REF, en defensa propia | Canarias7


Román Rodríguez

Durante la semana se confirmaron dos importantes recortes en los derechos de Canarias en diversas normativas que reducen la brecha presupuestaria con el resto del estado del 80% al 24%. Por un lado, cuando el Congreso de los Diputados dio luz verde para reducir la diferenciación fiscal en el sector audiovisual incluido en el texto de la Ley de Medidas para Prevenir y Combatir el Fraude Fiscal, a pesar de la negativa unánime del Parlamento de Canarias; además, presenciar las contradicciones de los diputados canarios de algunos organismos estadísticos que votaron en Cortes en sentido contrario a lo que sus partidos en Canarias habían defendido por unanimidad unos días antes. Por otro lado, tras la aprobación por el Consejo de Ministros del Real Decreto de Tributación de la Energía (sin informe previo, que es de obligado cumplimiento), que repite la misma reducción, lo que implica una vulneración de nuestra jurisdicción y falta de respeto institucional.

La REF no es un capricho ni un privilegio real, ni mucho menos un privilegio, aunque en muchos casos los dirigentes de diversas formaciones políticas estatales no lo comprenden, no lo conocen y simplemente lo desprecian. Desde Canarias, necesitamos hacer una pedagogía continua sobre lo que sucede antes de cada cambio de gobierno central. REF pretende dar respuesta a su insularidad, lejanía, especiales condiciones geográficas y escasez de recursos para promover la expansión económica y social de Canarias y compensar las dificultades asociadas a su condición de zona más remota. En su disposición adicional tercera, la Constitución reconoce su existencia para tres propósitos de acuerdo con la propia jurisprudencia de la Constitución: asegurar su existencia y evitar su derogación total o parcial sin reforma del Gran Carnet; Garantizar sus principios básicos y proteger el papel especial de la Comunidad de Canarias en su formación.

Este último aspecto se recoge en el artículo 167 del nuevo Estatuto de Autonomía, que establece que la REF «sólo podrá ser modificada de conformidad con lo dispuesto en la disposición adicional tercera de la Constitución previa informe del Parlamento de Canarias que, a Ser favorable, debe ser aprobado por dos tercios de sus miembros «. Añadiendo que si el informe de la Cámara de Canarias es desfavorable, la Comisión de Cooperación del Estado Canario bilateral continuará su reunión, iniciando negociaciones en ella para tratar de eliminar las diferencias», teniendo una necesidad urgente de enmendar el texto normativo propuesto «. El proceso se notificará al tribunal, el cual indica que si no se llega a un acuerdo en un plazo de dos meses, el trámite continuará y el caso presentado a la comisión bilateral será remitido al gobierno estatal o al tribunal. A partir de ahí, se seguirá tramitando el proyecto de ley o propuesta, incluyendo cambios y propuestas cuando sea necesario, o de acuerdo con los procedimientos habituales previstos por la normativa vigente.

La primera de las normativas relevantes es el proyecto de ley de prevención y control del fraude fiscal ya aprobado por el Congreso de los Diputados, que modifica el régimen económico y financiero de Canarias (REF) teniendo en cuenta las restricciones a las retenciones por inversión en Cine, audiovisual y artes audiovisuales y musicales celebrado en Canarias. Su puesta en marcha tiene como objetivo modificar una modificación a la Ley del Impuesto de Sociedades acordada el pasado mes de mayo, que dejaba este límite para Canarias en 5,4 millones de euros, incrementándolo de 3 a 10 millones para el resto del estado hasta que en el plazo de trece meses solo se incumpliera el impuesto diferenciación favorable a Canarias, pero nos pronunciamos en contra. Con la aprobación del proyecto de ley esta semana, el límite de deducción en las Islas se ha incrementado de 5,4 a 12,4 millones; pero eso es solo el 24% en comparación con el estado cuando la REF indica que debería ser del 80%, por lo que la cantidad debería alcanzar los 18 millones. La diferencia de impuestos en cantidad e intereses fue siempre del 80% hasta el 5 de mayo de 2020, cuando se modificó el impuesto de sociedades.

Violación y deslealtad.

El Parlamento de Canarias en su sesión celebrada el lunes 28 de junio, a solicitud del Senado y de conformidad con lo dispuesto tanto en la disposición adicional tercera de la Constitución como en el artículo 167 del Estatuto de Autonomía de Canarias, en base a un informe elaborado por el Ministerio de Hacienda del Gobierno de Canarias, emitido por unanimidad «[Informe desfavorable a] La redacción que figura en la disposición complementaria decimocuarta de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de modificación del régimen económico y financiero de Canarias, sección Cuarta de la disposición final primera del Proyecto de Ley de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal (…) , ya que no incluye, que el límite de deducción en Canarias debería ser un 80% superior al límite aplicable a todo el estado. ”A pesar de que emitió un informe tan desfavorable, aprobado por toda la Sala de Canarias, los juzgados , al contar con más apoyos que la mayoría calificada exigida por el Estatuto continuó para tramitar el proyecto de ley, y, además, la acción se apartó de la lealtad institucional que debe regir las relaciones entre las dos legislaturas.

Respecto a la segunda norma, el Real Decreto-ley 12/2021, de 24 de junio, por el que se toman medidas urgentes en materia de fiscalidad energética y en la producción de energía eléctrica, así como en la gestión de tasas regulatorias y tasas de uso, el Estado El Gobierno se limita a informar al Ministerio de Hacienda el mismo día de su aprobación por el Consejo de Ministros, pero en ningún caso requiere informe previo del Parlamento de Canarias. Así, sin respetar la garantía procesal reconocida tanto por la Constitución como por el Estatuto.

Una decisión política.

Ante la situación, el Consejo de Gobierno de Canarias sobre la base de un informe elaborado por el Ministerio de Hacienda, decidió el pasado jueves que el presidente del Ejecutivo Ángel Víctor Torres solicita solicitar de forma urgente a la Comisión de Cooperación Bilateral de Canarias . (REF), que reduce las retenciones en el sector audiovisual del 80% al 24% respecto a las que existen en el resto del estado, en virtud de la Ley Antifraude Fiscal. También hacer referencia a la modificación REF, que prevé la disposición final tercera del Real Decreto-ley de Tributación de la Energía, ya que se llevó a cabo sin informe previo del Parlamento de Canarias, sin respetar, respectivamente, la garantía procesal de reconocimiento por parte de Constitución y Estatuto de Canarias.

Con la misma preocupación, Nueva Canarias solicitó una reunión urgente con la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, al considerar que no se está implementando el acuerdo legislativo firmado en enero de 2020 (Marco de la Agenda de Canarias en las relaciones con el Estado en el período 2020 -2024.), Gracias a lo cual el Reino Unido votó por la inversión de Pedro Sánchez. Recordando en la carta los numerosos intentos de resolver el problema mediante dos enmiendas y diversas iniciativas para controlar el gobierno del diputado Pedro Quevedo; que se suman a los que ostentan el Ministerio de Hacienda, el Primer Ministro de Canarias y el Parlamento de Canarias.

Este es un problema político planteado por el Estado, desobedeciendo seriamente las órdenes de nuestra REF, eliminando unilateralmente el diferencial fiscal en las dos normas mencionadas, que para mayo de 2020 era del 80%. Entonces entendemos que las decisiones también deben estar en el espacio de las políticas, por el respeto y la lealtad institucional que nos faltó en estos casos. Esto es lo que queremos y lo que intentaremos ganar, sin excluir en los aspectos procesales de las áreas legales. Para defensa propia.

.

Deja un comentario