‘Radar Covid’ reporta solo el 1.7% de positivos después de cinco oleadas


Solo el 18% de los teléfonos móviles lo han descargado, según datos de la Secretaría de Estado de Digitalización. El gobierno ha gastado casi dos millones en aplicaciones para la pandemia.

La trazabilidad y la notificación de la exposición a las aplicaciones de covid-19 fue uno de los puntos fuertes de esta nueva norma. Hace un año, la falta de vacunas, la escasez de rastreadores manuales y el aumento de infecciones hicieron que el gobierno se apresurara a utilizar ‘Radar Covid’, una herramienta que alerta a los contactos de las personas infectadas sobre su posible situación de riesgo. Cinco oleadas más tarde, el fracaso se ha hecho evidente. No se descarga lo suficiente y su uso es bajo. Solo el 18% de los teléfonos móviles lo han descargado (7.568.305 personas), según datos de la Secretaría de Estado de Digitalización. Sin embargo, esto podría significar que alguien lo descargó más de una vez, lo eliminó o nunca lo usó. Para que la aplicación sea útil en el seguimiento de tareas, el gobierno dijo que se necesitaba una implementación mínima del 20%. Con esa cifra, defienden que sería posible reducir en un 30% el impacto de la enfermedad.

La aplicación, desarrollada por Indra (adjudicada con 1,7 millones de euros), fue probada con éxito en La Gomera en julio de 2020. Se eligió el sistema de Google y Apple basado en bluetooth. Con esta tecnología, los teléfonos inteligentes intercambian archivos alfanuméricos que se guardan en el terminal durante al menos 14 días. En el caso de que hagamos una prueba de Covid-19 y resulte positivo, nos proporcionarán un nuevo código de la GGD que debemos ingresar en la aplicación. Las personas que hayan sido contactadas recibirán un mensaje: «Ha estado cerca de una persona infectada». “El tiempo de exposición y la proximidad se evalúan para calcular el grado de riesgo. Ni la Autoridad Sanitaria, ni Apple ni Google reciben ningún tipo de información al respecto. Solo el usuario sabe que ha recibido una advertencia de exposición ”, explica Sergio López, ingeniero de ‘software’. No se ha indicado fecha ni lugar de posible contaminación. Tampoco se utiliza la geolocalización mediante GPS o antenas telefónicas.

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, admitió hace días en Business Insider España que la implementación del ‘Radar Covid’ falló por «un problema cultural», aunque asegura que «salvó 50.000 rastreadores». Al menos 7 autonomías han conectado la aplicación a su red sanitaria pero no han firmado el acuerdo bilateral definitivo (País Vasco, Navarra, Canarias, Andalucía, Extremadura, Cataluña y Cantabria).

El problema es que son muy pocos los positivos que denuncian su caso. Desde agosto del año pasado hasta la última semana de julio, de los 4 millones de contagios, solo un poco más de 69.000 casos se notificaron a través de la aplicación, lo que supone un 1,75%.

La vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño a finales de enero pidió un esfuerzo a las comunidades para informar a los españoles de la existencia de la app y sobre todo distribuir los códigos necesarios para que los infectados puedan reportar su positivo a la app y activarla. su sistema de alerta. Las cifras han bajado del 2,6% en noviembre, el mes en el que más se utilizó, al 1% en julio, donde los jóvenes fueron los principales contribuyentes al mayor número de contagios, según datos oficiales publicados por SEDIA.

Su baja utilidad se debe también a que no ha estado operativo en todo el territorio nacional al mismo tiempo. Madrid y Cataluña han retrasado la activación de la aplicación, a pesar de ser dos de las comunidades con mayor incidencia. Por ejemplo, los madrileños lo lanzaron el 8 de octubre tras realizar su propia prueba piloto. El argumento era que primero querían ver que sería útil para algo. La Generalitat fue la última en activarlo a finales del mismo mes.

Hasta la última semana de julio, el gobierno ha entregado 1.105.868 códigos a las comunidades autónomas. Sin embargo, no hay datos sobre lo que las comunidades han entregado a sus poblaciones y no todas han tenido el mismo ritmo de implementación. Solo Asturias supera el código del 4% introducido en cuanto a casos confirmados en la región. En el Principado, el total de positivos que han utilizado la app para avisar de su contagio es del 9,2%, en otros como Castilla León se mantiene en el 3,6%, Madrid el 3,1% o Andalucía en el 0,05%. Además, según las estadísticas de la propia aplicación, en Ceuta no se ha introducido ningún código, en Melilla solo tres, y en Extremadura 71.

.

Deja un comentario