Rodríguez defiende asignación pública estable para bancos de alimentos


El vicepresidente de Canarias propondrá la continuidad de las subvenciones concedidas este año a cada una de las entidades provinciales

ISLAS CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, defendió hoy una asignación estable de los fondos públicos a los bancos de alimentos del archipiélago, de forma que les facilite la programación de sus actividades y les permita cumplir con los específicos demanda con la máxima eficiencia.

Rodríguez, que visitó hoy el banco de alimentos de Las Palmas, recordó que el ejecutivo autonómico ya está colaborando con estas instalaciones y que a la ayuda de 50.000 euros que la propia Vicepresidencia ha liberado para cada uno de los bancos de alimentos provinciales se sumará ahora otros 250.000 euros responsable del departamento de Derechos Sociales. Al mismo tiempo, destacó el esfuerzo del Cabildo de Gran Canaria por contribuir no solo económicamente, sino también con la aportación regular de los productos agrícolas locales.

«El gobierno ayuda a los bancos de alimentos, pero tiene que ayudar continuamente», dijo el vicepresidente, quien dijo que propondrá la continuidad de esta ayuda al Ministerio de Derechos Sociales el próximo año.

Rodríguez aseguró que tanto los bancos de alimentos como Cruz Roja o Cáritas realizan una tarea fundamental «porque van donde nosotros no vamos» y que necesitan un aporte de recursos suficiente y estable para llevar a cabo su labor.

El vicepresidente agradeció la ayuda que siempre brindan estas organizaciones a quienes más lo necesitan y en especial la labor de los voluntarios del Banco de Alimentos de Las Palmas, «en su mayoría jubilados que aprovechan al máximo para ayudar a los demás. Echan una mano».

Al respecto, Andrés Merino, vicepresidente de la organización, señaló que actualmente atiende a 37.900 personas, movilizando unos 500.000 kilogramos de alimentos al mes.

El número de beneficiarios ha aumentado de forma muy significativa meses después del inicio de la pandemia, especialmente en Lanzarote, y actualmente está disminuyendo. “En enero de 2020, sin una pandemia, atendimos a 20.000 personas; 42.000 en mayo de este año y ahora hay un ligero descenso ”, en línea con un inicio de recuperación económica.

Merino agradeció al vicepresidente su visita por ayudar a mantener la visibilidad de su trabajo y anunció que la Federación de Bancos de Alimentos abrirá una cuenta bancaria a nivel nacional para recolectar donaciones y comprar alimentos para los afectados debido a la erupción de La Palma.

.

Deja un comentario