Santa Brígida empezó a transformar el mamotret en un centro cultural cívico


El alcalde de Santa Brígida, Miguel Jorge Blanco, y el presidente del Cabildo, Antonio Morales, ayer en el denominado mamotreto. / C7

Tras el derribo de la primera planta y los bordes del inacabado centro comercial de Santa Brígida, la siguiente fase pondrá 450 plazas de aparcamiento

Patricia Vidanes Sánchez

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, visitó ayer el municipio de Santa Brígida para conocer el desarrollo de las obras de demolición realizadas en el denominado mamotreto, unas obras financiadas por el Ministerio de la Presidencia y con un coste de 450.000 euros. Se trata de una primera fase de actuación para que el inacabado centro comercial se convierta en un espacio de uso y disfrute de los ciudadanos tras 20 años de obras paralizadas, litigios y honorarios por valor de 20 millones de euros para Hacienda.

El alcalde de Satauta, Miguel Jorge Blanco, reconoció que “por fin está comenzando este espacio central del pueblo”, que tendrá una variedad de usos. Para que se lleve a cabo el proyecto final, se destruyen “las partes no aplicables al Plan General” a medida que se comienza a construir el proyecto final en su conjunto. Una gran plaza y un bulevar peatonal se abrirán a los vecinos. Comenzar un estacionamiento público subterráneo de dos pisos será lo primero que se haga realidad, incluso si el alcalde no quiere comprometerse con los plazos. Luego vienen los diferentes usos. El nuevo espacio central se hará cargo del mercado agrícola, que será todos los días; habrá un área de restaurante y espacio para instalaciones culturales y sociales.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Santa Brígida necesita financiación, que espera tener el Cabildo de Gran Canaria. En este punto, el presidente de la isla, Antonio Morales, aseguró que el Cabildo asistirá en la necesidad de «aportar a este municipio, dentro del importante desarrollo de la isla en su conjunto». Como ya lo ha hecho financiando «los trabajos de demolición que todos llamaron maravillosos, algo que es un shock enorme para el escenario y para el tamaño de un pueblo como Santa Brígida». Morales ha destacado que de los 450.000 euros destinados a demolición, ha añadido que “el Ayuntamiento ya ha aportado 50.000 euros del Cabildo para el desarrollo del proyecto del espacio comercial diáfano que rodea todo el espacio central”.

.

Deja un comentario