004 fue condenado por un alijo de hachís y tres años más tarde también fue condenado por blanqueo de capitales junto con su padre y tres de sus hermanos. El penúltimo de los capítulos por los que «Manolito» saltó a los medios se remonta a 2010, cuando fue detenido junto a otros miembros del clan gallego en la operación Repesca, por la que la familia Charlín había confiscado gran parte de sus inmuebles. . Fue puesto en libertad después de pagar la fianza.

En cambio, la carrera de Touriñán se ha disparado. En las dos últimas temporadas ha copresentado, junto a Marta Haza, ‘Rutas bizarras’, un programa de TVE en el que ambos recorren España en busca de los lugares más extraños de cada región. En el cine se le ha visto en películas como “Cuñados”, se ha revelado como monologuista y, sobre el escenario, y he aquí la curiosidad, protagonizando la versión teatral de «Fariña» con la que ha recorrido media España.

También sigue alternando monólogos con apariciones en series y películas. Carlos Blanco, el único de los actores que conoció a su alter-ego, Laureano Oubiña, con el que tiene evidentes similitudes físicas, quien le invitó a su casa a charlar con él, no en vano y ambos comparten comarca natal, O Salnés. Cuando salió al aire «Fariña», Oubiña estaba en tercer grado de prisión, ya estaba fuera de prisión. Sin embargo, fue objeto de una demanda contra Antena 3 porque la serie incluía una polémica escena en la que lo pillaban haciendo el amor con su mujer. Ester lago, Ya está muerto. Tras el éxito de «Fariña» decidió aprovechar la atracción mediática y escribir una autobiografía. Últimamente ha estado recorriendo Galicia vendiendo camisetas, sudaderas, mascarillas, plumíferos, zapatillas… y su libro memorial. Y no tiene reparos en posar, preguntado o no, con una camiseta en la que pone ‘Winston de batea’, el nombre del ‘negocio’ con el que se conocía el contrabando de tabaco rubio en la Galicia de los años setenta.

Otro personaje que no aparece por su nombre real en la serie, donde se le llama «Columbo», fue interpretado por Monti Castineiras. Mucho se especula con que su referente real sea Marcial Dorado, quien cumple los dos últimos años de su condena en semilibertad. Dorado cumplió una condena de diez años de prisión impuesta en 2009 por tráfico de estupefacientes, a la que se sumó otra en 2015 por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, imputada por blanqueo de capitales.

Después de todo, Vicente Otero Pérez «Terito»interpretado por manuel lorenzoYa había muerto en 1995, años antes de que se emitiera «Fariña». Mientras que Lourenzo, ya prácticamente retirado, es uno de los grandes del teatro gallego, tanto como actor como dramaturgo y director, además de pionero de las series producidas por Televisión de Galicia.

.

Deja un comentario