Riesgo de pérdida de ingresos del municipio


A pesar del regreso a las ventas y operaciones en los últimos meses, las combinaciones desconfían del nuevo sistema.

Lejos de colapsar como consecuencia de la crisis, las actividades de compra y venta de viviendas siguieron aumentando el año pasado, y los ingresos del ayuntamiento aumentaron debido a los impuestos sobre las plusvalías. Lo mismo ha sucedido con el aumento de la herencia de los bienes del difunto un año después de la muerte por herencia y epidemia. En principio, este respeto debería reflejarse en los ingresos.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) para el mes de agosto, del total de 175,824 fincas remesadoras inscritas en el registro de la propiedad (de escrituras públicas anteriores), 97,224 fueron consistentes con ventas, un incremento anual del 41,8%. durante agosto de 2020. Combinado con otras 4.948 subvenciones y 39.021 herencias, registra un crecimiento del 10,7%.

Este surgimiento de operaciones invita a pensar en una mayor recaudación por parte del municipio. Sin embargo, los nuevos modelos de cálculo pueden tener el efecto contrario sobre los ingresos en muchas operaciones, especialmente las que se producen después del quinto año, cuando las tarifas máximas aplicables se han cobrado a continuación. Con normativas anteriores y que eran muy superiores para transmisiones de más de 20 años, por ejemplo.

Esto debería sumarse a la pérdida de ingresos debido a las exenciones para operaciones con pérdidas. Los técnicos del Ministerio de Hacienda estiman que, de hecho, los municipios perderán un mínimo de 78 millones de euros al año, especialmente aquellos que tuvieron un porcentaje de operaciones de cálculo de base imponible superior a los nuevos coeficientes máximos aprobados por ellos. El gobierno, porque ahora tienen que adaptarse al nuevo índice.

.

Deja un comentario