Reino Unido abre por vacaciones pero Canarias queda excluida por las restricciones españolas.


Fotografías de turistas británicos en un resort en Lanzarote. / carrasco

La ministra de Turismo, Yaiza Castilla, y empresarios insulares han exigido al Estado que elimine la necesidad de un doble calendario de vacunación para los británicos. Si no lo hacen, elegirán destinos como Egipto, Turquía o Grecia en lugar de islas, que están perdiendo actividad y empleo.

Silvia Fernández

El próximo martes 11 de febrero Reino Unido levantará la prohibición de viajar existente en el país.Para que las personas totalmente vacunadas no tengan que hacerse la prueba de covid al volver de sus vacaciones.

Los británicos esperan con ansias la llegada de la fecha a partir de la cual se prevé un viaje de regreso. Y llega justo unos días antes de las vacaciones del ‘half-term’ (entre el 19 y el 27 de febrero) que es como una semana blanca española para los ciudadanos del Reino Unido.

En circunstancias normales, la mayoría de estos viajes son a España y, sobre todo, a Canarias, el equivalente a un destino europeo en invierno. Sin embargo, las Islas Canarias quedarán excluidas a menos que el gobierno español tome medidas y elimine los requisitos impuestos a los viajeros del Reino Unido a partir del 1 de diciembre. Todos ellos, incluidos los niños de entre 12 y 17 años, deben tener doble calendario de vacunación para entrar en España.

Un requisito que deja a muchas familias, incluidos niños de esa edad, que no han tenido tiempo de vacunarse con dos dosis. La medida ha causado graves daños a las islas desde que se implementó en plena temporada alta.
Solo en diciembre, se cancelaron aproximadamente 100.000 reservas turísticas británicas.

La situación no solo amenaza con acabar a corto plazo con la temporada alta de la isla -que ya está perdida-, sino que hace temer a medio plazo para Semana Santa, mayo y junio.,
En comparación con otros destinos europeos como Grecia, Portugal, Bulgaria o Croacia, Requieren una prueba diagnóstica (prueba de antígeno o PCR) para ingresar al país pero no impiden el ingreso si no se sigue el patrón de doble vacunación. Si no se resuelve, Turquía y Egipto también van a recibir turistas naturales de Canarias.

Por ello, la ministra de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaziza Castilla, pidió ayer a la ministra de Sanidad, Caroline Carolina Darius, que tome cartas en el asunto y levante la prohibición. Lo cual está perjudicando severamente al sector turístico de la isla, su empleo y su economía.

En una carta enviada ayer a Castilla Darío, el primero pedía al segundo que considerara el «grave perjuicio» de la veda en las islas. Casilla es partidario de equilibrar el control de la epidemia y reactivar el sector turístico en Canarias. «Estoy esperando una respuesta», preguntó.

Los hoteleros de la isla se sumaron a la petición de Darius. «Necesitamos que Carolina Darío sea sensible con Canarias. Estas restricciones nos obligarán a perder el invierno y reducir el peso de las reservas para Semana Santa, mayo y junio», ha dicho Manguera, presidenta de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT). ). Eso critica que el estado no entienda que la temporada alta de las islas es ahora y que esta prohibición está teniendo graves consecuencias.

De hecho, muchos hoteles han decidido devolver a los trabajadores al ERTE, con ocupaciones cayendo entre el 35% y el 50% y ocupaciones en el rango. «La situación es muy grave y no se está tomando ninguna medida porque el embargo sólo afecta a Canarias».
George Marichal, presidente de Asotel y Sehat, pidió una «vuelta a la racionalidad» y que se descarte la medida.

.

Deja un comentario